TERRORISTAS CON ALGUNA EXPERIENCIA SE REQUIEREN en Balcarce 50 y/o Gelly y Obes 2289

El gobierno amarillo necesita con urgencia un enemigo violento, y como no lo encuentra, parece dispuesto a fabricarlo. El presidente Macri está paranoico, acaso por la mala conciencia de saber que las medidas que ha descerrajado sobre la población, especialmente el tarifazo y dejar que los precios de los alimentos se vayan a las nubes (para el escandaloso enriquecimiento de grandes productores y supemercadistas) y su ministra de Seguridad, la renegada Patricia Bullrich, se desvive por encontrar algún vestigio de terrorismo islámico que justifique sus desbordes operísticos con gendarmes enmascarados y armados hasta los dientes. Ella y otros muchos funcionarios del gobierno tienen siempre en la punta de la lengua la palabra “terrorismo” como si fuera un mantra o una jaculatoria. Comenzó la vicegobernadora Eugenia Vidal cuando desdeñando la residencia platense del jefe de gobierno bonaerense, se refugió en una base aérea dejando claro que teme a la policía bonaerense. Ahora dijeron sin la menor prueba (y con TN mintiendo alevosamente) que kirchneristas de la Villa 31 atentaron contra el Presidente en Mar del Plata… pero solo hay un video de un policía tirándole una piedra a los manifestantes y el jefe de la repartición desmintió taxativamente tamaña especie, pero no importa: ya está la vicepresidenta Gabriela Michetti, cada vez más acorralada por su imposibilidad de explicar las grandes sumas de dinero que guardaba en un placard de su casa en el momento de asumir, diciendo desde fuera del país que le han dicho que la han amenazado verbalmente… Si hoy en Mendoza y en un acto de homenaje al general José de San Martín Macri fue recibido por globos negros que se elevaron llevando un cartel que decía “persona no grato”, no será de extrañar si algún funcionario hace hincapié en que el negro es el color del ISIS.
Mientras violentan las oficinas de Guillermo Moreno, entran a la casa de Cinthya García y le roban sus computadoras y apuntes, fajan a los jubilados en Villa Pueyrredón y a la jueza que declaró ilegal el tarifazo le aparece una granada en su casa, y arrecian las amenazas contra sindicalistas (ver, debajo de todo, el comunicado del SUTEBA que acabamos de recibir). Y los periodistas adictos al gobierno (o al dinero de su aliado hasta ahora dominante, Magnetto) encabezados por Jorge Lanata, aprietan, amenazan desembozadamente a los cortesanos, especialmente a su presidente, con deschavarlos, con carpetazos, si es que no convalidan lo que es manifiestamente ilegal: aumentos de más del 500 por ciento sin ninguna explicación, soslayando la obligación constitucional de realizar audiencias públicas donde escuchar los reclamos y pareceres de los ciudadanos.
En este contexto, Pájaro Rojo invita a leer la última noticia, aparecida hoy en el blog de La Alameda, y seguidamente a leer, digerir y extraer conclusiones de Argentina y el terrorismo, una columna de Gabriel Tokatlian (un experto en política internacional, profesor de la Universidad Di Tella).
En el ínterin Pájaro Rojo recomienda no caer en la trampa de aceptar invitaciones a bailes de disfraz y a vestirse de negro con turbante y luengas barbas, como degolladores del ISIS, porque es casi seguro que la Pato Bullrich aprovechará la volteada. Ya ha tratado de pasar por terroristas a unos muchachos -bastante pelotudos, por cierto- que de aburridos quisieron hacer una broma por internet.

Primero, la última amenaza conocida (de la que Gustavo Vera responsabiliza a un Stiuso que “responde a los intereses de un grupo en los Estados Unidos que forma parte del partido de la guerra”) y después la medulosa nota de Tokatlian.

“Apriete” a la fundadora de La Alameda para que Vera retire la denuncia contra Stiuso

17 08 2016

Tamara Rosenberg junto a Bergoglio

Tamara Rosenberg junto a Bergoglio

La causa que inició la Alameda contra Antonio Stiuso trajo sus consecuencias, ya que el martes por la noche “apretaron” a la fundadora de La Alameda, Tamara Rosenberg, con el objetivo que el legislador Gustavo Vera desista de continuar con la causa.

El martes por la noche, en Parque Avellaneda, Tamara fue seguida por un automóvil cuando se encontraba a cuatro cuadras de su casa y casi al llegar a su vivienda -cerca de la comisaría 40 de la Policía Federal- un sujeto armado le robó solo la cartera.

Asimismo y casi al mismo tiempo, desconocidos forzaron y rompieron la puerta del garaje de la Fundación La Alameda, que se encuentra en el mismo barrio y muy cerca un domicilio del otro.

“Me bajé del colectivo ayer a la noche cuando volvía de estudiar y en la calle Laguna y Primera Junta (a una cuadra de Av. Eva Perón) vi a un hombre en actitud rara por lo que me crucé de vereda. Pero cuatro cuadras adelante justo en la esquina de Laguna y San Pedro me esperaba el mismo hombre para apuntarme con un arma. A los gritos pedí ayuda pero no lo intimidé. Me roba el bolso con un libro, apuntes, mi celular, y documentación personal”, contó Rosenberg.

portc3b3n

Enseguida añadió: “Este hombre luego se subió a un auto color negro, marca Ford Focus (patente FDH 800), que manejaba otra persona. En esa esquina justo está el domo del Gobierno de la Ciudad. Luego del apriete disfrazado de robo me fui a la Comisaría 40 que queda a dos cuadras donde dejé asentado que ayer por la mañana la organización a la que pertenezco denunció penalmente a Raúl Othacehé ex intendente de Merlo por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero. Pero esto en la comisaría no lo quisieron transcribir”.

“Hoy a las 8.30 de la mañana al llegar a La Alameda veo que barretearon el portón del garage (Lacarra 728). Es surrealista porque había un policía de la Federal parado al lado y dijo que no había visto nada. Él llegó a las seis de la mañana y en toda la noche no hubo custodia. O sea no cumplen con la orden judicial de custodiar nuestra sede luego de reiterados atentados”, remarcó la víctima.


Tamara explicó que este miércoles fue “con el abogado de La Alameda a la fiscalía a cargo de Paula Azaro” y se encontró con la triste novedad de que allí “no tenían la denuncia porque no la elevaron de la comisaría 40”.

La amenazada Tamara, Gustavo Vera y el entonces cardenal Bergoglio. bergo-muy-buena

“Mañana vamos a presentar las fotos del portón, que se investigue la chapa del auto, pediremos el domo y denunciaremos la relación con la causa ‘Stiuso y Othacehé’”, agregó Rosenberg.

El “apriete” disfrazado de asalto se produjo el mismo día en el que Vera junto al intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, presentaron una denuncia contra el ex jefe comunal de ese distrito, Raúl Othacehé por “defraudación, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero”.

Si bien todo puede hacer apuntar a Othacehé y su grupo delictivo, el legislador afirmó que todo fue llevado a cabo por el mismo ex agente de la SIDE, Stiuso, quien mantiene relaciones estrechas con Othacehé.

Es que el diputado de Bien Común fue citado para presentarse este miércoles en tribunales por la denuncia que inició contra Stiuso y su esposa María Cecilia Rossero; el secretario de Finanzas de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI, ex SIDE), Juan José Gallea (ex director Grupo 23); el empresario Matias Garfunkel, y el abogado Dario Richarte.

El plan de Stiuso era fácil: apretar a la fundadora de La Alameda, violentar una puerta de la Fundación y Vera, amedrentado, se presentaba este miércoles para dejar sin efecto la denuncia.

Pero nada de eso ocurrió, porque el presidente de La Alameda sigue adelante con la causa, se presentó ante el juez Ariel Lijo -el que lleva adelante la causa contra Othacehé- para detallar lo ocurrido y pedirle custodia de la Policía Metropolitana para Rosenberg.

Detalles de la presentación de Vera en un juzgado federal

La causa en la que Vera denunció a Situsso quedó en poder del Juzgado Criminal y Correccional Federal número 9 del doctor Luis Osvaldo Rodríguez, de quien Vera sostuvo que es padrino de la hija de Javier Fernández, que a su vez es operador del mismo Stiuso.

“Todo queda entre amigos”, dijo Vera.

En tanto, el fiscal es Carlos Stornelli, muy allegado al ex comisario de la Policía Federal Claudio Lucione, quien fue denunciado por el diputado de la Ciudad junto a otros uniformados por la recaudación de prostíbulos y que luego de su salida de la fuerza terminó como subjefe de la custodia del plantel de Boca, un escalón abajo de Stornelli.  

El presidente de La Alameda recibió una citación judicial de parte de los imputados tanto en la Legislatura como en la misma ONG, en el que lo obligaban a asistir en audiencia a los tribunales, ya que de otra forma lo harían por medio de la fuerza pública, cuando ese tipo de cuestiones se producen ante varias negativas de asistencia y en este caso era la primera.

yanzon2

Rodolfo Yanzón

Al arribar al Juzgado, Vera entró a una oficina de dimensiones chicas, pero se le prohibió hacerlo con su abogado, Rodolfo Yanzón.

Sin embargo, al entrar al lugar se encontró con los cuatro letrados de los imputados (Stiuso, Gallea, Richarte y Garfunkel) y sin la presencia del magistrado.

Cuando el legislador de Bien Común vio el expediente notó que dentro estaba sólo su denuncia, la ratificación de la misma y algún que otro detalle básico, pero que no se había empezado a investigar a los imputados de los servicios de inteligencia.

stiuso-garfunkel-richarte-y-gallea-1

Stiuso, Garfunkel, Ricahrte, Gallea.

Consciente de que era parte de una apretada, Vera  pidió ver cómo había avanzado la causa y no se la dejaron ver, al tiempo que uno de los abogados pedía saber si toda la denuncia la había escrito o no el mismo presidente de La Alameda, cuando ese hecho tiene un valor irrelevante y ni siquiera está obligado a responder.

Enseguida otro letrado pidió que Vera diera detalles de la causa que había iniciado cuando todos los pormenores estaban en el archivo.

En tanto, el abogado de Stiuso Santiago Blanco Bermúdez fue el que más intercambió diálogo con un Vera que usaba frases incisivas. “Lo felicito doctor, recusó a todos los jueces que le pusieron hasta que le tocó un amigo”, arremetió Vera, mientras el letrado respondió: “Si un juez falla a favor es imparcial y si falla en contra es parcial”.

La “apretada o aviso” de los abogados de los servicios terminó y al retirarse del tribunal, Blanco Bermúdez se puso a hablar con el legislador porteño y le remarcaba la inocencia de Stiuso en la causa.

En un momento determinado apareció una periodista y Vera, además de saludarla, se lo presentó como: “El abogado de mi enemigo”.

Fue entonces que el abogado le respondió “querrá decir su adversario”, pero el diputado fue más allá y remarcó: “No es mi adversario es mi enemigo. Él responde a los intereses de un grupo en los Estados Unidos que forma parte del partido de la guerra”.

“El de su defendido es un partido que quiere y pregona por la guerra cuando el papa Francisco aboga por la paz en el mundo y yo estoy del lado de Francisco. Por eso es mi enemigo”, cerró el diálogo Vera.

………….

La Argentina y el terrorismo

POR JUAN GABRIEL TOKATLIAN

La mayoría de los especialistas y observadores de la política internacional de la Argentina ha señalado, con razón, que la palabra-tema más recurrente en los discursos, pronunciamientos y comunicados, adentro y afuera, del gobierno del presidente Mauricio Macri es inversiones. La diplomacia actual parece orientada, prioritariamente, a lograr recursos externos; capital, deuda, créditos, para apalancar el crecimiento en un delicado escenario interno. Al comienzo de la administración de Cambiemos parece haber un marcado énfasis en las relaciones económicas externas. Esto no es, sin embargo, una novedad. Al inicio de las respectivas presidencias de Raúl Alfonsín, Carlos Menem, Fernando de la Rúa, Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner se debió hacer frente a complejas y graves dificultades socio-económicas y la atención principal se ubicó en superarlas mediante el respaldo económico externo. A través del logro de inversiones productivas, el acceso al mercado financiero, la reprogramación de la deuda, el impuso a las exportaciones y la negociación con los acreedores multilaterales y privados, entre otros. De modos bien diferentes, pero con propósitos similares, todos los gobiernos de la reciente democracia argentina entendieron que sin una mínima base material la política internacional se debilita, el país pierde influencia regional y el discurso mundial se torna retórico. Algunos enfatizaron la diplomacia económica en una clave de autonomía –ganar márgenes de maniobra en el futuro y procurar cambios en el orden internacional–; otros en una clave de aquiescencia –lograr dividendos inmediatos sin cuestionar el orden existente–.

También, cada gobierno acompañó el despliegue económico externo con un acento político singular. En el caso de la administración actual, ese acento está definido por la palabra-tema terrorismo. Si bien el presidente Macri no la mencionó en su alocución inaugural del 10 de diciembre de 2015, en 2016 se la repite, él y su gobierno, de manera persistente. En su viaje al Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, en enero de este año, Macri manifestó su interés en reforzar las relaciones con Estados Unidos: allí, en una conferencia de prensa, afirmó que “estamos listo para trabajar juntos” con Washington en temas como “el terrorismo”. A raíz de la visita al país del Primer Ministro de Italia, Matteo Renzi, el 16 de febrero, Macri expresó: “Además hay una agenda, Matteo, que se impulsa en el mundo de la cual queremos ser parte, que es la lucha contra el terrorismo”. Días después, el 22 de febrero, durante la visita del Presidente de Francia, Francois Hollande, Macri destacó la disposición de “trabajar juntos en la lucha contra el terrorismo”.

El 1 de marzo, en el contexto de la apertura de sesiones del Congreso, mencionó el interés de la Argentina de ser parte de la “solución de cuestiones globales” tales como “la pelea contra el terrorismo”. El 15 de marzo en la apertura del Congreso Judío Mundial en Buenos Aires, dijo que “la vuelta de la Argentina al mundo es para sumarse a todas las batallas”; entre otras, “la lucha inclaudicable contra el terrorismo”. También en marzo, y a raíz de la visita del Presidente Barack Obama, y según el comunicado oficial “Estados Unidos ayudará a desarrollar la capacidad de autoridades del orden público de Argentina, lo que incluye la asistencia del Departamento de Justicia con relación al terrorismo y al financiamiento del terrorismo en la región de la Triple Frontera”. El 30 de marzo durante la Cumbre de Seguridad Nuclear efectuada en Washington, Mauricio Macri aseveró que “los esfuerzos internacionales para terminar con el flagelo del terrorismo no son suficientes”.

En mayo, efectivos argentinos participaron en Perú de los ejercicios Fuerzas Comando 2016 auspiciados por el Comando Sur: uno de los programas incluyó el Distinguished Visitor Program enfocado a tópicos como “el combate contra el terrorismo”. En mayo también, y en el marco del 206 aniversario del Ejército, Macri sostuvo: “Necesitamos que las fuerzas armadas se adapten a las demandas y requerimientos del siglo XXI, primero ayudándonos a nuestra política exterior, participando en misiones de paz… como también necesitamos que trabajemos juntos contra las amenazas del terrorismo”. A su vez ese mes y mediante el Decreto 656/2016 del 6 de mayo, e invocando la necesidad de que la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) maximice y optimice “sus capacidades para enfrentar con la mayor eficacia posible el fenómeno cada vez más intrincado de los delitos complejos como lo son, dadas sus particulares especificidades: el terrorismo, el narcotráfico”, entre otros, convirtió en secreto todo el presupuesto de la AFI. Asimismo en mayo, el gobierno, a través del Ministerio de Seguridad y la Embajada de Israel, organizaron un encuentro cuyos ejes temáticos giraron, entre otros, en torno al terrorismo y el narcotráfico.

En junio Macri llamó telefónicamente al Presidente de Rusia, Vladimir Putin, a raíz de la celebración de los 125 años de relaciones bilaterales: según informó Télam ambos mandatarios se comprometieron en cooperar en la lucha contra “el terrorismo”. El 7 de julio, en el marco de la visita al país del Jefe del Ejército de Rusia, Oleg Salyukov, el Ministerio de Defensa emitió una comunicación de prensa en la que se señala el diálogo del Ministro Martínez con el visitante y la necesidad de “intercambiar conocimientos en temas como la lucha contra el terrorismo”.

Ante tantas referencias a la cuestión del terrorismo hay que preguntarse, ¿a qué se apunta cuando se quiere ser parte de la lucha contra el terrorismo, sumarse a la pelea anti-terrorista, involucrar a las fuerzas armadas en el combate contra el terrorismo o alinearse con determinados países en la contienda anti-terrorista? ¿Cuál es el interés vital en juego de la Argentina en una ofensiva contra el terrorismo que se libra en África, Asia y Europa y no en América Latina, hoy testigo de la terminación del último conflicto armado de la región con el caso de Colombia? ¿A qué tipo de misiones externas se pretende enviar a las fuerzas armadas? ¿Cuál es el sentido de que los militares actúen domésticamente en materia de terrorismo? ¿Cuál es la virtud de que la AFI invoque el peligro terrorista para no hacer transparente un presupuesto que este año alcanza a los 1.450 millones de pesos? ¿Qué motivación ideológica y/o material explica el deseo de ver a la Argentina envuelta en la “guerra contra el terrorismo”? ¿Es que hay actores, dentro y fuera del Gobierno, que creen que habrá más “inversiones” si nos sumamos a una cruzada anti-terrorista?

No hay duda de que el terrorismo es un fenómeno letal que ya afectó al país en la década del noventa. Hay que recordar que los atentados a la Embajada de Israel en 1992 y a la sede de la AMIA en 1994 siguen impunes. Es evidente que la acción diligente interna en el terreno preventivo y la colaboración externa en materia de información son esenciales para evitar eventuales acciones domésticas del terrorismo transnacional. Pero este pasado no parece ser el que se invoca en las alusiones actuales. Por lo tanto, es necesario deliberar sobre una cuestión tan delicada antes de comprometer al país en conflictos que nos son ajenos.

COMUNICADO

NUEVAMENTE SUTEBA DENUNCIA AMENAZAS

16/08/2016

En el día de la fecha numerosas seccionales del SUTEBA han recibido, via correo electrónico, mensajes con amenazas anónimas de acciones violentas, con la advertencia de que “no se metan con el gobierno”.

Frente a este intento de amedrentamiento, el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación (SUTEBA), está realizando las acciones correspondientes indicadas por sus abogados, incluyendo el pedido de investigación y la presentación judicial a realizarse mañana en el Juzgado correspondiente, donde ya fueron radicadas denuncias previas de igual tenor.

Destacamos que estos hechos no son aislados, es por ello que lo vinculamos con el accionar similar dirigido a la familia del Secretario General del SUTEBA, Roberto Baradel, a principio del año, en momentos en que se desarrollaba la paritaria salarial Docente.

Como Institución que protagoniza, valora y resguarda la vida Democrática y el Estado de Derecho que todos los ciudadanos merecemos vivir, exigimos al Gobierno Provincial y Nacional que intervengan responsablemente, a fin de dar coto a tan inaceptable situación.

Comentario (1)

  1. El Gallo

    PATRICIA BULLRICH

    Integra la Fundación RAP …
    Subsidiaria de la golpista Fundación NED …
    Financiada a su vez por la CIA …
    NADIE DICE NADA ?
    NINGÚN JUEZ INVESTIGA ?
    ESCANDALOSA VERGÜENZA !

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: