Últimas noticias de Libia y su gente

Compartí

Como puyede apreciarse, 1) Hay resistencia en Libia; 2) Bani Walid es una ciudad mártir, o martirizada, 3) Todos o casi todos los acompañantes de Gadafi cuando éste fue capturado sufrieron su misma suerte.

HRW, que entonces no dijo nada, lo acaba de descubrir. ¡Chocolate por la noticia!

DE HRW se extraña una autocrítica por haber difundido fotos trucadas de supuestas bombas arrojadas por la aviación libia sobre la ciudad de Bengazi al comienzo de la supuesta rebelión de supuestos indignados que le dio pretexto a la OTAN para establecer una zona de exclusión, primero, y seguidamente arrasar el país con sus bombardeos.

LIBIA/
   
    ONCE MUERTOS MAS MIENTRAS REGIMEN LIBIO BUSCA FRENAR MASACRE
   
    Trípoli, 18 de octubre (Télam).- El presidente del Congreso Nacional libio, Mohamed Megarief, partió hoy hacia la sitiada ciudad de Bani Walid a negociar el fin del cerco que tienden para ejercer una vendetta fuerzas de su ministerio de defensa que en las últimas horas mataron a once personas.

    Según fuentes médicas, el enclave leal al linchado y derrocado Muamar Kaddafi sufrió hoy un diluvio de fuego de artillería que ya ocasionó once muertos y por lo menos 19 heridos, informó la agencia de noticias Prensa Latina.

    El fuego sobre la ciudad fue tan intenso que un dirigente del Concejo local, Salem al Waer, expresó dudas sobre la posibilidad de que Megarief cumpla su cometido de lograr el levantamiento del cerco, desde el cual tres emplazamientos de artillería bombardeaban la ciudad.

    Al Waer describió que "las tiendas están cerradas, hay escasez de comida y combustible" en la otrora floreciente urbe del desierto.

    También calificó como "milicias armadas sin ley" a las fuerzas del ministerio de defensa con base en Misurata.

    Estas fuerzas cercan la ciudad desde hace quince días y ya habían causado la muerte de tres personas, desoyeron llamamientos a levantar el sitio y un pedido de Amnesty International en el mismo sentido.

    Se trata de las mismas formaciones que, gracias una información provista por Omar ben Shabán, un residente local, lincharon, martirizaron y sodomizaron, antes de darle muerte, al Coronel Muammar Kaddafi y, según denunció Human Rights Watch ayer, cometieron acciones similares con decenas de sus acompañantes.

    Shabán, de regreso de una misión encomendada por el gobierno de Trípoli, fue capturado en Bani Walid y sometido a tormentos.
Después de su liberación a pedido de Trípoli, fue a tratar sus heridas en París, donde falleció. Las milicias de Misurata establecieron un sitio en torno al oasis para ejercer venganza.

    La dirigencia local se negó rotundamente a entregar a los milicianos los sospechosos de haber atormentado a Shabán, y el traslado de Megarief, justamente, busca hacer cumplir la que se conoce como "Orden Siete" del endeble Congreso Nacional Libio, que exige esa entrega.

    El comandante en jefe del Ejército libio, Yussef al Mangoush, informó por otra parte que sus tropas se dirigen a Bani Walid para imponer el orden e insistió en que "el ejército va a tomar el control de la situación", informó la agencia Europa Press.

    Bani Walid fue de las últimas ciudades leales al exlíder que cayó en manos de los rebeldes. Sus 70.000 habitantes permanecen aislados del resto de Libia mientras los guerrilleros denuncian que siguen apoyando al anterior gobierno, informó la agencia española, demostrando que sólo se trata de una venganza política.

    La misma fuente hizo saber el jueves pasado que según los médicos las milicias de Misurata podrían haber utilizado gases venenosos contra los residentes de Bani Walid y que tres de los 30 heridos en los ataques del 7 y 8 de octubre, incluyendo una adolescente y su hermano de once años, estaban graves.

    Ante la gravedad de esos acontecimientos, Amnesty International pidió el 10 de octubre a las autoridades libias que al menos garantizaran el ingreso a Bani Walid de medicamentos y otros suministros esenciales.

    Las milicias se desplegaron en torno a Bani Walid en los primeros días de octubre, ya habían causado tres muertes.

Nuevas pruebas sobre el asesinato de Gadafi y ejecuciones masivas

(AFP) – Hace 1 día

TRÍPOLI — Nuevas pruebas sobre el asesinato a manos de unos milicianos rebeldes del dictador libio Muamar Gadafi tras su captura y la ejecución de decenas de sus partidarios plantean interrogantes sobre las circunstancias de su muerte, indica este miércoles Human Rights Watch.

Según la versión de las autoridades libias de transición, Gadafi murió en un tiroteo en el momento de su captura, el 20 de octubre de 2011, en su región natal de Sirte (noroeste). Pero varios testigos y medios de comunicación afirmaron que murió después de ser capturado por los rebeldes.

Titulado 'Muerte de un dictador: Venganza sangrienta en Sirte', el informe, de 50 páginas, detalla las últimas horas de Gadafi y las circunstancias de su muerte, la de su hijo y la de miembros de su convoy, en base a testimonios e imágenes grabadas con teléfonos móviles.

"Los resultados de nuestra investigación plantean cuestiones en torno a afirmaciones de las autoridades de que Muamar Gadafi murió en tiroteos y no después de su captura", afirma Peter Bouckaert, director de emergencias en HRW.

"Las pruebas también sugieren que milicianos de la oposición ejecutaron sumariamente al menos a 66 miembros del convoy de Gadafi capturados en Sirte", según Bouckaert. Dichos milicianos de la ciudad de Misrata capturaron y desarmaron a los miembros del convoy de Gadafi antes de golpearlos violentamente. "Luego, ejecutaron al menos a 66 de ellos cerca del hotel Mahari", añadió, y subrayó que varios tenían las manos atadas a la espalda.

Estos resultados coinciden con las informaciones de un corresponsal de la AFP que se desplazó a Sirte en octubre y recabó datos y pruebas sobre el descubrimiento de 65 a 70 cuerpos en el recinto del hotel Mahari, varios con un tiro en la cabeza.

La organización de defensa de los derechos humanos basada en Nueva York recuperó imágenes grabadas con teléfonos móviles por combatientes antiGadafi que muestran a milicianos abusando e insultando a un numeroso grupo de miembros capturados del convoy.

HRW indica que utilizó fotos del depósito en los hospitales "para confirmar que al menos 17 de los detenidos visibles en esas imágenes fueron ejecutados luego en el hotel".

La organización destaca, asimismo, que entrevistó a unos oficiales de las milicias rebeldes que se encontraban en el lugar y a supervivientes del ataque al convoy, detenidos o en sus casas.

Sobre la muerte de Gadafi, la ONG señala imágenes que muestran que el dictador fue capturado vivo, sangrando por una herida en la cabeza. Dice que se puede ver que los rebeldes lo golpearon violentamente y parece que fue herido con una bayoneta en las nalgas con fuertes hemorragias. "Aparece sin vida" en el momento de ser grabado luego, transportado medio desnudo en un ambulancia, según la ONG.

En base a otras imágenes, afirma que Moatasem fue capturado con vida y transportado luego a Misrata, donde lo vieron fumando y manteniendo una "conversación hostil" con unos combatientes. Unas horas después, "su cuerpo fue hallado con una nueva herida en el cuello que no era visible en las primeras imágenes".

HRW afirma que remitió los resultados de la investigación a las autoridades libias de transición inmediatamente después de los homicidios y pidió luego a las nuevas autoridades una investigación completa de estos crímenes, que se asimilan a crímenes de guerra.

Bouckaert volvió a pedir una investigación seria de "estas ejecuciones masivas del 20 de octubre de 2011, los abusos más graves cometidos por las fuerzas de la oposición" en los ocho meses de conflicto en Libia (de febrero a octubre de 2011).


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *