Compartí

Ahora que el kirchnerómetro (ver abajo) confirmó que lo soy todavía más que Kunkel y mientras estoy con una sonrisa de oreja a oreja a causa de la paliza que le pegó el ministro Randazzo a la oposición mediática (al periodista de Clarín solo le faltó llorar) y a la constatación de que Cristina tenía unos 400 mil votos más que los computados, les dejo este texto crítico. Les aclaro, por si hace falta, que Cachorro fue compañero de cárcel e íntimo amigo de mi hermano Luis.

Las principales deudas del Consejo del Salario

Hugo "Cachorro" Godoy (secretario General de la Agrupación Germán Abdala de la CTA de la provincia de Buenos Aires)

Este viernes 26 de agosto, el gobierno convocó a sesionar al Consejo del Salario Mínimo y el Empleo. Y pongo hincapié en la fecha porque, una vez más, este ámbito tan importante para definir las políticas de ingreso en nuestro país es convocado luego de que prácticamente ya se han cerrado todas las discusiones paritarias.

En efecto, ello ha ocurrido tanto en el ámbito privado como estatal, y por lo tanto a esta altura del año la influencia de las definiciones que se adoptan en ese ámbito se relativizan seriamente.

El Consejo del Salario Mínimo tiene una importancia fundamental, porque es el ámbito que debe fijar de manera común y con estadísticas confiables el valor de la Canasta Básica, que lamentablemente en la Argentina sigue sin fijarse porque no hay voluntad del gobierno ni de los empresarios a que el Consejo adopte una resolución.

El no establecer el valor de una Canasta Básica dificulta claramente definir con seriedad el valor del salario mínimo, como así también la posibilidad de discutir con elementos objetivos y confiables el valor de los salarios en las distintas instancias de las paritarias. Por lo tanto, esta es una carencia fundamental que solamente puede ser explicada en el sentido de que el valor que se establezca en el Salario Mínimo tiene para quien gobierna una importancia relativa.

No así para los miles y miles de trabajadores que hoy tenemos un salario promedio de 1900 pesos, cuando la canasta básica, según los cálculos realizados por los especialistas de nuestra Central de Trabajadores de la Argentina, se encuentra en alrededor de 5500 pesos.

Por esta razón y en base a este cálculo, es que nuestra Central ha presentado una propuesta, un reclamo al gobierno nacional, para que el valor del salario mínimo sea establecido en 2700 pesos. Y rechazamos absolutamente la metodología que en los últimos dos años ha adoptado el gobierno nacional en acuerdo con la CGT y las entidades empresarias (ya sea la UIA, la Sociedad Rural, la Federación Agraria, porque en esto se ponen de acuerdo) por la que el valor del salario mínimo no sólo está por debajo de las cifras necesarias para atender las necesidades de un trabajador soltero sin carga de familia, -que es el valor relativo que debe establecer-, sino que además lo vienen dando en cómodas cuotas.

En tres cuotas fue el año pasado, con lo cual no solamente se estableció un valor inadecuado, sino que en la práctica es menor aún, en un tiempo donde tenemos los niveles de aumentos de precios que tenemos. Y necesario es decirlo, aumentos que se elevan en una mayor magnitud fundamentalmente para el rubro alimentación y vestimenta, que son los elementos de uso principales de la canasta de consumo de los trabajadores con bajos ingresos, por lo que la situación se hace aún más grave y oprobiosa para el trabajador.

Por estas razones es que la posición que desde nuestra CTA hemos presentado ante el Consejo del Salario es que el valor sea de 2700 pesos y se establezca de manera inmediata. Pero que, fundamentalmente, el Consejo del Salario resuelva y establezca el valor de una Canasta Básica, porque es allí hacia donde deben avanzar la discusión de los salarios para que se establezcan condiciones de equidad y de justicia en este tiempo.

Donde la Argentina sigue creciendo a tasas del 8 y 9%, pero la realidad de los trabajadores no se condice con ese crecimiento, y el enriquecimiento se concentra en sectores minoritarios de la sociedad argentina, fundamentalmente vinculados a empresas multinacionales.


Compartí

Deja un comentario