NARCOTRÁFICO INTERNACIONAL Inc.

Compartí


Roberto Saviano

“El Chapo Guzmán tiene más peso que un gobierno”

PABLO CHACON / TÉLAM

El escritor y periodista italiano Roberto Saviano, autor del esperadísimo Cerocerocero, dijo en un artículo del diario La Repubblica que después de investigar durante años los modos del tráfico, distribución y consumo de la cocaína en buena parte del mundo, que el detenido líder del cartel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán, “tiene más peso que un ministro o incluso que un gobierno” de los muchos que recorrió.

Cerocerocero, publicado por la editorial Anagrama, es un volumen de 450 páginas que lee las mutaciones del capitalismo financiero o turbocapitalismo a su etapa superior: la economía criminal, sobre todo en países como México, Colombia, Estados Unidos, Italia y España.

“La economía italiana más prolífica es la criminal, el capítulo más importante de esta economía es el narcotráfico, el capo mexicano arrestado es un líder del narcotráfico incluso en Europa, por lo que entonces es también un líder de la economía italiana”.

Saviano vive en la clandestinidad y con custodia permanente desde hace siete años, cuando publicó Gomorra, un reportaje sobre la mafia napolitana, la Camorra, agravada ahora por esta nueva investigación.

El Chapo ha tenido una visión clara de su tiempo: que en el mundo occidental los derechos entran en contradicción con el mercado (…) En el mundo internacional del narcotráfico, El Chapo tiene la autoridad mística del Papa”, agrega el escritor.

“Obtenida con una campaña de consenso social que lo ha autorizado como a Barack Obama”. Además, “ha tenido la genialidad de detectar nuevos territorios de mercado que lo han transformado en el Steve Jobs de la coca”.

Saviano también cree que es probable que Guzmán se haya hecho capturar para que no lo asesinen sicarios del número dos del cartel de Sinaloa, de quien ya estaba advertido lo iba a traicionar antes que tarde.

Cerocerocero reconstruye la transformación económica del mundo occidental e involucra a bancos estadounidenses en el blanqueo del lavado de dinero de la droga (como el HSBC y el Citibank), lo que explicaría la falta de entusiasmo de la mayoría de los gobiernos por pensar o instrumentar un sistema gradual de legalización de las mismas.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *