Voy en tren y tengo a dónde ir: a “El Tren”, en un ratito

Compartí

En una hora estaré en El Tren, el programa de Gerardo Yomal y Hugo Presman, por AM 770, Radio Cooperativa. Hablaré ahí de temas varios, del estrepitoso fracaso de La Operación Hijitus, del claro destaque de Florencio Randazzo del pelotón, de la necesidad de recuperar el PJ porteño, de mi naúsea por la utilización ¡oficial! de cadáveres plastificados por el Estado; de la supina pelotudez de criticar a Duran Barba por decir que Hitler fue es-pec-ta-cu-lar mientras se ignora el nazismo puro y duro que se está aplicando en la República Dominicana contra los descendientes de haitianos, de la decadencia lanatiana (hace rato que, a pesar de mi buena voluntad, ni siquiera logro ver el programa porque me da naúseas , y lo mismo -dolor de estómago- adujo el domingo pasado Eduardo Blaustein quien, por cierto, supo tener mayor tolerancia con sus pasados embelecos) y del kirchnerismo y el periodismo que vienen (de eso, mis interlocutores deden saber más que yo, que apenas balbuceo conjeturas). Y eso, si no me preguntan de otra cosa. Como por ejemplo cómo sigue el mundo ahora que gracias a Snowden -un héroe- tenemos la  práctica certeza de que Cristina está entre los 36 jefes de estado cuyas conversaciones y e-mails fueron rigurosamente registradas y guardadas por la National Security Agency (como las de Chávez, Maduro, Evo, Dilma y un largo etcétera en el que, a la única que le han prometido no escucharla más, es a Frau Angela Merkel). O, lo que es lo mismo, cual es la función de los servicios secretos de los países escuchados (los alemanes, por ejemplo, jamás le avisaron a la Merkel de que la estaban escuchando, y eso es inseparable de su estrechísima camaradería con quienes la tenían pinchada). A la flauta: ya parezco un oráculo.  


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *