SORPRESA: Sitios progresistas como “Anfibia” y “Cosecha Roja” reciben financiación de la NED, un tentáculo de la CIA

La CIA financia medios “progres” en Argentina

Para quienes creen que todo lo anterior es historia y/o sucede en latitudes lejanas, la Agencia Paco Urondo (APU) publicó una impactante nota que demuestra como los servicios de inteligencia de los Estados Unidos ponen dinero en medios progres como Cosecha Roja y la Revista Anfibia, de la Universidad Nacional de San Martín. Ambos dirigidos por un excelente periodista, Cristian Alarcón. Los íntimos vínculos entre la NED (National Endowment for Democracy – Funmdación Nacional para la Democracia) y la CIA ya fueron abordados extensamente por Pájaro Rojo hace una década.

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida.

Transcribo la nota:

Los vínculos de Revista Anfibia y Cosecha Roja con una polémica fundación norteamericana

La fundación Nacional para la Democracia, ligada al Departamento de Estado, financia a la Asociación Civil Cronos que creó Anfibia y Cosecha Roja. Textos contra Cuba y “formación” de periodistas en la isla.

.

POR SANTIAGO GÓMEZ (Desde San Pablo)

Un usuario de internet buscaba a quién financia la polémica fundación Nacional para la Democracia (NED su sigla en inglés), siempre ligada a operaciones norteamericanas en todo el mundo. Encontró que la Asociación Civil Cronos recibió US$80.000  (clickear para ver la confirmación de NED sobre el pago) para formar periodistas cubanos para que cubran “la violencia y crisis en la pandemia Covid-19”. La asociación es responsable de la creación de la Revista Anfibia, junto con la Universidad Nacional de San Martín, y el portal Cosecha Roja. Según declaró el expresidente Rafael Correa a Página/12 la NED es una agencia de la CIA que financia organizaciones no gubernamentales y fundaciones para desestabilizar a los países de la región.

El usuario de Twitter Diego Fernando Gutiérrez, analista de política internacional, publicó en sus redes que buscó información en la NED para saber a quién financiaron durante el 2020 en relación a Cuba y se encontró con la Asociación Civil Cronos. Cuando buscó qué era esa institución descubrió que es la responsable por Anfibia y Cosecha Roja. Conforme describen en el portal CronosLab.org: “Anfibia existe gracias al apoyo de la Universidad Nacional de San Martín y el programa Lectura Mundi”. Entre las alianzas que Cronos mantiene, según informa en su portal, mantienen vínculos con la Open Society Fundation, creada por George Soros. La Open Society Fundation ha sido denunciada por su apoyo en las revueltas en Ucrania y por el financiamiento de grupos para desestabilizar al gobierno cubano.

 

De acuerdo a la información publicada en el sitio de la NED el objetivo de la financiación a la asociación civil responsable por Anfibia y Cosecha Roja es “mejorar la capacidad del periodismo independiente cubano para cubrir diferentes ángulos de violencia y crisis en la pandemia Covid-19 y sus secuelas, y fomentar lazos más fuertes entre los periodistas independientes cubanos y sus contrapartes en el resto de América Latina. La organización desarrollará una serie integral de capacitaciones en línea sobre periodismo que sean relevantes para un contexto de crisis. El programa reunirá a participantes de Cuba y otros países de América Latina para fomentar la colaboración, utilizando diferentes estilos y medios innovadores”.

El CEO de la NED es Damon Wilson, quien trabajó en el Consejo Nacional de Seguridad de los Estados Unidos como director de asuntos del centro, este y norte de Europa, para “apoyar la democracia en Ucrania”. Según informa en el portal de la NED Wilson fue un asesor del presidente entre 2007 y 2009 para ayudar en el avance de una Europa libre y democrática y enfrentar las agresiones de Rusia.

Sorprende que una revista vinculada a una universidad pública del conurbano bonaerense se preste a recibir financiamiento de un organismo ligado al Departamento de Estado, que financia organizaciones para interferir en la realidad de otros países con el argumento de fortalecer la democracia.

Todavía nos restregábamos los ojos con la noticia, pero Conrado Yasenza, alma mater del sitio La Tecl@ Eñe, hizo algo mejor se puso en contacto con los responsables de la edición de Anfibia y Cosecha Roja, CronosLab, a quienes les preguntó sobre su financiamiento. Curiosamente, la nota resultante no fue publicada en La Tecl@ Eñe, sino nuevamente en APU, cuyo editor ¿José Cornejo? la presentó informando prudentemente que ambos medios recibían dinero de “fundaciones vinculadas a las altas esferas del gobierno estadounidenses” y que Yasenza destaca que “CronosLab es el establishment formando ‘periodistas independientes'”.

También el título escogido fue prudente, ya que hay abundante bibliografía acerca de los vínculos entre la NED (National Endowment for Democracy) y la CIA. La posta estuvo en la ilustración, que tambièn utilizamos aquí.

Transcribimos:

Sobre Anfibia, Cosecha Roja y la NED, una fundación ligada al departamento de Estado

 

 

POR CONRADO YASENZA

El director de La Tecl@ Eñe, Conrado Yasenza, buscó respuestas del grupo Cronos, editor de Anfibia y Cosecha Roja, sobre “Una narrativa anfibia acorde a tiempos de excesivo pragmatismo financiero neoliberal”.  Curiosamente, no encontré la nota de Yasenza en La Tecl@ Eñe sino en APU.

La transcribo:

Hoy recibí por correo una interesante nota de la Agencia Paco Urondo: Los vínculos de Revista Anfibia y Cosecha Roja con una polémica fundación norteamericana, escrita por Santiago Gómez, donde el autor nos informa que un usuario de internet,  Diego Fernando Gutiérrez, analista de política internacional, encontró que la Asociación Civil Cronos que edita las revistas Anfibia y Cosecha Roja recibió US$80.000 de la Fundación para la Democracia (NED por sus siglas en inglés) para formar periodistas cubanos para que cubran “la violencia y crisis en la pandemia Covid-19”. Ambas publicaciones dependen de la Universidad Nacional de San Martín, afirma el autor de la nota.

“El CEO de la NED es Damon Wilson, quien trabajó en el Consejo Nacional de Seguridad de los Estados Unidos como director de asuntos del centro, este y norte de Europa”, agrega Gómez.

La nota despertó mi interés y decidí comunicarme con CronosLab para averiguar un poco más. Recibí una contestación en modo comunicado de prensa. Copio:

“Todos los financiadores y alianzas de Cronos (Cronos es una Asociación Civil que hoy se dedica a la formación de periodistas y al periodismo a través de dos medios: Anfibia y Cosecha Roja) pueden consultarse acá: https://cronoslab.org/alianzas/. Son públicos. Del mismo modo que son públicas todas las actividades que hemos realizado.

“Cada periodista que hemos formado, es periodista. Lo mismo cada editor. Cada docente de los cursos o programa de formación es un maestrx del oficio o un referente. Anfibia, Cosecha Roja, como hoy Cronos, están comprometidos desde siempre con la búsqueda de un mejor periodismo y con la independencia periodística.

“Las convocatorias a programas de formación, la cantidad de alumnxs, la producción, son parte de un trabajo integral que pretende transformar el periodismo de América Latina. Periodistas cubanos -que desde una mirada progresista y democrática han creado medios independientes- han participado de programas de formación y producción de contenidos.

“La UNSAM no participa puntualmente de este programa de formación que recibe financiamiento de NED. El vínculo de UNSAM con Cronos es exclusivamente a través de la edición de la revista Anfibia.

“Con respecto al vínculo de Cronos con Open Society Fundation, Cronos ha formado más de cien periodistas de medios importantes de todo América Latina con un proyecto financiado por OSF. En la última edición, la formación estuvo dedicada a directores de medios.

“Y con cada ‘aliado’ o financiador de los que figuran en la web -NED, OSF y tantos otros- hemos tenido o tenemos proyectos en marcha vinculados a la formación o producción de contenidos periodísticos.”

Ante esta respuesta, pregunté: “Algo que agregar sobre lo nodal de la nota de APU: Sorprende que una revista vinculada a una universidad pública del conurbano bonaerense se preste a recibir financiamiento de un organismo ligado al Departamento de Estado, que financia organizaciones para interferir en la realidad de otros países con el argumento de fortalecer la democracia y generar proyectos comunicacionales que formen periodistas independientes”.

Respuesta: “Todo está dicho en lo que te mandé”.

Volví a preguntar, citando a Rafael Correa, a su vez citado en la nota:

“Según declaró el expresidente Rafael Correa a Página/12 la NED es una agencia de la CIA que financia organizaciones no gubernamentales y fundaciones para desestabilizar a los países de la región.”

Respuesta: “¿La CIA?”, y emoticón de risa.

Hice varias preguntas más:

“Encontré una nota de Anfibia dónde se posicionaban de modo más contundente sobre la injerencia norteamericana en la región a través de Ned y otras fundaciones”.

Respuesta vaga … No hay mucho más.

“¿No hubo un cambio editorial en Anfibia con relación a la región, especialmente Cuba y con relación al populismo?; ¿Tienen una posición más contundente con relación a Ned y la injerencia de EEUU. en la región a través de fundaciones y ONG’s?”

Respuesta a la última pregunta:

La posición contundente es la autodeterminación de los pueblos.

Lo seguí intentando: “¿Cuáles son específicamente los proyectos financiados por Ned en Anfibia sobre Cuba?”

Respuesta: Formación de periodistas.

Insistí: “¿Cuál sería la postura sobre Cuba por ejemplo? La de Ned es clara, es un régimen, una dictadura. ¿Podés responder en tu texto algunos de estos interrogantes?”

Respuesta: La finalidad del proyecto de formación/producción que se hizo con NED es la misma que se hizo con otros financiadores en otros proyectos: se trabaja en formato de talleres, se busca mejorar las producciones, trabajar sobre la calidad del trabajo periodístico.

Nada.

Volví a preguntar: “¿Cuál sería la calidad y rigurosidad periodística si cuesta tanto dar una posición sobre Ned? ¿Qué financia, y para qué y quién?”

Respuesta: Eso que lo respondan Ned o OFS (Open Society Fundation, creada por George Soros) Insisto con algo: los financiadores, aliados, socios, los nombres pueden cambiar según el proyecto, según qué tipo de alianza, etc., están ahí. El 100% de las actividades son públicas, se publicitaron, se convocaron, se contaron casi en tiempo real en las redes, las producciones que salen de esos talleres también son públicas. Después, si se quiere cuestionar quién financia, está bien. Lo que nos importa resaltar es que en cada proyecto el objetivo siempre es el mismo.”

Repregunté nuevamente: “¿Y cuál es el objetivo, hay que entenderlo en abstracto, escindido de la función de Ned como fundación con injerencia en la región?”

De nuevo: Proyectos periodísticos, de formación y algunas producciones periodísticas.

Desistí con un breve texto: “Da la impresión de que no se puede hablar en profundidad del vínculo con NED y OFS. Bueno, no vamos a avanzar. Esperaba otro tipo de respuestas y no casi un comunicado de prensa.”

Me inquietaba este tema y ahora me preocupa más. No pude obtener nada en profundidad; y este hecho intranquiliza por los medios que estamos leyendo, en algunos casos, muy ingenuamente. Los lectores de Anfibia, si son rigurosos y atentos, deberían hacerse estas preguntas, como con cualquier medio, que debe responder por sus alianzas financieras, si hablamos de una verdadera democracia.

Al parecer, de Anfibia no se puede hablar. En la consulta, Cronos tenía el casete puesto con el tema de formar periodistas independientes que respeten la autodeterminación de los pueblos. Si la NED y la OFS financian Anfibia y sus proyectos periodísticos no creo que estas fundaciones dejen de lado su accionar injerencista contra gobiernos populares de la región, más allá de las buenas intenciones de formación de profesionales rigurosos que Cronos alega. Es llamativo el prestigio que han construido cubriendo problemáticas como la minería, el extractivismo o las diversidades sexuales a través de una narrativa que se apoya en defender la democracia, la libertad y los DD.HH., con proyectos financiados por fundaciones que se vinculan con el departamento de Estado y que se preocupan por la calidad del periodismo y la democracia en la región. Preocupa también la construcción de una cultura de la corrección política que opera sobre un lector autodenominado progresista, preocupado por demandas afines a este posicionamiento, pero complacientes con no preguntarse por el origen de la financiación de proyectos de comunicación y formación de periodistas que hoy están cubriendo las demandas sociales en Cuba.

¿Se puede dejar de lado los intereses de NED y la OFS que presentan a Cuba como una dictadura?

Lo mismo puede aplicarse a Venezuela, Bolivia o Perú, o incluso a Argentina. Preocupa además porque Anfibia es una revista que edita la Universidad de San Martín, universidad pública. Aunque en las respuestas que Cronos me dio en forma de comunicado de prensa, aclaran que a la Universidad no la financia la NED ni la OFS.

Arrojo un posicionamiento personal: CronosLab (Anfibia, Cosecha Roja) es el establishment formando “periodistas independientes” con dos fines claros: el más banal, hacer del periodismo una carrera exitosa, una promesa de periodismo y prestigio, y la segunda, crear una nueva narrativa desde la cual generar un sentido común alineado a la estandarización en clave corrección política de conceptos como independencia, democracia, periodismo independiente y DD.HH. Claro, también está la cobertura “independiente” de los procesos de cambio que vive la región.

En definitiva, una narrativa anfibia acorde a tiempos de excesivo pragmatismo financiero neoliberal, con una interesante pátina de formación periodística que permea mucho entre les estudiantes de las universidades públicas del conurbano, que ven en Anfibia un modo moderno de hacer periodismo independiente.

………..

Comentario de Pájaro Rojo: nos gustaría escuchar/ leer a Cristian Alarcón (foto).

Cristian Alarcón, prestigioso director de ambas publicaciones.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: