SORPRESA: la patronal mediática está enojada con Juntos por el Cambio

El idilio entre Magnetto y Carrió en crisis: él le propina coscorrones, pero sigue blindando a Macri, un delincuente polimorfo. Falta HRL, que tiene que poner más pauta.

POR HUGO MULEIRO / COMUNA

Columnistas de Clarín, La Nación e Infobae coincidieron en los últimos días en lanzar reproches encendidos y advertencias a Juntos por el Cambio por sus disputas “patéticas” y su “desorden”, por entender que ponen en riesgo el regreso al poder político en 2023.

Estos esfuerzos editoriales no le quitan espacio al trabajo incansable por una devaluación inmediata, que es dada por inevitable en gran cantidad de artículos, como primer resultado de un acuerdo del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional, para que ganen los exportadores y pierda la población.
La división del variopinto arco derechista en el Congreso, con bloques, sub-bloques y mini-bloques, confirmada el lunes por el grupo que responde a Martín Lousteau, es descripta como una inconducta. Los “análisis” reparten culpas en varios dirigentes, con una dosis llamativa a la siempre protegida Elisa Carrió, pero hay uno que queda a salvo de los reproches: Mauricio, que es Macri.

Era así hasta ahora, pero…

Aunque algunos reproches son altisonantes, la crítica no llega a tener profundidad e incluso se ensayan tonos comprensivos, como el de Van der Kooy en Clarín, que tipeó que las rencillas se deben a la “horizontalidad”, a que no hay un “único líder”, aunque destaca el “peso objetivo” de Macri. En esa descripción, no menciona “peso” alguno de Rodríguez Larreta, evidencia de que el alcalde debe aún invertir mucho más para comprar el apoyo del Grupo Clarín a su candidatura presidencial.

El viernes La Nación le dedicó dos artículos de fondo a la cuestión. También Jacquelin se enfoca en Larreta: “su influencia, su autoridad y su liderazgo siguen en proceso de desarrollo”. Y tras condenar el internismo de los radicales, la emprende contra Carrió por su “histrionismo y desparpajo”, su “llamarada de oratoria y dedo acusador”.

Con los mismos fines, Berensztein le avisa a Juntos por el Cambio que le facilita el trabajo al peronismo, con un paralelismo desopilante: dice que falla igual que la oposición venezolana en sus embates para desplazar al chavismo. El aviso final es contundente: no hay espacio para la división con vistas a 2023.

En la misma línea se movió el ex funcionario macrista Ricardo Carpena en Infobae el domingo: peleas, tironeos y codazos dan un “patético cuadro a la sociedad”, se exhiben “de manera impúdica” y con ello se “corroe” la recuperación del poder. También en esta nota Carrió recibe coscorrones.

Nada de esto distrae el trabajo de fondo respecto de la definición de la política económica para los próximos años, en lo que la referencia unánime es el acuerdo con el FMI y la primera consecuencia “inmediata e inevitable”: devaluación. Para ese objetivo hubo maniobras, títulos y comentarios en torno de la “corrida” de los depósitos en dólares, la insistencia diaria en las reservas del Banco Central, que se dan por fatalmente agotadas, y la metralla sobre los índices que, como el “riesgo país”, son instrumentos del poder financiero internacional para condicionar a los gobiernos.

¿Podrá evitar el Gobierno la devaluación?, preguntó Infobae en espacio de gran visibilidad. Yebra en La Nación diagnosticó el domingo que el Presidente tiene que poner “orden”, lo cual se consigue solo con un plan avalado por la “comunidad internacional”.

Cuando la delegación enviada a Washington aún no había aterrizado, Clarín dijo que el FMI “objetó” la propuesta de Guzmán. Luego, en el artículo firmado por Burgo, los que objetan son economistas locales, las fuentes inspiradoras permanentes del Grupo. Sin embargo, en la misma edición Van der Kooy escribió que “se ignora qué plan” presentó el ministro.

Macri no sólo fue protegido en las críticas sobre las internas de Juntos por el Cambio, sino también respecto de su procesamiento bajo el cargo de espionaje a familiares del ARA San Juan. “Persecución política”, “influencia ultra K”, “fallo cantado”, “pruebas rústicas” son definiciones publicadas para encubrir al ex presidente.

También en el ámbito judicial, se anuncian con llamativa claridad las represalias en preparación por el sobreseimiento a Cristina Kirchner en la causa Hotesur, así como en las del memorándum con Irán y dólar futuro. Una de ellas será, anuncia con entusiasmo Morales Solá en La Nación, la declaración de inconstitucionalidad que la Corte Suprema comunicará en breve respecto de la reforma del Consejo de la Magistratura aprobada por ley en 2006, a iniciativa de la entonces senadora. El objetivo es reducir la incidencia del Congreso en su composición, en beneficio de instituciones de la corporación judicial.
Asimismo, confía plenamente en que la Cámara de Casación revertirá los fallos referidos a la Vicepresidenta y, con singular descaro, celebra que si hay paridad en la votación para la presidencia de esa cámara, el que desempatará será Gustavo Hornos, el asiduo visitante de Macri.

Y en eso llegó Ómicron

Según las primeras presunciones científicas, pendientes de confirmación, las poblaciones que recibieron la mayor variedad de vacunas tendrán posibilidad de buena protección ante esta variante del virus. Si esto es así, Argentina puede tener cierto optimismo. ¿Cómo presentar lo que parece una buena noticia cuando uno teclea bajo órdenes de hacer una oposición inflexible? La solución la encontró Sigal, de Clarín: el país aplica ocho marcas de vacunas a raíz de la sucesión de fracasos gubernamentales. Lo que es la ciencia…

Comentarios (2)

  1. Eduardo

    La película se llama ” La danza del acuerdo ”
    Y trata sobre TODA una dirigencia Cipaya y Cobarde. Y trata también sobre la ecuación paradójica : el que ganó perdió y el que perdió ganó. Objetivo final : Confusión
    nacional y popular y documentación de la Deuda fraudulenta.

    Responder
  2. Eduardo

    JxC se unirá una vez que FdeT haya firmado con el FMI y allí irá por el poder.
    Con lo que se deduce que la firma con el FMI será el epitafio del FdeT.
    ( Dios nos proteja ! )

    Responder

Responder a Eduardo Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: