ISRAEL – SEGURIDAD. Una empresa que puede garantizar muchos casos Maldonado.

Verint Systems, empresa de “ciberseguridad” llega al país de la mano de Netanyahu

POR ALBERTO FERRARI

Le empresa de ciberseguridad Verint Systems, una de las treinta compañías que acompañan al Premier Benjamin Netanyahu en su gira por Suramérica “puede garantizar muchos casos como el de (Santiago) Maldonado”, alertó Efraim Davidi, profesor de literatura de la Universidad de Tel Aviv, nacido en Argentina y dirigente del Partido Comunista de Israel.

Verint es una empresa especializada en espionaje electrónico que ya desató un escándalo político en Colombia cuando en 2013 trascendió que le había proporcionado a la policía colombiana la tecnología para interceptar redes sociales como Facebook, Twitter y Skype.

Davidi afirmó que la presencia de Verint en la comitiva de Netanyahu responde a una cuestión de negocios y también a un objetivo político, pues el gobierno de derecha de Israel “se propone fortalecer el eje norteamericano en América Latina”.

Verint Systems parece encajar perfectamente en el lúgubre diagnóstico de Davidi, pues la empresa de origen israelí, actualmente su casa central está radicada en el Estado de Nueva York y dice tener 10 mil clientes en 150 países.  De sus 2.300 empleados, la mitad son ingenieros y expertos en espionaje de nacionalidad israelí.

“En Israel aún se aplican las Leyes del Estado de Emergencia dictadas en 1945, o sea cuando aún estaban los ingleses. Recientemente se aplicaron esas leyes para impedir una huelga de trabajadores en una central atómica”, recordó Davidi.

El académico denunció además que el gobierno de Israel protege al ex agente de inteligencia del Batallón 601 Teodoro Anibal Gauto con el argumento de que en el pasado “dio servicios a Israe”l, según admitió en una presentación ante la Corte Suprema de Justicia de Tel Aviv.

“Entonces queremos saber cuándo, dónde y por qué dio esos servicios”, reclamó Davidi, precisando que la Corte Suprema de Justicia de Israel tiene previsto pronunciarse el 12 de diciembre venidero sobre el pedido de expulsión de Gauto, que podría ser deportado a Buenos Aires.

El profesor y dirigente comunista afirmó que “Netanyahu es un peligro real, no solo para los palestinos, también para el pueblo de Israel.  Considera que el sionismo está por sobre los derechos humanos y que sus enemigos son la izquierda, los medios y la justicia. Ahora nos enteramos que además de fascista es corrupto”.

Sin embargo, resaltó que existe una resistencia interna y mencionó que “todos los sábados a la noch,e en 17 ciudades israelíes, miles de ciudadanos se movilizan pidiendo su renuncia”.

Davidi participó de una mesa redonda junto con el embajador de Palestina en Argentina, Husni Abdel Wahed, organizada por el Llamamiento Argentino Judío. Los organizadores aclararon que la actividad estaba prevista “desde antes que Netanyahu anunciara su gira por Argentina”, aunque la casualidad quiso que los panelistas defenestraran a “Bibi” mientras el “Visitante Ilustre” de la Ciudad de Buenos Aires  se desplazaba desde el aeropuerto al hotel con una escolta de veinte autos y decenas de motocicletas policiales.

Otro aspecto de la manifestación de ayer en la Avenida de Mayo, donde está la embajada de Israel.

El embajador palestino y el profesor argentino-israelí coincidieron que los asentamientos en los territorios ocupados constituyen “un rédito económico”,  pues son un paliativo para la histórica crisis habitacional de los israelíes.

“Vivir en Israel es caro, pero vivir en tierra robada es mucho más barato”, afirmó Davidi, para quien es posible desalojar los asentamientos en el marco de un eventual acuerdo de paz, pues “muchos se fueron a vivir allí por cuestiones económicas, pero si les ofrecen un departamento en Israel se volverían inmediatamente, porque están ahí por necesidad y no por convencimiento. Solo hay un grupo peligroso, fundamentalista, iluminado, que sostiene que están ahí porque así lo ordenó Dios”.

El embajador de Palestina coincidió que esos asentamientos “están subvencionados por el gobierno, el Ejército de ocupación y por judíos millonarios que viven en el exterior y que en algunos casos hicieron sus fortunas con negocios vinculados al juego y la prostitución”.

“Un millonario australiano acaba de anunciar que financiará un barrio privado en un asentamiento de Jerusalén. La ocupación es un proyecto rentable, que lo paga la comunidad internacional y entonces el gobierno otorga créditos hipotecarios muy baratos a quienes quieren radicarse en los territorios ocupados”, completó Wahed

 

A %d blogueros les gusta esto: