Tres aniversarios

POR JORGE HUGO LEIVA / PÁJARO ROJO

 

En el  mes Octubre se cumplen tres Aniversarios: el 8 el natalicio del Gral  Perón, el 9 el asesinato del “Che” Guevara, de los que es ocioso hablar, y el día 10 la sanción de la Ley 26.522, de Servicios de Comunicación Audiovisual, que reemplazó a la antigua Ley de Radiodifusión dictada durante la Dictadura Militar.


La Ley 26.522 regula los servicios de comunicación, incluyendo los servicios a través de internet, banda ancha, televisión por cable y telefonía celular, que no se encontraban contemplados en derogada Ley de Radiodifusión que databa de 1980.


Esta Ley es llamada también “Ley de Medios” por quienes la sostuvimos desde el principio; y “Ley de Medios K” por sus detractores, en referencia al apellido matrimonial de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al de su esposo, Néstor Kirchner, que la antecedió en el cargo y que falleciera el 27 de Octubre de 2010.


El proceso de sanción de la “Ley de Medios” provocó un profundo debate en la sociedad y motivó el expreso pronunciamiento de prácticamente todos los sectores sociales y de personalidades destacadas, involucradas o no por los alcances de la regulación.


Durante la discusión se pudo escuchar gran cantidad de opiniones en favor o en contra del Proyecto, bien que en ocasiones dio la impresión que quienes la impugnaban se quedaron sin argumentos válidos para sostener su negativa.


Más allá del contenido específico de la Ley y de las cuestiones judiciales que se suscitaron a partir de su promulgación, pocos han reparado, y es lo que aquí interesa resaltar, en las especiales modalidades que tuvo el surgimiento de la Ley Nº 26.522, es decir la génesis de la actual “Ley de Medios”, lo cual le otorga un especial carácter distintivo.


A partir de conocer la forma de creación de la “Ley de Medios” se pueden apreciar cuales son los actores sociales interesados en la discusión, y consecuentemente los intereses en disputa.


El 27 de Agosto de 2004 más de 300 organizaciones de la sociedad civil, organismos de derechos humanos y sindicales, agrupados en la “Coalición Por Una Radiodifusión Democrática”, recogiendo experiencias y discusiones anteriores consensuaron y dieron a conocer los “21 Puntos Básicos por el Derecho a la Comunicación”, llamados “Los 21 Puntos”.


Sobre la base de estos “21 Puntos” la Confederación de Radios y Medios de Comunicación de Argentina (CORAMECO), la COSITMECOS, FARCO (Foro Argentino de Radios Comunitarias) y autoridades del COMFER (Comité Federal de Radiodifusión), recogiendo experiencias  legislativas de otros países (Estados Unidos, Inglaterra, Francia, España, Alemania) y de anteriores proyectos legislativos presentados algunos en los albores de la Democracia iniciada en 1983, redactaron el “Anteproyecto de Ley” que se presentó el 18 de Marzo de 2009 en el Teatro Argentino de La Plata.


La COSITMECOS agrupa a los sindicatos de actores, de trabajadores de las comunicaciones, de imprenta, de prensa, músicos, locutores, de trabajadores de televisión, de cine, canillitas (vendedores de diarios), de publicidad y trabajadores del espectáculo público.


El “Anteproyecto” se puso a debate en 24 Foros oficiales reunidos en otras tantas ciudades del país donde la era asistencia libre, encabezados por el titular del COMFER Gabriel Mariotto, uno de los principales impulsores de la iniciativa.


Se realizaron también otros debates por fuera de los foros oficiales, entre las que se pueden destacar los que tuvieron lugar en la CGT y en la CTA, entidades que nuclean a sindicatos de trabajadores.


Asimismo se realizaron reuniones de discusión en distintos sindicatos y asociaciones civiles en todo el país, y se habilitó el sitio web del COMFER para el envío de opiniones, aportes y cuestionamientos al Anteproyecto. Se recibieron más de 300 mail con aportes y críticas a la iniciativa.


Durante los debates se conocieron los apoyos al Proyecto por parte de intelectuales, “Carta Abierta” y “Los 100”, principalmente del Premio Nóbel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, de 36 Universidades Nacionales, de las dos centrales de trabajadores (CGT y CTA), de organismos de derechos humanos, de artistas y personalidades de la cultura, y la opinión favorable del Relator de Naciones Unidas Frank La Rue.


La iniciativa fue cuestionada por los propietarios de los grandes medios de comunicación que ejercen posiciones dominantes en el mercado, representados por la Asociación de Teleradiodifusoras Argentinas (ATA), Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC), Asociación de Radiodifusoras Privadas Argentinas (ARPA), y en especial por el “Grupo Clarín”, “Cadena 3”, “Grupo Uno Vila-Manzano”, propietarios que innumerable cantidad de medios gráficos y señales de radio y TV. También fue impugnada por la Sociedad Rural, y en general por expresiones de la derecha ideológica.


Finalmente se logró dar forma el Proyecto de Ley que fue elevado al Poder Legislativo por la Presidenta el 27 de Agosto de 2009, dándose el hecho inusual que un Proyecto de Ley es acompañado por una importante manifestación desde la sede del Poder Ejecutivo, hasta el Congreso, asiento del Poder Legislativo.


En la Cámara de Diputados se celebraron extensas Audiencias Públicas con asistencia libre durante dos semanas, donde los interesados pudieron volcar sus opiniones respecto del Proyecto, hasta que el 15 de setiembre se produjo el dictamen de mayoría de la Comisión, con algunas modificaciones; que obtiene media sanción el día 17; en la discusión en particular se introdujeron modificaciones consensuadas entre todos los bloques presentes en el debate parlamentario.


Culminó el proceso legislativo en la sesión del 9 de Octubre en el Senado la Nación que finalmente lo convierte en Ley en la madrugada del día 10, el debate fue acompañado por una importante movilización que siguió los discursos de los senadores desde la calle. La Ley se publicó en el Boletín Oficial el 10 de Octubre de 2009 con el Nº 26.522.


La Ley 26.522 debe ser la norma más debatida de la historia legislativa argentina, de ello dan cuenta los Foros y demás reuniones que se realizaron, además de la pertinente discusión realizada durante el trámite legislativo en ambas Cámaras del Congreso.


El debate se planteó inicialmente en el seno de la sociedad y posteriormente tuvo tratamiento parlamentario, es decir que los legisladores trabajaron sobre una propuesta elaborada y debatida previamente por los ciudadanos. Por lo que resulta totalmente desafortunada la calificación de “Ley de Medios K” que le endilgaron los opositores a la iniciativa.


Es la ley que cuenta con la mayor cantidad de aportes de la sociedad en su redacción final.


Pero quizá la mayor particularidad que distingue a ésta Ley es que el proyecto que le dio origen nació desde la misma sociedad, fueron los propios ciudadanos los que delinearon los aspectos fundamentales la iniciativa que hoy es la Ley de Comunicación Audiovisual.


La iniciativa partió de organizaciones civiles y de derechos humanos que elaboraron los “21 Puntos”, y sobre esa base se redacta el anteproyecto por parte de sindicatos, asociaciones de radios comunitarias y de medios de comunicación social. Es decir que fueron los propios ciudadanos que en ejercicio del derechos constitucional de peticionar a las autoridades elaboraron el proyecto, y luego hicieron poner en marcha los mecanismos institucionales para concretar su sanción.


También es un hecho singular la cantidad y variedad de apoyos que cosechó el Proyecto durante su debate y tratamiento, se pronunciaron a favor desde Universidades y Jefes Comunales hasta organizaciones sindicales, estudiantiles,  organismos de derechos humanos, medios de comunicación, partidos políticos y personalidades del arte y la cultura.


Tampoco debe obviarse el inédito acompañamiento de la ciudadanía  que tuvo la iniciativa, que se expresó en la concurrencia a los Foros y reuniones convocados para debatir el proyecto, la numerosa asistencia a la Audiencias Públicas, y en las movilizaciones durante el tratamiento legislativo.


Estoy convencido de que si Perón y el “Che” vivieran, nos hubieran impulsado nos estarían incitando hoy a seguir movilizados para lograr su total vigencia.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: