La TV alemana se refiere al turbio pasado de Bergoglio

Compartí

Son los primeros 6 minutos del telenoticiero central alemán: 

TRADUCCIÓN DE MONTSERRAT MESTRE:


Georg Restle: “Hola y buenas noches, bienvenidos a MONITOR. Anoche se animaron a los católicos. Benedicto ya es pasado, ahora es Francisco. Un nuevo Papa  y muchas preguntas sin respuesta. Preguntas que se remontan a los días oscuros de la junta militar argentina. Uno de los peores regímenes en la historia de América Latina: escuadrones de la muerte, activistas de la oposición secuestrados, torturados y asesinados, niños que han desaparecido. ¿Qué papel jugó la Iglesia Católica en esos días y cual es el papel que cumplió el l nuevo Papa,como jefe de los jesuitas en Buenos Aires? Hay denuncias graves, y muchas pistas. Una lleva directamente a Alemania, a un pequeño pueblo en la Alta Franconia.”
Finalmente (hubo) fumata blanca. Jorge Bergoglio es el nuevo papa, un sacerdote jesuita, amigo de los pobres. Las masas argentinas encantadas. Es considerado como modesto, como un luchador por la paz y la justicia, un faro de esperanza para la Iglesia sacudida por escándalos. Incluso los políticos alemanes están entusiasmados con él.
Hans-Peter Friedrich, Ministro del Interior: “El hecho es que este Papa obviamente, no tiene ni un pie contra el espíritu de la época. Es como una torre de fortaleza”.
Joachim Gauck, Presidente: “La piedad franciscana está orientada hacia los pobres y la naturaleza.Y eso junto, es bueno. “
El nuevo Papa Francisco pide a los fieles rezar por él con toda humildad. Pero posiblemente se oculta algo más tras su aspecto piadoso y modesto de este hombre.Vamos a Kronac,h en la Alta Franconia. Aquí vive un hombre que se dice que ha tenido su propia experiencia con Jorge Bergoglio.Fue hace mucho tiempo, en la época de la dictadura militar. Alrededor de 30.000 personas murieron a manos de la junta militar. Asimismo, dos sacerdotes jesuitas que vivían entre los más pobres de los pobres, fueron secuestrados por escuadrones de la muerte y temieron por su vida durante meses en este famoso centro de tortura de la junta. Sus nombres: Orlando Yorio y Francisco Jalics. Era la época en que el actual Papa era el jefe de los jesuitas en Argentina. Jorge Bergoglio había tenido siempre contacto con la junta militar. El monje Jalics escribió acerca de su arresto por los escuadrones de la muerte:
“Fuimos denunciados como terroristas. Supimos de dónde soplaba el viento y quién fue el responsable de la calumnia. Fui a la persona adecuada y le expliqué que jugaban con nuestras vidas”.
Aquí, en este centro de oración de los jesuitas en Kronach vive Francisco Jalics. Pero no quiere hablar de lo que pasó, nos dicen, y ha perdonado después de muchos años de rabia impotente.¿Quién fue el influyente informante? No nos lo quiere decir.  En la Argentina, la historia ha alcanzado altos niveles en los últimos años. Una cuestión clave: ¿el arzobispo Jorge Bergoglio dejó a los dos sacerdotes jesuitas en la estacada cuando estaban en manos de la Junta militar?

El abogado de derechos humanos Marcelo Parrilli está convencido de que Bergoglio tiene al menos parte de la responsabilidad por el secuestro.  “Bergoglio no sólo no los protegió a los dos sino que hizo posible el secuestro. En mi opinión, hizo muy poco para ayudarlos. Y eso incluye la forma, la manera de tratar la información de la Orden. Los interrogatorios fueron realizados por personas que conocían detalles que sólo podrían conocer los jesuitas “.
Él otro sacerdote jesuita Orlando Yorio -ya fallecido- que había sido secuestrado, estaba convencido de que el nuevo Papa, había sido quien lo había denunciado.

El conocido periodista argentino Horacio Verbitsky escribe: “Este hombre se refirió a Bergoglio. Su identidad se revela en una carta de Yorio al Asistente General de los jesuitas “.
El nuevo Papa siempre ha rechazado estas acusaciones. El Vaticano habla de difamación. Bergoglio dice que incluso se preocupó por la liberación de los sacerdotes secuestrados. El hecho es que la Iglesia Católica ha tolerado la dictadura militar en Argentina de forma implícita, apenas ha protestado abiertamente, aun cuando hubo miles de desaparecidos, torturados y asesinados. Pocos sacerdotes abrieron la boca. Jorge Bergoglio no fue uno de ellos.

El escritor argentino y activista de derechos humanos Osvaldo Bayer tuvo tiempo de huir al exilio a Alemania. La  elección del actual Papa es para él una bofetada en la cara:
“Para nosotros es una amarga derrota que Bergoglio se haya convertido en Papa. Porque hemos visto que muchos pastores y obispos han dado sus vidas para construir una nueva ética en América Latina, y ahora vemos el triunfo de un Papa que ha guardado silencio sobre los crímenes de la dictadura durante demasiado tiempo “.
Hay una sombra sobre el nuevo Papa, que es celebrado como un faro de esperanza. La clarificación es urgente.
Georg Restle: “Para ser claros, muchas de las acusaciones que ahora están en el aire deben ser aclaradas porque de momento no  estamos definitivamente seguros.En muchos aspectos, es su palabra contra la de ellos. Sin embargo, la Iglesia Católica ha prometido una mayor transparencia. Haría bien si aclara  las acusaciones en contra de su nuevo líder. Tan pronto como sea posible”.

Comentario de Montserrat:

No lo va a tener fácil este hombre, salvo que haga un gran gesto, como por ejemplo abrir los archivos vaticanos y que informe a los interesados todo lo que hay de los niños robados en Argentina, ya que la iglesia medió en muchas adopciones fraudulentas. También debería hacer que los obispos argentinos ex comulguen a todos esos militares criminales que van a los juicios con la escarapela vaticana. Todos los que ya tienen condena firme, excomulgados, empezando por Videla, que encima no se arrepiente. Si en aquellos años, como él dice, no pudo, no supo o no quiso hacer nada, ahora tiene la oportunidad de su vida.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *