SUBTES. “Es evidente que Macri es un idiota”, dijo María Eugenia Estenssoro

 La candidata de la Coalición Cívica aclaró que juzga al Jefe de Gobierno de acuerdo a sus propios valores y parámetros y que “es evidente que Mauricio “Macri es idiota” al iniciar hoy una conferencia de prensa en la que el legislador Sergio Abrevaya realizó una pormenorizada crítica de la política de transportes públicos del gobierno porteño.
Luego de disculparse por haber llegado tarde a causa de una manifestación del Partido Obrero en reclamo de un aumento generalizado de salarios que cortó totalmente el tránsito por la 9 de Julio a la altura del obelisco que dijo que, la obligó a apearse e ir caminando hasta la cava del Cafe Querandí, donde se celebró el miércoles la rueda de prensa de la CC, Estenssoro enunció que “La gente cada día viaja peor porque el transporte está cada vez peor. Tenemos un plan que aprobamos en 1999 y 2001 de todos los subtes que hay que hacer, y los construimos a razón de 1,6 km. por año mientras Santiago de Chile lo hace a 14 km. por año”.

Y preguntó retóricamente: “¿Que somos nosotros, idiotas que no podemos construir 15 km. por año?” Luego de un breve instante de silencio que acrecentó la atención de los presentes –entre quienes se destacaba el diputado nacional Fernando Iglesias–, la cejijunta diputada-candidata continuó diciendo: “Nosotros tenemos que construir por lo menos lo que hicieron los chilenos, 44 km. en tres años. Resolverle el problema a la gente. Pero para eso hay que romper el clientelismo, hay que saber contratar, hay que saber construir, hay que saber dirigir, hay que saber administrar, no se puede seguir anunciando y anunciando…”.

Acto seguido, comenzó a proyectarse detrás de ella una parte del debate en TN entre los candidatos a la jefatura de gobierno de la CABA en las elecciones del 2007 , Mauricio Macri, Jorge Telerman y Daniel Filmus. Y fue Macri, quien ganaría aquellos comicios, quien verbalizó aquel mismo parlamento, palabra por palabra.

El público estaba todavía con la boca en “o” como si asistiera a una buena función de fuegos artificiales, cuando la candidata, que años ha fue periodista, se despachó con un “Es evidente que Macri es idiota porque su gobierno es el que menos subtes construyó. Solamente 300 metros de tuneles en cuatro años. Las estaciones que inaguró estaban casi terminadas cuando Mauricio Macri llegó al gobierno. Evidentemente no pudo o no quiso romper con el clientelismo, no sabe contratar, no sabe construir, no sabe dirigir y no sabe administrar. Y esto a pesar de que la Legislatura lo autorizó a contraer una deuda de 300 millones de dólares en el año 2009 a una tasa del 12,5%, dinero que no utilizó para construir subtes. En fin, que Macri no supo ni quiso ampliar la red de subterráneos”.

“La propuesta de la Coalición Cívica es mejorar el transporte público, especialmente el transporte bajo tierra, para desalentar el uso del automóvil particular”, concluyó, dándole paso al diputado porteño Sergio Abrevaya, “quién más ha hecho en esta materia en la ciudad de Buenos Aires”.
5 x 1
Las grandes ciudades del mundo no resuelven el problema del transporte por arriba, sino por abajo”, arrancó Abrevaya, quien señaló que cualquier ciudad que pueda equipararse a Buenos Aires tiene “cinco veces más subtes, no menos de 200 km. de subtes”.

Abrevaya señaló que mientras el diagrama de colectivos “que tiene 60 años de antigüedad” fue creciendo hasta llegar a los 5,5 millones de pasajeros mensuales, los ferrocarriles transportan 1,2 millones, “los subtes están en 800 mil, casi lo mismo que hace 20 años” mientras cada vez hay más autos, hasta completarse “casi nueve millones de viajes diarios” por la ciudad.

“Si ustedes los dejan arriba, no pueden llegar de la 9 de julio hasta acá (cinco cuadras), si ustedes lo resuelven abajo, pueden llegar en subte o utilizar el resto de los transportes públicos, que son complementarios”, agregó.

“¿Qué pasó por abajo? Decimos que Macri hizo nada más que 300 metros de nuevos túneles porque resolvió la parte que faltaba de la línea H, que en Caseros y Jujuy estaba inundada desde la gestión de (Aníbal) Ibarra”, recordó.

“Me pueden decir que también inaguró las estaciones Puán y Carabobo -continuó- en noviembre de 2008. ¿Cómo hizo para inagurarlas tan rápido? Pudo hacerlo –se respondió–porque éstas estaciones ya estaban hechas, prácticamente terminadas. Faltaba resolver el empalme y la señalización entre las nuevas y las viejas estaciones de la línea A. Y aunque terminó la estación Echeverría de la línea D, no la pudo inagurar porque Monroe, así como las dos restantes de la línea A, requieren cocheras dónde guardar las formaciones, de manera que todas las mañanas los subtes puedan salir a hacer su recorrido con alguna frecuencia”.

“Este es el presupuesto de Macri -continuó señalando un gráfico-. Si se fijan en el año 2008, el presupuesto votado antes de que él asuma, le adelantó 75 millones a dos constructores para una obra que frenó en el 2009. En el 2008, los legisladores de la Coalición Cívica le pedimos a Macri que aumentara el presupuesto y Macri respondió lo mismo que había dicho en campaña : ‘Si a mi no me dan un crédito, no es que no lo subo, es que lo bajo, no le giro plata a SBASE’.  Y como igual lo forzamos a ponerlo en el presupuesto, en febrero de 2009 nos dijo: ‘Aunque esté en el presupuesto yo no le voy a dar plata al subte’.”

Abrevaya agregó que así fue y la única plata que el gobierno de Macri le giró al subte, “porque no le quedaba otra”, fueron los aproximadamente 100 millones provenientes de “la vieja ley nacional que recauda fondos de patentes, de la sobretasa que va con el ABL de los vecinos que viven cerca de una estación nueva”.

Puntualizó seguidamente que aún con 100 cien millones, lo que se le dio a SBASE fue “el 0,70 del presupuesto”, lo que hizo que “el 2009 fuera el año más bajo en inversión en el subte”, un agujero que “no se puede subsanar únicamente con plata. Hace falta tiempo y plata, porque cuando se frena la construcción de los subtes, al retomarla todo te sale más caro y demoras más tiempo”.

“Ese año perdido, el 2009, dicen los expertos, redunda en una demora de tres años para recuperar el tiempo perdido”, remató, antes de seguir analizando los problemas del tránsito y el transporte terrestre. Pero esa es otra (parte de la misma) historia.
J.S.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: