Rusia, furiosa por la protección de Monsanto por el gobierno de Obama

Compartí

La creciente desaparición de varias especies de pájaros y de ranas es palpable. Que el origen de la mortandad está en los agroquímicos, también. Que la persistencia en su utilización puede provocar hambrunas, es sabido. Pero no lo es que las abejas están desapareciendo a ritmo hiperacelerado, y que el fenómeno puede desencadenar una guerra mundial a corto plazo.

Escribe Montserrat Mestre: Argentina tendría que abrir el debate para empezar a liberarse de Monsanto y sus semillas transgénicas. Brasil también ha caído en brazos de Monsanto. China es capaz de comer cualquier cosa. Ojalá sea cierto que Putin los tiene tan bien puestos y presione porque el problema es muy grave y poca gente se da cuenta.

Red Voltaire compartió un enlace.

Rusia advierte a Obama con amenazas de guerra si no desmantela Monsanto

Se ha relevado que la última reunión entre el presidente de Rusia, Vladimir Putin,  y John Kerry, el Secretario de Estado de Estados Unidos tomó un torno extremadamente agrio por la protección sin límite que el presidente Obama otorgó a Monsanto. El dirigente ruso mostró una «extrema indignación» por el apoyo de un gobierno otorgado a las dos empresas de carácter privado (Monsanto y Syngenta) que difunden semillas y plantas transgénicas, lo que podría llevar a una apocalipsis genética y que está destruyendo la población de abejas. Esto lleva el mundo entero a hablar de una creciente «apocalipsis de las abejas» por culpa de Estados Unidos. El Kremlin advierte que si sigue este apoyo a las empresas transgénicas  «con toda seguridad» conducirá a una guerra mundial.

Según estas actas, publicadas el 13 de mayo 2013 en el Kremlin,  por el Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Federación de Rusia (MNRE), Putin estaba tan indignado por la negativa de la administración Obama a discutir esta grave cuestión que se negó durante tres horas a recibir a Kerry, que había viajado a Moscú en una misión diplomática prevista, pero luego cedió a fin de no provocar una ruptura aún mayor entre las dos naciones.

El centro de esta disputa entre Rusia y los EE.UU, según dice este informe del MNRE es la «evidencia indiscutible» que una clase de insecticidas neuro-activos químicamente relacionados con la nicotina, conocido como neonicotinoides, están destruyendo la población de abejas en todo el planeta, y que si no se controla, podría destruir la capacidad de nuestro mundo para cultivar suficientes alimentos para alimentar a toda la población.

Tan grave se ha convertido esta situación, según los informes del MNRE, que la Comisión Europea la semana pasada instituyó una prohibición cautelar de dos años (que comenzará el 1 de diciembre de 2013) para estos pesticidas «matadores de abejas» siguiendo el ejemplo de Suiza, Francia, Italia, Rusia, Eslovenia y Ucrania, todos los cuales los habían  prohibido previamente.

Dos de los neonicotinoides más temidos que van a ser prohibidos son Actara y Cruiser hechos por Syngenta AG, gigante suizo de plaguicidas y empresa de biotecnología  creadora de semillas transgénicas, que emplea a más de 26.000 personas en más de 90 países y ocupa el tercer lugar en ventas mundiales totales en el mercado comercial de semillas agrícolas.

Este informe dice que es importante tener en cuenta que Syngenta, junto con otros gigantes de la biotecnología  como Monsanto, Bayer, Dow Chemical y DuPont, ahora controlan casi el 100% del mercado mundial de pesticidas para los organismos genéticamente modificados, o sea las plantas y semillas transgénicas.

También el informe continúa destacando que en 2012, Syngenta fue acusado penalmente en Alemania por ocultar el hecho de que el maíz modificado genéticamente estaba matando el ganado, y recibió  una demanda en los EE.UU. por 105 millones de dólares después de que se descubrió que había contaminado el suministro de agua potable de unos 52 millones de estadounidenses en más de 2.000 distritos con su herbicida atrazina.

Tan asombrosamente espantosa es esta situación que el MNRE ruso dice que se puede leer en el informe publicado en marzo pasado por la American Bird Conservancy (ABC) que advirtieron que todo nuestro planeta está en peligro:

«Como parte de un estudio sobre los impactos de la clase de insecticidas más ampliamente utilizados en el mundo, llamados neonicotinoides, la American Bird Conservancy (ABC) ha pedido la prohibición de su uso como tratamiento de semillas, la suspensión de todas las solicitudes pendientes y  una revisión independiente de los efectos de los productos en las aves, invertebrados terrestres y acuáticos, y otros animales salvajes.

«Es claro que estos productos químicos tienen el potencial de afectar las cadenas alimentarias enteras. La persistencia en el ambiente de los neonicotinoides, su propensión a la filtración  y la infiltración de las aguas subterráneas, y su modo acumulativo y en gran medida irreversible de la acción en los invertebrados plantea problemas ambientales significativos «,
dijo Cynthia Palmer, co-autora del informe y Directora del Programa de Pesticidas de ABC, una de las organizaciones de conservación de aves más importantes del país.

La ABC encargó la investigación al toxicólogo Dr. Pierre Mineau, un especialista ambiental de renombre mundial. El informe, de 100 páginas, «El impacto de los insecticidas más utilizados de la nación sobre las aves», revisa 200 estudios sobre los neonicotinoides, incluyendo las investigaciones de la propia industria,obtenidos a través de la Ley de Libertad de Información de EE.UU.. El informe evalúa el riesgo toxicológico para las aves y los sistemas acuáticos e incluye extensas comparaciones con los plaguicidas más antiguos que los neonicotinoides han sustituido. La evaluación concluye que los neonicotinoides son letales para las aves y para los sistemas acuáticos de los que dependen.

«Un solo grano de maíz recubierto con un neonicotinoides puede matar a un pájaro cantor», dijo Palmer. «Incluso un pequeño grano de trigo o canola tratadas con el més antiguo neonicotinoides – llamado Imidacloprid – pueden envenenar fatalmente un pájaro. Y tan sólo la décima parte  de una semilla de maíz neonicotinoide recubierto por día durante la temporada de desove es todo lo que se necesita para afectar a la reproducción «.
El nuevo informe concluye que » los niveles de contaminación con neonicotinoides en las aguas superficiales y subterráneas en los Estados Unidos y en todo el mundo ya están más allá del umbral suficiente para matar a muchos invertebrados acuáticos. «

Rápidamente después de este informe condenatorio, el MRNE dice que un gran grupo de apicultores estadounidenses y ambientalistas demandaron al gobierno de Obama por el uso continuado de estos neonicotinoides y afirma: «Estamos llevando a la EPA (Environment Protection Agency) a los tribunales por no proteger a las abejas de los pesticidas. A pesar de nuestros mejores esfuerzos para avisar a la agencia sobre los problemas planteados por los neonicotinoides, la EPA sigue haciendo caso omiso de las señales de advertencia claras de un sistema agrícola en problemas «.

Y lo peligroso que se ha convertido el sistema agrícola mundial es, realmente, debido a estas plantas modificadas genéticamente, los plaguicidas y sus semillas, continúa este informe, como  se puede ver en la propuesta de la UE de la semana pasada, después de la prohibición de los neonicotinoides, en el que se proponen criminalizar prácticamente todas las semillas y las plantas no registradas en la Unión Europea, en el que se puede leer que Europa quiere volver a los buenos tiempos (para la agricultura) de   1939, 1940.

Una nueva ley propuesta por la Comisión Europea haría ilegal»crecer, reproducir o comerciar «las semillas de hortalizas que no han sido» probadas, aprobadas y aceptadas «por una nueva comisión de la UE bajo el nombre de «Agencia de la UE de obtenciones vegetales.»

Se llama la Ley de reproducción material de Plantas y trata de poner al gobierno a cargo de prácticamente todas las plantas y semillas. Incluso los jardineros que cultivan sus propias plantas a partir de semillas no reguladas serían considerados criminales por esta ley «.

Este informe del MRNE ruso señala que a pesar de que esta acción de la UE puede parecer draconiana, es sin embargo necesaria para purgar el continente de la contaminación continuada de estas «monstruosidades de semillas» creadas genéticamente.

Lo más desconcertante de todo esto, dice el MRNE, y que dio lugar a la ira de Putin con  los EE.UU., han sido los esfuerzos de la administración de  Obama para proteger los beneficios de los productores de pesticidas por encima del daño catastrófico que  están haciendo al medio ambiente, y como The Guardian detalla en un artículo del pasado  2 de mayo titulado EE.UU. rechaza la alegación de los insecticidas de la UE como principal razón del colapso de colonias de abejas, que dice:

«La Unión Europea votó esta semana una suspensión de dos años para una clase de pesticidas, conocidos como neonicotinoides, que se ha asociado con el colapso de las abejas. El informe del gobierno de EE.UU., por el contrario, encuentra múltiples causas para el colapso de las abejas «.

Para conocer  la razón «verdadera» de la protección que da la administración de Obama a estos gigantes biotecnológicos que están  destruyendo nuestro mundo- dice el MRNE-  se puede ver el informe titulado «¿Cómo Barack Obama se hizo hombre de Monsanto en Washington?» que en una parte dice:

«Después de su victoria en las elecciones de 2008, Obama llenó puestos clave con la gente de Monsanto, en las agencias federales que ejercen una fuerza tremenda en temas de alimentación, el USDA y la FD. En el USDA, colocó de director del Instituto Nacional de Agricultura y Alimentación a Roger Beachy, ex director del Centro Danforth Monsanto. Como comisionado adjunto de la FDA, -el nuevo defensor  de la inocuidad de los alimentos manipulados genéticamente-  puso al infame Michael Taylor, el ex vicepresidente de política pública de Monsanto. Taylor había sido crucial para conseguir la aprobación de la hormona de crecimiento bovino de ingeniería genética de Monsanto «.

Lo que es peor, después de que Rusia suspendió la importación y el uso de un maíz modificado genéticamente de Monsanto, después de un estudio que sugiere un vínculo con el cáncer de mama y daño orgánico, el pasado septiembre, Russia Today informó sobre la respuesta de la administración Obama:

«La Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó en silencio una adición de último minuto a la Ley de Asignaciones Agrícola de 2013 la semana pasada – incluyendo una disposición que protege las semillas genéticamente modificadas de litigios ante los riesgos sanitarios.

La ley, que se conoce oficialmente como la provisión para el seguro de los granjeros, ha sido ridiculizado por los opositores al lobby biotecnológico como la «Ley de Protección de Monsanto», ya que despojaría a los tribunales federales de la autoridad para detener de inmediato la siembra y venta de organismos genéticamente modificados (OGM ) independientemente de cualquier problema de salud de los consumidores.

La disposición, también denunciada como una «ley de biotecnología,» debería haber pasado por los comités de Agricultura o Constitucionalidad para su revisión. En cambio, no se celebraron audiencias, y el texto era evidentemente desconocido para la mayoría de los demócratas (que tienen mayoría en el Senado) antes de su aprobación como parte del HR 993, la ley de financiamiento de corto plazo que se aprobó para evitar un cierre del gobierno federal .

El 26 de marzo, Obama firmó en silencio esta «Ley de Protección de Monsanto» garantizando así que el pueblo estadounidense no tenga ningún recurso contra este gigante de biotecnología que enferma decenas de millones de personas, muchos de los cuales seguramente acabarán muriendo en lo que este informe del MRNE llama el mayor apocalipsis agrícola en la historia humana. El 90% de la población de abejas silvestres en los EE.UU. ya ha desaparecido y hasta el 80% de las abejas domésticas han muerto también.


Compartí

Deja un comentario