Acerca del Grupo Mayo

Compartí

Jorge Tejera le escribe al editor respecto a la entrevista que le hizo Puedecolaborar.blogspot.com

Juan:

Hoy leí en Nac&Pop una nota  de «Puedecolaborar» firmada por Gerardo Yomal. En ella, en un párrafo, haces mención del Grupo Mayo:
 
 «…En Buenos Aires el único que se dignó darme alguna lección práctica de periodismo fue Alejandro Horovitz, al que conocí de la militancia, digamos, más reflexiva, del Grupo Mayo, idos del PSIN de Abelardo Ramos, grupo en el que estaba él, Jorge Makartz…».

Producto de la mencionada lectura me permito hacerte llegar la siguiente digresión:

El grupo Mayo surgió en su momento tras la decisión de Abelardo Ramos de arrastrar al Partido Socialista de la Izquierda Nacional a una táctica electoralista que se llamo FIP (Frente de Izquierda Popular), táctica mediante la cual se postulaba el mismo como candidato a las elecciones de marzo de 1973, por fuera del FREJULI y como alternativa a la formula Campora -Solano Lima.

El grupo, como tal, nace fundado por un servidor y un grupo de compañeros adherentes bajo la inspiración de Don Adolfo Perelman, trotskista fundador junto a Ramos, (Jorge Enea) Spilimbergo, (Aurelio) Narvaja, Liborio Justo y otros de la primigenia Izquierda Nacional y también en forma indirecta por Norberto Galasso.

Adolfo Perelman, uno a los que Eduardo Galeano le dedicara su gran obra «Las venas Abiertas de América Latina», cuyo hermano Angel fuera uno de los fundadores de la UOM, estaba en esos momentos retornado de Bolivia, lugar de su exilio desde 1955. Adolfo fundó en Bolivia el grupo Octubre que tuvo activa participación en el gobierno militar nacionalista del general Juan José Torres y Andrés Solíz Rada, quien fue el lugarteniente de Adolfo antes de ser ministro de Evo Morales. Fue bajo la gestión de Soliz Rada que en épocas recientes se nacionalizó  el petróleo boliviano.

El grupo Mayo sostuvo que la crecíón del FIP contrariaba todas las tesis de la Izquierda Nacional acerca del proceso de nacionalización de las clases medias y la consiguiente convergencia de éstas en el peronismo. Que esto constituía en si mismo una traición a las tácticas del Frente Nacional Antiimperialista que el mismo Trotski desde Coyoacan había descrito magistralmente en el marco de su concepción de la Revolución Permanente y la caracterización de papel del bonapartismo en los procesos revolucionarios latinoamericanos.

En suma, proponía que el rol de la militancia de la Izquierda Nacional en los acontecimientos de ese momento debía ser sumarse al frente nacional sin perder su identidad y sumar su aporte  de este modo a las luchas por venir, haciendo que el acerbo ideológico del marxismo «no cipayo» no sólo no se diluya, sino que tuviese la oportunidad de aportar como catalizador a los procesos de toma de conciencia surgidos de las importantes luchas por el socialismo nacional que por entonces se libraban.

Esto, mas temprano que tarde desembocó en que nuestro grupo fuera expulsado del PSIN, por «desviacionismo pequeñoburgues», el mismo motivo alegado años antes para expulsar a Ernesto Laclau y sus seguidores. Antes de estos hechos, habían sido expulsados por distintos motivos, en sendos casos, Jorge Makartz y Alejandro Horowitz, a quienes el Grupo Mayo buscó e incorporó con posterioridad luego de discutir y acercar posiciones como dios manda en el más puro estilo trosko-argento.

Lo posterior es otra historia, pero quería acercarte estos datos, puesto que noto que últimamente se te ha dado por el revival y que de los dichos apuntados en la nota, queda como flotando para el lego, que el Grupo Mayo fueron Makartz y Horovitz, cosa que no es correcta, mas allá que todo haya terminado como una bolsa de gatos.


Compartí

Deja un comentario