Zaffaroni: «Los jueces somos como la Cruz Roja»

Compartí

					     
ZAFFARONI-JUECES/

ZAFFARONI: LA FUNCION DE LOS JUECES ES "SER UNA ESPECIE DE
CRUZ ROJA DE LA POLITICA"

Buenos Aires, 28 (Télam).- Los jueces, más que de punir,
tienen la función de "contener para evitar que las cosas se
desmadren y acaben en una masacre que termine con el Estado de
Derecho, que nos vayamos directamente a un genocidio", dijo hoy el
juez Raúl Eugenio Zaffaroni, quien comparó las funciones del Poder
Judicial con las que tiene la Cruz Roja en tiempos de guerra.
"El poder punitivo no desaparece como no desaparece la
guerra. En la guerra, la Cruz Roja hace lo que puede: contiene sus
ribetes más crueles. Los jueces tenemos la función de contener los
ribetes más crueles del poder político. De ser una especie de Cruz
Roja de la política", puntualizó ante preguntas de los asistentes.
Zaffaroni disertó en la segunda jornada del Primer Curso
Internacional sobre Promoción de los Derechos Humanos, que se
realiza en el Archivo Nacional de la Memoria.
Tras repasar "las tres etapas que pasamos, el colonialismo,
el neocolonialismo y ahora un tardocolonialismo que nos agrede
negándonos identidad o presionándonos para una represivización
(sic) interna", Zaffaroni advirtió contra el poder de las policías
de ejecutar "golpes de estado no clásicos, de nuevo cuño,
desestabilizadores", un riesgo que se acrecienta, dijo, cuando el
poder político avanza sobre sus "fuentes de recaudación autónoma".
"Todos los genocidios, todos, han sido cometidos por fuerzas
del sistema penal descontroladas o por otras fuerzas que asumieron
las funciones del sistema penal", destacó, flanqueado por la
coordinadora regional del Instituto Interamericano de Derechos
Humanos (IIDH), Soledad García Muñoz y la subsecretaria de
Promoción de los Derechos Humanos, Marita Perceval
"En Latinoamérica todavía no hemos definido el modelo de
policía que queremos. Hay países sin fuerzas armadas, pero no hay
países sin policía. La policía es una institución indispensable, de
modo que tenemos que definirla", sostuvo.
"Desde Estados Unidos hay voces que nos dicen que tenemos que
tener una policía única", continuó diciendo. "Yo creo que debemos
hacer lo que hace Estados Unidos, no lo que dice. Y Estados Unidos
tiene muchas policías, tienen policías comunitarias, de condado,
ligadas a la comunidad, lo que es mucho más sano".
"Si continuamos con el modelo de policía de ocupación
territorial del siglo XIX y le aumentamos el ámbito de arbitrio de
decisión, lo que hacemos es aumentar un ámbito de recaudación
autónoma" una situación que, aseguró, "en lugar de aumentar sus
capacidades preventivas, las disminuye".
El ministro advirtió que aun los gobiernos populares que
cuentan con un importante caudal de votos pueden no estar a la
altura de las circunstancias por "desconocer la naturaleza del
problema, y ante la construcción mediática de la realidad pueden
llegar a creer que concediendo van a neutralizar estas amenazas".
"No se puede conceder porque son extorsiones, y si uno
concede al extorsionador, va a encontrarse con nuevas amenazas y
nuevas extorsiones", subrayó.
Previamente había descripto el papel cumplido por los medios
en la destrucción de los lazos comunitarios por la desconfianza y
el miedo a fuerza de enfatizar y repetir hasta la saciedad los
crímenes más horribles.
"Crean una realidad virtual propicia a la venganza y al
aumento descontrolado de la represión", dijo, y puntualizó que a
despecho de esa sensación creada, los índices de homicidios "han
disminuido en un tercio en el lapso de una década, tanto en Brasil,
dónde siguen siendo altos, como en Argentina".
"El bombardeo mediático es aprovechado por los cipayos que
responden a intereses extranjeros, por oportunistas que se montan
en él para tratar de capitalizarlo, y asusta también a muchas
personas honestas", señaló.
El jueza agregó que "el entreguismo, el oportunismo y el
miedo hacen que nuestros políticos vayan haciendo dos cosas:
primero ir destruyendo el Código Penal con leyes ridículas para
endurecer las penas que lo único que hacen es entorpecer la tarea
de los jueces, y segundo y más grave todavía ampliar el ámbito de
arbitrariedad de nuestras policías".
Zaffaroni concluyó su discurso en medio de aplausos con un
mensaje a los gobernantes: "No hay que ceder ante las amenazas del
tardocolonialismo. ¡Vuelvan a leer los libros que llevaban en sus
mochilas los libertadores".
En diálogo con Télam, el ministro de la Corte explicó que su
presencia en el auditorio Silvio Frondizi del Archivo Nacional de
la Memoria, situado en el Espacio para la Memoria (ex ESMA) tuvo
como objeto referirse a los aspectos jurídicos y de los derechos
humanos en el marco de las luchas por la segunda y definitiva
independencia de los países de Latinoamérica.
En esta región del mundo, precisó, "los derechos humanos que
en los países industrializados del norte llaman de tercera
generación, fueron de primera generación porque el derecho al
desarrollo comenzó con la independencia".
"La historia de los Derechos Humanos en América Latina es la
historia de la descolonización, una descolonización que no terminó
y que no terminará hasta que la Patria Grande de San Martín y
Bolívar se pueda realizar y ninguno de nuestros conciudadanos
latinoamericanos carezca de lo más elemental para una existencia
digna", concluyó. (Télam)

Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *