¿VUELVE LA URSS? Diputados rusos de tres partidos piden juzgar a Gorbachov por disolverla

Compartí

No me acusen de sensacionalismo por el título. Aunque el comunismo de estado que colapsó al comenzar los ’90 no pueda volver, algo flota en el aire. Leía ayer una entrevista publicada el viernes por El País al líder de los «federalistas» del este ucraniano donde éste, cuando le preguntan si se siente ruso o ucraniano, dice que se siente soviético. Pilar Bonnet, la entrevistadora, le dice que la URSS se disolvió cuando él todavía era niño, a lo que él responde que no le importa, que la URSS vivirá siempre en su corazón.

Manifestación en Odessa, Ucrania, la semana pasada.

Escribe Montserrat Mestre:

Desde el año pasado, un ciudadano ruso intentaba ante los tribunales de su país que se declarara inconstitucional la disolución  de la URSS. Los medios se tomaban la noticia un poco en broma, pero desde que EEUU ha mostrado sus cartas y su deseo de retornar a la guerra fría, los rusos empiezan a preguntarse seriamente si no fue un error disolver la URSS, algo que el mismo Gorbachov hoy considera «una completa estupidez» .
El sentimiento de que fueron engañados y ahora abusan de su supuesta debilidad se extiende más aun cuando las «sanciones» de los EEUU y la UE empiezan a llegar a todos los ciudadanos sin ton ni son: a un periodistas de Moscú,  la empresa «Reebook» se negó a venderle un par de zapatillas; a un prestigioso científico -que además es europeo-  lo han expulsado de los comités científicos internacionales «por trabajar en Rusia»; a un profesor estadounidense sus jefes le han prohibido ir a dar una conferencia en Rusia. Además la UE prepara sanciones contra periodistas que trabajan en medios y agencia rusas: el Russia Today (RT) es uno de los primeros que tienen en la lista. En RT trabaja un gran número de periodistas europeos y latinoamericanos.

Ayer se conoció la decisión del tribunal superior al que recurrió el ciudadano ruso: archivaron la causa en que pedía que se declarara inconstitucional la disolución de la URSS. Pero hoy mismo, diputados de 3 partidos políticos han retomado la iniciativa: sentar a Gorbachov en el banquillo de los acusados porque las decisiones que tomó durante su gobierno fueron ilegales.
Gorbachov se lo toma con humor, el mismo que debe necesitar desde que se dió cuenta que todo lo que le prometieron los generales de la OTAN era mentira: «la OTAN no avanzará ni un milímetro hacia el este».

Seguramente en su infancia Gorbachov no veía películas del oeste,  si lo hubiera hecho sabría que «los tratados con rostros pálidos son papel mojado». Pobre Gorby, parecía que pasaría a la historia como el constructor de la paz mundial y quedará como la víctima del mayor engaño histórico jamás perpetrado.

Diputados rusos proponen sentar en el banquillo a Gorbachov por disolver la URSS

Publicado: 10 abr 2014 | 9:34 GMT Última actualización: 10 abr 2014 | 9:34 GMT

Diputados rusos proponen sentar en el banquillo a Gorbachov por disolver la URSS

© REUTERS

Un grupo de diputados rusos propone abrir una causa penal contra el expresidente de la URSS, Mijaíl Gorbachov, por su papel en la desintegración del país, algo que el mismo Gorbachov considera «una completa estupidez».

Cinco diputados de varios partidos de la Duma Estatal planean dirigirse a la Fiscalía General para revisar la legitimidad de las decisiones tomadas por las entonces autoridades soviéticas en vísperas de la dramática disolución del país.

Según los autores de la iniciativa, Gorbachov debe ser reconocido culpable de la formación del Consejo de Estado de la Unión Soviética, un organismo que consideran ilegal desde el punto de vista de la vigente legislación, y que estaba integrado por el mismo presidente de la URSS y sus partidarios.

En 1991 este Consejo, que desempeñaba funciones como máximo organismo del Estado, reconoció la independencia de tres repúblicas bálticas, pese a que no tenía estas competencias. Los diputados señalan que estos crímenes no tienen caducidad y que Gorbachov no tiene inmunidad penal.

En su declaración los diputados, integrantes de las fracciones de Rusia Unida, el Partido Comunista y el Partido Liberal-Democrático, recuerdan que en 1991 la Fiscalía General de la URSS ya abrió una causa penal contra el primer presidente soviético, pero que al día siguiente la decisión fue cancelada.

Hoy en día Gorbachov ve la crítica de sus acciones en relación a la desintegración del país soviético con la misma ironía que hace más de veinte años. «Es una iniciativa completamente mal concebida y desde el punto de vista de los hechos históricos es infundada. Si se trata de envidia, entonces no hay nada que envidiar», resumió, indicando que sospecha que lo único que buscan estos diputados es hacerse publicidad.


Compartí

Deja un comentario