UCRANIA – BLACKROCK: Las tierras ya no pertenecen a los ucranianos ni para enterrar a sus muertos

Compartí

Milei idolatra a Zelensky, el ya vencido presidente de Ucrania, y en su decretazo ¿de necesidad y urgencia? acaba con la Ley de Tierras para posibilitar la completa extranjerización de todas las que los capitalistas extranjeros quieran adquirir. Un destino ucraniano sin necesidad de una guerra. ¿A quien se la ha declarado Milei? Muchos de sus votantes se acaban de enterar que “la casta” son ellos, no Toto Caputo, Macri y Herr Szturgenegger, como creían. JS

BlackRock ya actúa como propietario soberano de Ucrania

Hace pocos días, Juan Salinas se refirió a Zelensky como “el cómico que preside la Ucrania residual, en su mayoría en manos del fondo de inversión BlackRock..”. Pero, seguramente nadie imaginó hasta qué punto esta es la realidad en la Ucrania bajo control de Kiev.

BlackRock ya se siente propietario soberano de Ucrania, al punto de que amenazó al gobierno de Kiev a principios de octubre con “imponer sanciones por el mal uso de nuestros activos de inversiones”. El “mal uso” que hacen los ucranianos es “retirar de la circulación preciosas tierras cultivables” enterrando en ellas a los muertos en la guerra. “Hay demasiados cementerios” y “la situación debe corregirse”, clama el director de BlackRock, cuya solución es “asignar fondos para crematorios”. Y concluye con una frase muy clara: “Amigos, ésta no es sólo su tierra”.

Ahora, la poderosa corporación financiera tiene un máximo interés en que cesen las hostilidades militares en Ucrania porque se están deteriorando demasiado “sus activos”. Y va más allá, pretende que EEUU y la Federación de Rusia lleguen a un acuerdo por el cual la Ucrania bajo control de Kiev quede bajo la “bandera” de la corporación.

Todo este proceso de enajenación de la soberanía ucraniana es explicado por el economista ruso Valentín Katazonov en una nota publicada en el Fondo de Cultura Estratégica.

NOTA EN REVUELTA GLOBAL


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *