SIRIA-ENROQUES. Damasco dejá pagando a Obama

Compartí

Esta nota es del mismo día y del mismo medio que la anterior. Cosas veredes, Sancho. La diplomacia de países como Siria, Rusia e Irán es a mi juicio mucho más solvente que la de Estados Unidos, que nombra a sus embajadores de acuerdo a su chequera. Por supuesto, EEUU ya contestó que no piensa acordar nada con Damasco y se arroga el derecho de volar por los cielos de Siria cómo y cuando se le de la gana. Pero mes a mes se hunde más en el descrédito ideológico, haciendose acreedor a aquella famosa frase que Miguel de Unamuno dijo a uno de los generales del Estado Mayor del Generalísimo Franco: "Venceréis pero no convenceréis!. De eso, precisamente, trata la próxima nota (es decir, la de más arriba)  

El avance del grupo extremista EI provocó no solo alarma en la región sino insólitos alineamientos: Irán y Al Assad aliados de Washington

El gobierno sirio acepta colaborar junto a EE UU contra los yihaidistas

El canciller de Siria advirtió, sin embargo, que si Obama decide intervenir sobre territorio sirio deberá actuar en concordancia con Damasco. Irán dijo al grupo EI que tiene un límite y es un posible ataque a mausoleos chiítas.

El gobierno sirio acepta colaborar junto a EE UU contra los yihaidistas

Coordinación – El titular de Relaciones Exteriores sirio, Al Muallen, quiere combatir a islamitas radicales con Obama – Foto: AP

TIEMPO ARGENTINO

En el marco de una extraña conjunción que ya sumó a los extremos de Estados Unidos e Irán, ayer se plegó Siria a la decisión de trabajar junto con Occidente, su enemigo, en la lucha contra las milicias del Estado Islámico (EI). El anuncio del ministro de Relaciones Exteriores de Damasco, Walid al Muallem, tiene sin embargo un claro límite: las acciones conjuntas contra el EI sólo se darán siempre que la comunidad internacional respete al gobierno de Bashar al Assad.

La propuesta siria estuvo dirigida a Estados Unidos y el Reino Unido. Al Muallem dijo que Siria está dispuesta a "colaborar con los países de la región" –en lo que pareció una referencia a Irán– y con la comunidad internacional, pero cada actuación en Siria debe ser "coordinada con nuestro gobierno y cualquier intervención sin nuestro consentimiento será considerada un acto de agresión. El gobierno sirio se reserva el control de las acciones que se lleven a cabo en su territorio".

Hasta ahora, las potencias occidentales siempre se plantearon acabar con el gobierno de Al Assad, pero ante la nueva realidad abierta por la furibunda ofensiva de la milicia islámica, la semana pasada Estados Unidos no descartó ejecutar bombardeos aéreos contra los enclaves del EI en Siria, en momentos en los que ya está atacando al grupo sunita en el noroeste de Irak.

En esa línea, el jefe del Estado Mayor estadounidense, Martin Dempsey, señaló ayer que su país actuaría en Siria si viera que el EI está preparando ataques contra Estados Unidos o Europa, "algo que no es el caso actualmente". Al mismo tiempo, el vocero de la Casa Blanca, Josh Eearnest, señalaba en Washington que el presidente Barack Obama sigue indeciso en la decisión de  ordenar eventuales bombardeos sobre las posiciones del EI en Siria.

La comparecencia de Al Muallem, que acusó además a Qatar y Turquía de apoyar al extremismo islámico, se produce un día después de que el EI tomase el control del estratégico aeropuerto militar de Al Tabka, en el noreste de Siria, algo que confirmó el ministro. Como es habitual cuando las tropas regulares huyen, para evitar los enfrentamientos con las milicias, los soldados se retiran hacia el desierto, en el oeste, abandonando armas y municiones.

Tras los ataques lanzados este fin de semana por el EI, volvió a aumentar significativamente el número de combatientes que se unen al grupo sunita. Sin citar el origen de sus informaciones, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos –una entidad basada en Londres, desde donde organiza las campañas mediáticas contra Al Bashar– aseguró que entre el sábado y el domingo se unieron al EI unos 300 hombres procedentes de otras milicias opositoras sirias.

En este contexto, Irán advirtió ayer al EI que no ataque mausoleos chiitas en Irak. "Esa sería nuestra línea roja", advirtió el ministro del Interior, Abdolreza Rahman Fazli, después de que el presidente iraní, Hassan Rohani, asegurara en una sesión de gabinete que en ese caso Irán también intervendría militarmente en Irak. Los mausoleos de Ali y Hussein, primero y tercero imanes chiitas, se encuentran en Nayaf y Kerbala, en el sur iraquí. Año a año, millones de iraníes peregrinan a ambas ciudades, pese a los peligros que implica para su seguridad.

Vuelos de reconocimiento

El Departamento de Defensa de Estados Unidos está planeando vuelos exploratorios en Siria, con el posible fin de llevar a cabo eventuales ataques aéreos contra la agrupación extremista Estado Islámido (EI), informó el The Wall Street Journal citando a altos funcionarios estadounidenses.

"El Pentágono se prepara para llevar a cabo vuelos dereconocimiento sobre Siria", dijo un alto funcionario norteamericano a la publicación.

"No hay aún ninguna decisión acerca de ataques, sino con el fin de contribuir para tomar tal decisión, se quiere obtener lo más posible conocimientos de la situación", continuó la fuente. Los vuelos de exploración ya podrían comenzar pronto y no se pedirá autorización al gobierno sirio, según los voceros.

La iglesia alemana, por armas

La Iglesia Católica alemana sorprendió ayer al anunciar su apoyo al polémico envío de armas que el gobierno de la canciller Angela Merkel prevé hacer a las milicias kurdas del norte de Irak para enfrentar el avance del Estado Islámico (EI). "Las medidas militares, incluyendo el envío de armas a una de las partes, no pueden ser nunca un medio de la política de paz y seguridad", señaló la Conferencia Episcopal, pero "en determinadas situaciones no puede descartarse mientras no haya disponibles otras posibilidades de actuar de forma menos violenta para evitar violaciones a los derechos humanos o el exterminio de un grupo étnico".

Los obispos recordaron que tanto los cristianos como los yezadíes en Irak "corren riesgo de ser exterminados en los territorios dominados por las milicias terroristas mediante conversiones forzosas, expulsiones y asesinato".  El gobierno de Merkel tomará en los próximos días la decisión definitiva de enviar armamento a los kurdos en el norte de Irak, rompiendo un tabú alemán desde la posguerra, al armar a una parte en conflicto que además no es un Estado. El envío, rechazado por la mayoría de la población en los sondeos y criticado por la oposición, se debatirá en una sesión extraordinaria del Parlamento el 1 de septiembre.

Los prelados consideraron en su declaración que los países tienen "el deber legal de reaccionar activamente contra un genocidio y la responsabilidad de defender a muchas personas que están amenazadas por graves crímenes".


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *