El Pentágono espiará más a iraníes chinos, rusos… y a todos los que comercien con ellos

Compartí

El Pentágono organiza red de espías para vigilar sector civil en el extranjero

El Pentágono le pidió al Congreso de Estados Unidos que autorice una operación encubierta del ejército de Estados Unidos para vigilar al sector civil empresarial en el extranjero.

“El conflicto con Al Qaeda y sus afiliados, y otros acontecimientos, han requerido la conducta regular en pequeña escala de operaciones militares clandestinas para preparar el campo de batalla para operaciones militares en contra de terroristas y sus patrocinantes”, dijo el Pentágono en su propuesta al Congreso.

El Departamento de Defensa de EEUU le pidió al Congreso la revisión de sus autoridades legales y permitir a las unidades encubiertas estadounidenses enviar espías en las oficinas de contratistas militares extranjeros.

Esto significaría que los espías, haciéndose pasar por hombres de negocios, serían enviados por el Pentágono a la industria para conducir operaciones clandestinas.

En busca de más poder en las labores de inteligencia en el extranjero, el Departamento de Defensa de EEUU quiere ser capaz de utilizar las operaciones clandestinas, que significa que podría mantener en secreto las operaciones y negar la existencia de la misión.

El Pentágono también propuso que la autoridad para supervisar el espionaje sea dada al subsecretario para Asuntos de Inteligencia, del Departamento, en vez de a la Agencia de Inteligencia de la Defensa de EEUU (DIA), la principal institución de inteligencia militar del país y que emplea a más de 16.500 trabajadores civiles y militares en todo el mundo.

Desempeñándose actualmente como subsecretario de Defensa para Asuntos de Inteligencia de EE.UU., Michael Vickers, es uno de los defensores principales del Pentágono en la transformación de fuerzas de operaciones especiales en agentes elite de inteligencia.

“La expansión de esta autoridad es necesaria para permitir al Departamento de Defensa conducir actividades comerciales generadoras de ingresos para proteger este tipo de operaciones y proporcionaría una garantía importante a las fuerzas militares estadounidenses que llevan a cabo operaciones peligrosas en el extranjero”, añadió el Pentágono.

Mientras tanto, criticos afirman que enviar espías militares a los sectores civiles abriría un nuevo frente extranjero para operaciones de EEUU. y podría exponer a trbajadores inocentes al peligroso mundo de la guerra internacional.

Estados Unidos crea nueva agencia de espionaje, adscrita al Pentágono

PRENSA LATINA

El gobierno de Estados Unidos fundó una nueva agencia de espionaje que, subordinada al Pentágono, expandirá las operaciones de inteligencia más allá de zonas de guerra y hasta nuevas fronteras como China o Irán.

La flamante institución se llamará Servicio Clandestino de Defensa (SCD), ya fue certificada por el secretario de Defensa, Leon Panetta, y funcionará en conjunción cooperativa con la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

El Pentágono ya tiene su propio organismo de espionaje, la Agencia de Inteligencia en Defensa, pero esta entidad se dedica específicamente a recolectar información militar que proporciona a tropas activas en campos de batallas.

La SCD acopiará datos de inteligencia más allá de ese rango y en áreas geográficas donde Washington considere se genera un amplio espectro de amenazas debido a sospechas sobre armas de destrucción masiva, según indica un comunicado del Departamento de Defensa.

El gobierno del presidente Barack Obama ordenó que la nueva agencia funcione con el mismo presupuesto del Pentágono, ya que las arcas federales están saturadas por un serio desequilibrio presupuestario y la deuda nacional supera 15 billones de dólares.

Las relaciones entre Pentágono y CIA han sido complejas después de los ataques terroristas de Septiembre-2011, cuando ambos órganos se endilgaron mutuamente la responsabilidad por el golpe más demoledor contra los servicios militares y de inteligencia norteamericanos.

El personal militar de Estados Unidos se reducirá en un 5,5 por ciento, y el Ejército eliminará al menos ocho brigadas de combate, confirmó antes otra notificación del Pentágono, que refirió un descuento de 26 mil millones de dólares en operaciones de ultramar.

La Casa Blanca busca la implementación de unas fuerzas armadas más flexibles, sin redundancias logísticas, y que ayuden a contrarrestar el gigantesco déficit presupuestario que ahoga al gobierno y atrae numerosas críticas hacia el jefe de Estado. El 5 de enero último Obama mencionó por primera vez sobre la nueva estrategia militar con un recorte progresivo en el gasto de defensa, la reducción del número de elementos y un énfasis en Asia y el Pacífico.

El presupuesto de defensa de Estados Unidos incluye además del gasto militar, los costos del espionaje, de investigaciones sobre armamentos y programas nucleares.

Este presuouesto creció desde 300 mil millones de dólares en 2000 hasta 702 mil millones de dólares en el período fiscal 2012.

Aqui la misma noticia como la dio democracy Now! tomándola del Washington Post… que evidentemente la tomó (sin pagar, faltaría más) de Prensa Latina:

Pentágono lanza nueva unidad de espionaje que se centrará en Irán y China

DEMOCRACY NOW!

El Pentágono anunció la creación de una nueva unidad de espionaje denominada Servicio de Defensa Clandestino que se centrará en blancos como Irán y China.

La decisión supuestamente tiene la finalidad de ampliar el espionaje militar más allá de las zonas de guerra. El Washington Post informa que la principal figura que está detrás de los cambios es Michael Vickers, el subsecretario de defensa para inteligencia.

Vickers es conocido como uno de los artífices del programa de la CIA para armar a militantes islámicos para derrocar a los soviéticos de Afganistán en la década de los 80.

La decisión tiene lugar una semana después de que el teniente general Michael T. Flynn fuera nombrado nuevo director de la Agencia de Inteligencia de Defensa.

Flynn tiene mucha experiencia en operaciones especiales y en la lucha de contrainsurgencia en Irak y Afganistán.
Estados Unidos crea nueva agencia de espionaje, adscrita al Pentágono.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *