MOYANO – TRIACA. Una carta que pone la tapa

Carta abierta de Hugo Moyano al ministro Triaca

El Pro consiguió darle una vuelta de tuerca a la práctica de intervenir sindicatos para fundirlos y, de paso, usarlos como “caja” política, inaugurada por la Revolución Libertadora: ahora los sindicatos intervenidos son útiles para pagarle el sueldo a la casera que hace los asados domingueros de Jorge Triaca. Si esto hace el ministro de Trabajo, ¡qué se no harán los de Hacienda o Agricultura! TB

A Jorge Triaca:

Según informaciones periodísticas no desmentidas, usted admitió utilizar –para saber quién filtró el audio de los insultos a su empleada Sandra Heredia– “información de inteligencia y una pesquisa propia para reconstruir el origen de la divulgación de su desliz”.

Esa señora, víctima del trabajo “en negro” fue además incorporada irregularmente como delegada (de la intervención) en el SOMU, sindicato que –curiosamente– el Gobierno que integra, y durante su gestión, ordenó intervenir por supuestos actos de corrupción.

No fueron los únicos “deslices”. En enero pasado La Nación publicó detalles de sus “designaciones políticas” en el sindicato: el hijo de su jardinero José Romano, de 23 años, empleado en la contaduría, y Roberto Porcel, abogado de su confianza, como Director General, por mencionar algunos casos entre muchísimos.

Hay cargos duplicados, cobros superpuestos y más de 200 personas nombradas durante la gestión de Santiago Viola, designado por el juez Jorge Alonso puesto por usted.

En lugar de hacerse cargo de tantos “deslices”, en base a las supuestas conclusiones del servicio de los “informantes”, no dudó en acusarme en forma tajante: “Fue Hugo Moyano”, dijo.

Con relación a sus disparatadas afirmaciones cumplo en hacerle saber que:

1) Yo no difundí el audio que dejó al descubierto sus prácticas de abuso del poder y la manera indigna en que explota a la gente.

2) No conozco ni me entrevisté jamás con la señora Sandra Heredia. Sin perjuicio de ello, en nombre de todos los trabajadores “negreados”, la felicito por la valentía demostrada al denunciar los abusos sufridos.

Señor Ministro, usted fue el que violó las leyes que debía tutelar, por eso le pido que hoy mismo se “auto-denuncie” en la línea que su propio ministerio habilitó (0800-666-4100) para los casos de explotación por trabajo no registrado. Renuncie y no pierda el tiempo buscando excusas pueriles ni responsables afuera, porque estas acciones indebidas son solamente suyas e intransferibles.

El problema de su Gobierno no es la ilegalidad de los actos que frecuentemente realiza sino que trasciendan, que el pueblo lo sepa. No les da vergüenza el delito sino la difusión.

Y así lo confirma el periodista de Clarín, Marcelo Bonelli, cuando dice: “Esa acusación alertó al Gabinete y es el verdadero motivo por el que lo defienden: Macri no va a entregar a ningún ministro acosado por Moyano”.

Parece un chiste, la culpa de que usted señor ministro no tenga que dejar el cargo ni ser despedido, tendría un único responsable: Hugo Moyano.

¿Sabe que decía Perón señor ministro? Algo muy actual: “Le prometían todo y no le daban nada. Entonces yo empleé un sistema distinto. No prometer nada y darles todo. En vez de la mentira, decirles la verdad. En vez del engaño, ser leal y sincero y cumplir con todo el mundo”.

Le pido que nunca más utilice para beneficio personal los servicios de inteligencia estatales –es un delito– ni tampoco ande contratando en la marginalidad a “detectives” y a “buches” que tanto daño han causado al país y a los dirigentes sociales, políticos y gremiales comprometidos en la defensa de los trabajadores y de los sectores más vulnerables.

Hugo Moyano

 

Comentarios (4)

  1. Aníbal Perpetua

    L¡La oficina de la señora LAURA ALONSO está investigando este asunto?

  2. jus

    la interventora ¿no era la actual senadora , también de confussa actuacion en ACUMAR? ¿no será por eso q se siguen acumulando desastres en la manliba permanente de cambiemos , que parece una juntada de rellenos sanitarios o vertedero descomunal?

  3. Alberto Espejo

    Además de la típica condición mafiosa de todo el gabinete, este ministro trae una genética “sindical”, “gremial” y de “trabajador” de lo peor que tiene la historia nacional, sobre todo, para exhibirlos como los paradigmas del GENOCIDIO en la dictadura cívico-militar en la que se cometió la peor MASACRE a parte fundamental del PUEBLO. Y hoy quieren REPETIR los crímenes a través del “THINK TANK” del macrismo, la “pensadora” Bullrich, con “amplia” bibliografía de sargentos fanáticos de Utah. Se trata de una misma madeja, Triaca-Bullrich.

Comentarios cerrados

A %d blogueros les gusta esto: