Tracción a sangre: El metrobús de la Nueve de Julio depende de 140 guardias de tránsito

Compartí

Viví desde mi nacimiento hasta los 18 años sobre la traza de la Nueve de Julio, y la recorro cada día. Cuando se inaguró esta obra, quedé sorprendido porque, pasados los primeros dos días, el tránsito iba bastante fluido. Pero posteriormente me di cuenta de que es así porque hay muchos guardias metropolitanos cuidando que no se salga nada de madre, y que si ellos no estuvieran, todo se iría al demonio, sobre todo en las cuadras en las que los que van de sur a norte tienen que doblar al este para tomar por Independencia, Avenida de Mayo o Córdoba. Es decir, Estados Unidos, Yrigoyen y Viamonte.  

Metrobús, ¿Una obra emblemática?

Por Carlos Montero

Mauricio Macri intenta demostrar que los carriles exclusivos para colectivos que pasan por la Av. 9 de Julio son un Metrobús. Esta fue una visión mentirosa  de un Gobierno apurado en mostrar alguna obra antes que lleguen las elecciones de octubre. Esta parece ser la obra máxima de  casi 6 años de gestión.

En principio, el metrobús, en las grandes ciudades del mundo, es un conjunto de 2 o 3 colectivos con fuelles que los unen y que recorren largas distancias casi en línea recta y que se instala por avenidas reemplazando al subterráneo.

El «metrobús de Macri» de la 9 de julio  no recorre más que unas cuadras, se trata de colectivos comunes y corrientes que se superponen con el subte. Dicen que unen Plaza Constitución con Retiro, pero en realidad llegan hasta la Av. San Juan y del otro lado hasta Arroyo y después siguen sus intrincados recorridos. No es ni un metrobús, no une largas distancias y no va a donde dicen que va y debajo pasa el subte.

Mas allá de estos «pequeños detalles», aquí va una serie de dudas:

* La legislatura porteña aprobó este improvisado diseño del «metrobús»? La Legislatura conocía este proyecto en detalle? Se hicieron las audiencias públicas para estas obras de la 9 de Julio? Tuvo doble tratamiento? Estaba en conocimiento del Poder Legislativo porteño que se removerían 300 árboles, 10 plazoletas y varios monumentos y que finalmente aparecerían túneles al final del camino?

* ¿Será verdad que al metrobús se le asignó originalmente un presupuesto de 114 millones y finalmente su costo fue de 175 millones de pesos?

* ¿Será verdad que no tuvieron en cuenta al colocar las estaciones en el centro de los carriles exclusivos que los colectivos tienen las puertas de ascenso y descenso a la derecha? Será verdad que a raíz de este «olvido» los colectivos circulan en forma contraria a los automóviles con alto riesgo para peatones y automovilistas?

* ¿Será verdad que como consecuencia de esta forma de circular  el Gobierno de Macri se vió obligado a colocar estos enormes separadores para que no se encandilen? Será verdad que es tal su improvisación que ni figuran en el presupuesto original?

* ¿Será verdad que con esta improvisación, no se tuvieron en cuenta los enormes riesgos  que se producen en el transito  al ingreso o egreso de los carriles exclusivos porque se entrecruzan para continuar con la circulación normal?
* ¿ Será verdad que para evitar mayores accidentes se destinan 140 policías de tránsito en todo el recorrido, dado lo antinatural de todas las modificaciones realizadas (colectivos que circulan enfrentados con los autos, prohibición de girar a la izquierda, cruces a la entrada y salida de los carriles exclusivos)?

* ¿Será verdad que para resolver los nudos que se arman en la entrada y salida del recorrido no queda otra alternativa que realizar túneles? Será verdad que el Sec. de Transporte Dietrich, en la Legislatura, primero informó que sería uno de 400 metros y ahora son dos de 200 metros y que en ningún caso hay estudios de impacto ambiental?

* ¿Será verdad que se intenta pasar a los túneles  como una «obra complementaria» al Metrobús para que no intervenga la Legislatura ni haya audiencias públicas (Su costo es mayor al inicial del «Metrobús»?)

* ¿Será verdad que esta obra la licita AUSA en lugar de la Secretaria de Transporte como si ocurrió con la construcción de los carriles exclusivos? Será verdad que la licitación realizada por  AUSA permite que las contrataciones  sean con normas más flexibles a las del Ejecutivo de la Ciudad?

* ¿Será verdad que el Secretario  de Transporte, Dietrich, en la legislatura informó que el túnel costaría 22 millones y ahora se habla de más de 127 millones de pesos?

* ¿Será verdad que la obra para realizar el túnel le fue preadjudicada a la empresa que preside  el suegro del Presidente de AUSA? El Presidente de AUSA es Gustavo Matta y Trejo y su suegro es Tito Biagini, Presidente de José Cartellone Construcciones Civiles S.A., la empresa beneficiada.

Esta obra emblemática de más de 6 años de Gobierno de Mauricio Macri está cargada de improvisaciones, de sospechas sobre su transparencia, de incumplimientos de procedimientos legales, etc. Realmente no es lo mejor para mostrar. O es una perfecta muestra de cómo gestiona el Gobierno Porteño de Mauricio Macri.

Pero sobre el anterior  punto, cabe hacerse una pregunta: Si la licitación para construir  el túnel en lugar de realizarla AUSA, la concretaba la Secretaría de Transporte, la empresa adjudicada hubiera sido la del suegro del Presidente de AUSA? Si fuera así porque no la hizo la autoridad correspondiente que es la Secretaría de Transporte. Sospechoso, no?

El túnel desde la calle Arroyo, ¿quien lo licitará, AUSA o la Secretaría de Transporte?

¿ALGUIEN PODRÁ EXPLICAR PORQUE SE UTILIZA A AUSA PARA REALIZAR OBRAS QUE SE SUBCONTRATAN CON TERCEROS? Porqué AUSA fue la encargada de construir con empresas tercerizadas  los paso a nivel (sapitos) para autos particulares en la zona Norte de la Ciudad con un préstamo que era para la prolongación de la red de subtes? O porqué AUSA contrató a las empresas privadas que remodelaron Puente Pacífico? 

Por último, volvemos: Todo lo enumerado reafirma que lo mejor hubiera sido que se actuara con sentido común. Y este sentido común nos dice a todos que esos carriles exclusivos deberían haber sido las calles paralelas a la Av. 9 de Julio (Lima, Cerrito, Bernardo de Irigoyen y Carlos Pellegrini) y no hubiera habido ningún problema de circulación, no habría habido mayores gastos y no se habría afectado la fisonomía emblemática de la Ciudad de Buenos Aires como es la Av. 9 de Julio con su obelisco.

ESTA ES LA OBRA EMBLEMATICA DE LA GESTION DE MAURICIO MACRI.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *