MESCOLANZAS: Rosas y Massa

El joven Nahuel es coeditor de este sitio, y en Facebook su logo distintivo es un Rosas con anteojos negros. Escribió sobre El Restaurador… y cuando vio la nota publicada se encontró con que iba pegada a una publicidad de los “salvajes e inmundos unitarios”, digo, del Frente Renovador massita. Me mando la página con un simple título lacónico: “Puede fallar” y el siguiente texto, a pesar de su nombre autóctono, un tanto agallegado:

“Colaboro con notas de opinión en un quincenal de Morón. Descojonado de risa me encuentro mi nota de tinte rosista subrayada por un chivo de Massa. ¡Con lo que banco a Sabatella!”.

Es la primera vez que oigo hablar de la corriente rosista-sabatellista. Toda una reivindicación ya que la parte principal de la extendida “batalla de Caseros” se libró… en Morón. Pasa que en Caseros pelearon los brasileños, y en el afán de Urquiza por agradarles (y evitar que desfilaran como vencedores por las calles de Buenos Aires, como pretendían, lo que hubiera sido contraproducente por dejar blanco sobre negro que Rosas había sido depuesto por una intervención extranjera), la llamó así, Batalla de Caseros. Con lo que inaguró una línea histórica, no la de Mayo-Caseros como pretendió el almirante Issac Francisco Rojas, sino la de Urquiza-Uriburu-Aramburu… y-Onganía-Videla-Menem, antagonista de la de Rosas-Yrigoyen-Perón- enarbolada por la resistencia peronista y continuada por Kirchner… que provenía del FURN, el más rosista de los afluentes que desembocaron en Montoneros y la llamada “tendencia revolucionaria” del peronismo.

Basta ya de cháchara. Los dejo con esta perlita, del quincenal Nuevos Aires de Morón:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: