REAPERTURA DE LA DENUNCIA DE NISMAN CONTRA CFK: El tiro por la culata.

Compartí

El estilo de José Petrosino es farragoso y lleno de adjetivaciones, calificaciones y denuestos que hacen perder el hilo de sus razonamientos. A veces su antiimperialismo y antisionismo se tiznan de prejuicios acerca del judaísmo, desmereciéndolos. Lo mismo pasa con su modo arrabalero de nombrar a la ex presidenta (“la pingua”) y la insistencia moralista en que Nisman era “fiestero”. Sin embargo, Petrosino es un apasionado y desinteresado  estudioso de la mecánica de ambos atentados, y sus importantes aportes no pueden, no deben ser desdeñados, so pena de arrojar al niño junto al agua sucia. Por eso, Pájaro Rojo se atreve a peinar sus textos, depurarlos quitándole ripios y dejarlos, si no desnudos, con pocos afeites y abalorios. Y lo que aparece en ese trance siempre merece la pena.

En esta ocasión, Petrosino sale al paso de lo publicado hoy en La Nación por un Hernán Capiello, puesto a darle aire al inicuo juez Claudio Bonadio. En nuestro país hay poca memoria, por lo que es bueno recordar que Cappiello secundó siempre todas y cada una de las maniobras de encubrimiento coordinadas por el ex juez Juan José Galeano con el mismo entusiasmo, por ejemplo, con que lo hizo el banquero y entonces presidente de la DAIA Rubén Beraja. Por lo que, si la justicia funcionase como es debido, debería estar sentado junto a ellos en el juicio por el encubrimiento que se está realizando… casi en secreto. Claro que si Carlos Corach, que fue su cerebro consiguió -al menos hasta ahora- no estar en ese trance… ¿Qué puede esperarse?

Los dejo con Petrosino.

El tiro por la culata

 

POR JOSÉ PETROSINO

El hipercorrupto juez Claudio Bonadio se ha puesto al servicio de los sionistas de extrema derecha, de los buitres yanquis y de sus chirolitas locales, los cipayos del PRO. Pero todo este tilingaje antipatria se va a llevar un chasco soberano cuando se corrobore una vez mas la truchez insanable de la “denuncia” presentada por el fiscal Nisman contra la Presidenta CFK y su canciller, ya desestimada en las tres instancias judiciales que la revisaron (en total, nueve jueces federales y el fiscal De Luca). Pretender que el acuerdo con Irán para desbloquear ka causa AMIA, en una via muerta luego de 22 años de todo tipo de encubrimientos le fuera impuesto por Luis D’Elía y el ignoto Khalil es un disparate. Al igual que pretender que las conversaciones entre ambos constituyan la “prueba” de la supuesta conspiración.

El acuerdo se empezó a gestar en 2008 cuando la adminisTración Obama inició un acercamiento a Irán que culminó con el acuerdo nuclear del año pasado. Asi fue que en 2010, Obama le pidió a CFK que Argentina negociara con Irán, ya que ellos lo estaban haciendo en secreto. ¡Lo necesitaban! Para eso Obama envió a Buenos Aires a su principal asesor en proliferación nuclear, Gary Seymour.
Este dato demuele la ridícula acusación de Nisman que pretende reflotar Bonadio. Lo reveló la propia CFK el 28 de septiembre pasado y para que quedase claro que nadie podía contradecirla lo hizo en Nueva York. Vean los primeros diez minutos de esta entrevista.

 


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *