¿Querían rueda de prensa? La extraodinaria -y silenciada- filípica de Cristina a los periodistas

Compartí

Extraordinario post del ingeniero. Una cámara casera ¿celular? registra el diáologo de Cristina con el cronista de CQC, que en medio de una nube de movileros, la entrevista al término de su alocución por la cadena nacional en la que desmintió las versiones publicadas por los diaros del stablishment acerca de que habìa despedido o se proponía despedir al presidende de YPF, Miguel Galluchio y denunció que Miguel Bonelli, uno de los periodistas que esparcía rumores al respecto, cobró casi un millón de pesos de Repsol.

Estoy perplejo. Ésta es la Presidenta a la que muchos medios, subordinados al principal poder opositor, el Grupo Clarín, acusa de no ofrecer ruedas de prensa, un espacio/tiempo en el que se pueda preguntar libremente. Pero cuando la Presi -como flaca rea, veterana militante que es- hace la Gran Néstor y salta las vallas para mezclarse con los delegados de aquellos medios, nadie le pregunta nada y todos arrugan. Aunque su pedido de que los periodistas conformemos un tribunal ético sea más difícil de concretar que una fopea no tontarrona, esta auténtica filipica suya a los periodistas ha sido silenciada por los medios que eran sus destinatarios últimos.

Ojalá Cristina se escuche a si misma, y mejore la comunicación de su gobierno. Ojalá que aunque sea vuelva a consultarle a Miguel Nuñez, que de pibe era de la UES, no de la UCeDé. 

Por lo pronto, escuchen a Cristina dar la cara con los medios, darle cátedra. Lo que no se le perdona a esta flaca setentista es que esté tan pero tan por encima de los demás, a una distancia sideral de esa letal mezcla de malo y boludo que caracteriza a quien pasa por ser el principal opositor. Que le lleve tanta, nítida ventaja a sus predecesores. Incluso a Néstor, que era tan crack que nos advirtió claramente que ella sería mejor Presidente que él.

“Si trasmitis la realidad, como decís vos, y no aclarás que la empresa de la que estás hablado te paga, no estás trasmitiendo la realidad. Si cobrás y no lo decís, hay una mala praxis profesional. Si te paga Repsol, al menos tené la dignidad de callarte la boca”.

Veánlo, no se van a arrepentir.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *