A 24 años del gran concierto “Derechos Humanos ya”

Compartí

Un día inolvidable


Por Jorge Hugo Leiva

Hace 24 años finalizaba en Buenos Aires la gira mundial “Human Right Now” (“Derechos Humanos Ya”), organizada por Amnesty Internacional para celebrar los 40 años del dictado de la “Declaración Universal de Derechos Humanos” por las Naciones Unidas.

Esa gira reunió a músicos de la talla de Peter Gabriel, Bruce Sprinsteen, Sting,  Tracy Chapman y al senegalés Youssou N’Dour, que realizaron 18 recitales en otras tantas ciudades de cuatro continentes, en las que se sumaron artistas locales, y que comenzó en Londres el 2 de setiembre de 1988.

Con el patrocinio de la Fundación Reebook, la gira recorrió las ciudades de París (Francia), Budapest (Hungría), Turín (Italia), Barcelona (España), San José (Costa Rica), Toronto y Montreal (Canadá), Filadelfia y Los Angeles (Estados Unidos), Tokio (Japón), Nueva Delhi (India), Harare (Zimbabwe), Abidian (Costa de Marfil), San Pablo (Brasil) y Mendoza y Buenos Aires (Argentina).

El recital en Mendoza se debió a la prohibición de la dictadura de Pinochet para realizarse en Chile, y se eligió Mendoza para que los chilenos pudieran presenciar al festival.

En esos momentos Sting, Peter Gabriel y Bruce Springsteen se encontraban en la cumbre de sus carreras artísticas. Sting había sido el fundador y cantante del grupo The Police y comenzado una carrera solista después de la disolución del grupo; Peter Gabriel que fundara Génesis en el que fuera la principal voz y luego abandonó el conjunto para iniciar una exitosa carrera como solista. Bruce Springsteen sumaba  éxitos en su estilo folk-rock. Los tres habían mostrado públicamente su compromiso con las causas de derechos humanos y luchas contra la injusticia.

Tracy Chapman estaba pleno ascenso en su desempeño como cantante folk, y Youssou N’Dour era un destacado músico senegalés. Ambos habían expresado su compromiso con las luchas sociales.

En Argentina la gira, que contó con el apoyo de organismos de derechos humanos y de las Juventudes Políticas, que comprendía a las expresiones juveniles de todos los partidos, despertó una gran expectativa no solo por la calidad de los músicos participantes, sino también por las implicancias políticas de la misma.

En Mendoza el 14 de Octubre unas 35.000 personas, de las cuales se calculó que más de 10.000 llegaron desde Chile, se agolparon desde temprano en el Parque General San Martín para escuchar a los conjuntos Los Prisioneros e Inti Illimani (chilenos) y Markama grupo local, y luego a los artistas internacionales.

En Buenos Aires, al evento se lo llamó sencillamente”recital de los derechos hiumanos” o “el festival de Amnesty”,  las entradas para el show, que se vendían a través de las Juventudes Políticas y los canales habituales del rock, se agotaron enseguida. Se dijo en su momento sobre las discusiones, y hasta se habló de escenas de pugilato – lo que no se pudo nunca confirmar- en las agrupaciones juveniles por el reparto de los tickects, nadie quería perderse el festival.

Las Juventudes Políticas acordaron concurrir sin banderas partidarias, lo que se cumplió, pero si con “trapos” (ya se empezaba a usar ese término) alusivos al significado de la jornada (esto es los derechos humanos).

El día del recital desde el mediodía grandes grupos de jóvenes de las agrupaciones políticas y rockeros se congregaron en las puertas del estadio de River Plate, a la espera de la apertura de las mismas que se efectuó a las 17 horas. A las 18.30 el estadio Tomás Liberti colmó su capacidad hasta alcanzar 75.000 personas, se dijo en ese entonces que ingresaron varios miles más que lo previsto.

Con el estadio que rebalsaba, se vieron banderas que pedían “Democracia”, “Justicia”, “Carcel a los Asesinos”, se destacaba el “trapo” de la Juventud Peronista con el reclamo de “Libertad a Graciela Daleo” colgado de una de las bandejas del Monumental. En esa época Graciela Daleo era perseguida por su militancia contra la dictadura. A los costados del escenario se proyectaban diapositivas enunciando los derechos contenidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Minutos antes de las 20, hora prevista del inicio, todo el estadio comenzó a corear el típico “Ooohhh, Ooohh”de los recitales de rock para urgir el comienzo de la fiesta, que se inició pasados pocos minutos de la hora prevista, con la presencia de Charly García cantando “Demoliendo hoteles”, y continuó con “Nos siguen pegando abajo”, “Los dinosaurios” y “La ruta del tentempié”.

Después siguió León Gieco, quien luego de cantar “Solo le pido a Dios” y “Hombres de hierro”, presentó a Youssou N’Dour, que a pesar de ser casi desconocido en estas tierras, fue calidamente recibido y fue aplaudida su actuación junto a la destacada banda que lo acompañaba.

A continuación el senegalés presentó a Tracy Chapman, que cantó solo acompañada de su guitarra acústica sus canciones de tono intimista, con las que cautivó al estadio que hizo respetuoso silencio, para aplaudirla con entusiasmo. Lamentable en el video que pego más abajo no se incluyen “Fast car” y “Baby Can I Hold You”, dos de las más emblemáticas composiciones que interpretó esa noche en River.

La cantante yanqui presentó a Sting, que en una descollante actuación interpretó varias de sus creaciones que fueran éxito con The Ponce, e invitó a su amigo Bruce Springsteen para cantar juntos “Every breath yo take” (traducido aquí como “Cada vez que respiras”), tema utilizado para difundir el recital en el ambiente del rock, ámbito al que también pertenecían la mayoría de los militantes de las agrupaciones políticas juveniles convocantes.

La fiesta continuó con la impresionante presentación de Peter Gabriel, quien cantó sus creaciones en versiones modificadas para incorporar elementos de música étnica, que fueron entusiastamente aceptadas por la multitud.

El recital siguió con Sting presentando a Bruce Springsteen, quiem realizó una soberbia actuación junto con la estupenda E String Band, que habitualmente lo acompañaba en sus recitales, y que arrancó su presencia con el vibrante ritmo de “Born in the USA”, y luego versionó todos sus éxitos tales como “The river”, “Cover me” y “My hometown”, entre otros.

Uno de los momentos más altos del recital fue el ya mencionado dúo de Sting y Bruce Springsteen cantaron a coro “Every breath you take”, éxito original del ya fenecido The Police.

Fue impactante también cuando Peter Gabriel interpretó “Biko”, canción creada en homenaje al patriota sudafricano Stephen Biko, torturado y asesinado por la dictadura de ese país, cuyo coro final fue entonado por todo el estadio acompañado  por los encendedores prendidos.

Muy emocionante fue cuando Sting cantó “They dance alone” (“Ellas bailan solas”) y subieron a compartir el escenario las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, se pudo distinguir a Hebe de Bonafini y Estela Carlotto, que además bailaron con los músicos y colgaron del micrófono principal un cartel con la figura que representa a los desaparecidos, ante el cerrado aplauso de aprobación de todo el estadio. Ese cartel continuó en el micrófono mientras seguía la fiesta, hasta que en un momento se cayó.

Para el cierre, y como final de su propia actuación, Bruce Springsteen sumó a Peter Gabriel, Sting y Youssou N’Dour para cantar y bailar entre todos “Twist and shouts”, ante la algarabía, baile y coros de todo el mundo. Esa versión que se extendió por más de 12 minutos, se transformó en “La bamba” cantada y bailada por todo el estadio y volvió a ser “Twist and Shouts” en el final.

Nadie quería que la noche terminara, (el clásico “Ooohh, Ooohh de todo el estadio así lo indicaba), pero todo tiene un final, y el final llegó cuando a los mencionados artistas se les agregó Tracy Chapman, para entre todos cantar el tema de Bob Dylan “Chimes of freedom”.

A continuación se sumaron León Gieco (que hizo percusión) y Charly García para cantar entre todos el “himno” de la gira “Get up Stand up” de Bob Marley, donde el coro lo cantaron traducido como “Derechos humanos, derechos humanos ya, para siempre ya” y coreado por toda la multitud. Cuando concluyeron eran casi las dos de la mañana.

Así terminó esa noche fantástica, que quizás pudo haber sido la noche en que las Madres y Abuelas se consagraron definitivamente en la aceptación masiva, también puede ser la fecha en que los derechos humanos empezaron a aparecer como asumidos masivamente.

Se que se hicieron videos, en formato VHS, con los recitales de Mendoza y Buenos Aires, también hubo un video de Amnesty y de la Fundación Reebokk, pero hoy son inhallables.

Pero si estoy seguro que fue el mejor recital al que asistí, todas las bandas que se presentaron acompañando a los cantantes eran de impresionante calidad y acorde a la categoría del evento. Fue el 15 de Octubre de 1988, un día inolvidable.

Dejo unos enlaces a videos que rememoran parte de la fiesta por que no están completas las actuaciones, el último es el video oficial de la gira, que es como todo video oficial, pero muestra muchas escenas que pasaron en Mendoza y Buenos Aires.

http://youtu.be/25ANOAgXZxM

http://youtu.be/QR3Fc7zlQRg

http://youtu.be/drnvaBb48wU

http://youtu.be/-lYJi_CoF1I

http://youtu.be/Z2kbpdHQrIc

 

FUENTES:

http://www.losandes.com.ar/notas/2008/10/14/sociedad-386608.asp

http://www.greetingsfromargentina.com/amnesty1988_greeting_from_argentina.html

http://elpais.com/diario/1988/09/02/cultura/589154406_850215.html

http://edant.clarin.com/diario/1998/10/14/c-00801d.htm


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *