EE.UU-Inmigración. Un tiro para el lado de la justicia

Compartí

Por Jorge Mújica Murias / México del Norte

La Palabrita con «I»
Perdida entre las noticias del mes, más que todo ocupadas por los ocupadores de Wall Street y otros lugares alrededor del mundo, me cayó la notita de una organización de colegas, la Sociedad de Periodistas Profesionales.

Sucede que en su última reunión, a principios de este mes, a propuesta de la colega Rebeca Aguilar, miembro también de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos a la que no pertenezco nomás porque no he pagado mis cuotas, la Sociedad decidió dejar de usar el término de «illegal alien», o «inmigrante ilegal».

En una resolución muy formal, la Sociedad dice que según su Código de Ética, que anima a los periodistas a ser honestos, justos y valientes; que por estar los medios de comunicación usando términos «llenos de implicaciones políticas» como «illegal alien», (forastero ilegal) e «inmigrante ilegal» para describir a los inmigrantes, particularmente latinos; que porque constitucionalmente todo el mundo es inocente hasta que se pruebe lo contrario en una corte, y que esto se aplica no solamente a los ciudadanos de Estados Unidos; que porque solo las cortes pueden decidir quién ha cometido un acto ilegal y porque hay preocupación por el uso de un término peyorativo y potencialmente inexacto para describir a unas 11 millones de personas que viven en Estados Unidos, resuelve: «Que la Convención urge a los periodistas y editores de estilo a no usar más el término de inmigrante o forastero ilegal y a reevaluar su uso en su cobertura de noticias».

No se a usted, pero a mi esto me parece un gran triunfo. Nos otorga de menos el beneficio de la duda, además de que nos devuelve nuestra humanidad, perdida desde que nos volvimos «aliens», marcianitos y menos que humanos.
La Paja en el Ojo Propio
La nota me hizo pensar que el buen juez por su casa empieza, y me recordó unas notas que he leído por ahí. Busqué y encontré un montón de malos ejemplos.

Para empezar, El Universal: «Salma Hayek confiesa que fue inmigrante ilegal». Pa’ colmo, la misma Salma: «Fui inmigrante ilegal en Estados Unidos. Fue un periodo corto, pero aún así lo fui».

Luego, Telemundo 52 de Los Angeles: «La ley de Arizona… criminaliza ser un inmigrante ilegal». Su competencia Univisión no se queda atrás. Comentando también la nefasta ley SB 1070 de Arizona: «otorga a los departamentos policíacos… cuestionar el estatus de una persona si existe `sospecha razonable’ de que es un inmigrante ilegal».

Otra de las grandes, Yahoo Noticias en Español: «Alaska: Agente de policía es inmigrante ilegal». Por no variar, MSN Latino noticias: «Tribunal impide la expulsión de una menor, hija de una inmigrante ilegal».

Terra, la cadena noticiosa de Internet del antes monopolio de la Telefónica de España: «Juez de EEUU dice que inmigrante ilegal se puede casar». Y otra telefónica, pero mexicana, Unonoticias Telcel: «Una corte de Estados Unidos declara culpables a dos jóvenes de matar a inmigrante ilegal».

Incluso la estación de radio del Frente Sandinista en Nicaragua, Radio La Primerísima: «Elvira Arellano, una inmigrante ilegal símbolo de los mexicanos en EEUU».

No falta la agencia noticiosa Reuters: «La ley establece que la policía debe determinar si una persona está en el país de manera legal e interrogarla si… sospecha de que es un inmigrante ilegal». También la EFE, española: «El rostro humano de la inmigración ilegal. Presentan un libro que analiza la situación de los inmigrantes tras una investigación de diez años», que los editores de La Opinión de Los Ángeles dejaron pasar así nomás.
Pero lo peor de los peor, si cabe, son estas otras expresiones: El Mañana, de Nuevo Laredo, Tamaulipas: «Recuperan el cadáver de aspirante a ilegal»; El Zócalo, de  Saltillo: «Dijo que la persona podría ser un aspirante a ilegal debido a la vestimenta que traía»; el colega columnista Miguel Rojas Salazar, en Expresión Libre: «Un aspirante a ilegal actual, no solo puede enfrentar la terrible pesadilla antes de alcanzar el sueño americano si bien le va», y finalmente el WordPress en Reporte Frontera: «Fueron presentados ante el Juez Calificador de turno… y turnadas a la representación social de la Federación, quedando el aspirante a ilegal en calidad de presentado».
Digo lo peor porque se imaginan que alguien puede aspirar a ser ilegal.

Quienes quieren migrar aspiran a una mejor vida, a un mejor futuro, a una mejor chamba, a tener más lana para su familia, a lo que sea menos a ser «ilegales».

Colegas, no más «ilegales», ¡por favor!

Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *