CAUSA AMIA. Desesperación sionista por el demorado acuerdo iranoargentino

Compartí

Por JOSÉ PETROSINO
La desesperación del sionismo a causa del acuerdo con Irán para desbloquear la vergonzosa causa AMIA movilizó a sus pocos pero bien posicionados personeros en el país (especialmente a los de La Nación y Clarín) para boicotearlo del modo que sea. Es así que han apoyado las chicanas más absurdas, como el ridículo “pedido de inconstitucionalidad” de la DAIA, y últimamente los intentos aviesos para ¡derogar la ley! por parte de políticos sin votos. 
Anteayer, La Nación, citando “fuentes de la Cancillería” copeteó exultante Giro del Gobierno: corta el diálogo con Irán y estrecha lazos con Israel. Una total falsedad, mera manifestación de deseos claramente contrarios a los genuinos intereses de la Nación Argentina (que no deberían ser otros que los de la verdad) y beneficiosos para los los todavía “inidentificados” que nos metieron los bombazos de Baires, que hicieron que instantáneamente y sin pruebas, acusaron a su enemigo (de ellos, no de nosotros), Irán. *
Hoy, Página 12pone los puntos sobre las íes con la respuesta del gobierno: Sin cambios por el memorandum. Los sionistas tendrán que seguir cortando clavos. El acuerdo no se cayó. 
El objetivo sionista es mantener el desastroso statu quo de la causa: inesclarecida y estancada desde sus inicios pero con las falsas acusaciones contra Irán levantadas por el fiscal Alberto Nisman como verdad mediática.

Que todo siga igual como está desde hace veinte años, con la parálisis derivada de que Nisman acusa a iraníes que no pueden ser indagados porque viven en Irán y para indagarlos habría que extraditarlos.
Hace más de una década, y bajo las mismas acusaciones, fue detenido en Londres el ex embajador iraní en Buenos Aires Hadi Soleimanpour. Cuando llegaron a Londres las supuestas “pruebas” (6000 fs. de basura) para la continuación del juicio de extradición, la justicia británica se las tiró por la cabeza por ridículas y liberó al iraní al que hubo que indemnizar por la injustificada detención, dinero que pagamos nosotros, los contribuyentes argentinos.
El sionismo ha instalado “que Irán no quiere cooperar”, porque “no quiere entregar (a libro cerrado y esposados con un moñito) a sus funcionarios acusados”.
Soslayan deliberadamente que estos están bajo la jurisdicción de la justicia iraní, no de la de la Argentina, y que ésta tiene la obligación de preservar sus derechos, entre los que está el de “no ser entregado a otro país sin un juicio de extradición previo”.

Este es el motivo de tanto pataleo contra el acuerdo. Lo que más los pone locos es que el acuerdo prevé la formación de una “Comisión de la Verdad” integrada por juristas internacionales neutrales que revisará las absurdas e insustanciales acusaciones de Nisman, fundadas apenas en supuestas informaciones que la CIA y el Mossad le dictaron al ingeniero Horacio Antonio Stiuso, alías “Jaimito”, quien teledirige a Nisman por cuenta del sionismo.

Recomiendo ver el del documental de la intelectual francesa Maria Poumier, una estudiosa del  terrorismo internacional que tuvo como hito inicial la voladura de la Embajada de Israel eb Buenos Aires en marzo de 1992.
* Ver lo que dijo Lanata de la acusación de Nisman en 2006, cuando se dio a conocer: Tocala de nuevo Nisman“, y en su programa de radio en febrero del año pasado cuando se discutía el acuerdo en el Congreso, en 3 YouTube (www.youtube.com/watch?v=6FefrIvDSu4; www.youtube.com/watch?v=C_ORX-2IzDw ; y www.youtube.com/watch?v=306zx-elmbA). Lanata conoce el paño porque investigó el bombazo AMIA desde los primeros días con un grupo de amigos periodistas (judíos los más) y publicó un buen libro: “Cortinas de humo” con sus conclusiones a fines de 1994, en el que probó lo esencial del encubrimiento : el falso coche-bomba, y que Galeano siguió una única hipótesis falsa que le impusieron Israel y Estados Unidos a Menem.

Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *