El periodismo Activia es un muermo

Periodismo Activia 
por Nahuel Coca / Pidan Whisky

El periodismo de tránsito lento (o periodismo Activia) es el invento más estúpido del mundo. Todas las mañanas, honestos profesionales comunican desde el control de tránsito de la Ciudad de Buenos Aires el estado de las distintas vías de acceso a la misma. Siguiendo un criterio de “noticiabilidad” estricto, las demoras en dichas vías es un problema que afecta a millones de personas todos los días, y es – quizás – el asunto más relevante en términos numéricos, por la cantidad de gente que sufre las fallas sistemáticas o eventuales de los medios de transporte. Sin embargo, en términos de actualidad, no hay noticia. Todos los días, todas las autopistas están lentas, y mientras se vendan 500 mil autos por año, seguirán así. Ni un solo día – ni siquiera en vacaciones – la Panamericana está despejada en la hora pico, o el Acceso Oeste descongestionado. Que el tránsito esté lento no es noticia.
Como es ilegal mirar TV mientras se conduce, el mensaje está dirigido a los que están por salir o a los que ya llegaron, o a las personas cercanas a éstos. Al no invertir en helicópteros (el de C5N, el único que quedaba, se estrelló recientemente dejando 2 muertos), los canales de TV llegan tarde al lugar del choque en caso de que lo hubiera. No sólo eso: muchas veces contribuyen a la obstrucción del tránsito, sumándose los enormes móviles de TV a las ambulancias, patrullas de policía, los de mantenimiento de la autopista y a los restos desgraciados de los coches participantes. Muchas veces los coches dañados ocupan un carril, la policía y el SAME, otro, y los móviles de TV, el tercero.
Cuando se comunica un accidente de este tipo, se lleva a que la persona que está pronta a salir decida tomar un camino alternativo, si lo hubiera, aunque el lugar del accidente se encuentre a más de media hora de camino y posiblemente, al llegar ya se encuentre despejado. Alcanza con que cien personas miren el mismo noticiero matutino y tomen la misma decisión, para que el efecto de la “noticia” sea negativo y contraproducente, instando a la congestión de la vía alternativa. Mientras está clavado en la Ruta 8, aquel conductor que quiso evitar la Panamericana por un choque múltiple quizás piense que a esa altura del partido, el choque múltiple quedó atrás.
La naturaleza de la TV es incompatible con el periodismo de tránsito lento. Es entendible, por ejemplo, que la radio comunique el estado del tránsito para que los conductores tomen decisiones en tiempo real. En el caso de choques múltiples, avisarle a un conductor que maneja por alguna autovía rápida podría inclusive salvar vidas. Pero el efecto tardío que tiene la comunicación de choques en TV no beneficia ni a la audiencia ni al tránsito, pues quita horas a otros temas menos constantes, a la vez que ayuda a la congestión, como ya se mencionó. Los cortes masivos del servicio (por conflictos sindicales, por ejemplo, suelen conocerse con días de anticipación, y por lo tanto tampoco tiene sentido dar tanta cobertura a estos hechos, tampoco.
Así como estas coberturas abundan, escasean los informes fundados sobre la falta de medidas a largo plazo para solucionar los problemas habitacionales y vialesendémicos, comunes en casi todas las urbes centrales de los países de desarrollo emergente. 
La repetición constante de problemas ídem genera un malestar difícil de describir, casi como el que sienten los actores de las publicidades de yogures que ayudan a combatir el tránsito lento. Malestar, por cierto, que no existe en la magnitud con la que se publicita, ni con el nombre que se le da. El estreñimiento, nombre poco comercial que tiene esa afección, se alivia llevando una rutina más ordenada, tomando líquidos, evitando diuréticos y comiendo alimentos con fibras. El tránsito lento se cura mirando Visión 7, mudándose más cerca del trabajo o haciéndolo desde casa, saliendo más temprano. Seguramente mirar choques por TV antes de salir a trabajar no ayude a la cuestión.
No pruebe con un yogurt, porque no le va a hacer nada.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: