JUJUY – Un estado forajido al margen de la ley internacional y asociado con un criminal de lesa humanidad, persigue a sus trabajadores

Compartí

Tal como se recibió. La comparación de Morales con el nazismo (ver foto) es bien intencionada, pero desproporcionada. Jujuy, un estado rebelde que mantiene en prisión a Milagro Sala y sus compañeros en flagrante desobediencia a una disposición de las Naciones Unidas (como si fuera Israel aunque carezca de bombas atómicas) y en donde el vicegobernador y a la vez titular formal del Partido Justicialista le ordena a sus legisladores sumarse… al bloque radical, es más bien, una dictadura bananera, y Gerardo Morales un monigote como el dictador de Costa Pobre que encarnaba el Negro Olmedo. Que se apoya en quien hace rato que debería estar preso por sus crímenes (el octogenario Carlos Pedro Blaquier, dueño de Ledesma) para mantener presa a quien no debió estarlo ni un segundo y ya lleva casi un año así. JS

La criminalización de la protesta en su máxima expresión

 

1373468720_rafael_vargas

Rafael Vargas, secretario general del gremio azucarero de Ledesma fue condenado por representar cabalmente a la clase trabajadora. El  El Tribunal en lo Criminal Nº 2 de la Provincia, ordenó  a Vargas prestar servicios comunitarios no remunerados por el término de 18 meses, a causa de una Denuncia Penal Formulada por la Empresa LEDESMA S.A.A.I.

De esta manera la “justicia” de la Provincia siempre haciendo un guiño amistoso a los planteamientos de la Empresa Ledesma, criminaliza al lider sindical, por haber ejecutado uno de los derechos más genuinos de la clase obrera como es el de huelga, y por ser una figura inflexible ante las arbitrariedades y menosprecio del gigante azucarero a sus propios trabajadores.

La  postura de Ledesma, aun habiendo transcurrido más de 30 años de nuestra actual democracia , es más que clara: perseguir, hostigar y denunciar todo aquello y a todo aquel que pretenda poner un freno a años de atropellos contra la clase trabajadora procurando simplemente lograr un mejor estatus de vida a los trabajadores.

morales-gerardo-nazi-protesta-ingenio-ledesma-01

Esta lucha, hoy más desigual que nunca, encuentra a la Justicia de la Provincia más preocupada en mantener relaciones cordiales con el gigante agroindustrial cuyo enorme poder financiero y político no es noticia de último momento, que en evitar despojar a la golpeada clase obrera de una de las pocas formas de hacerse escuchar.

Rafael Vargas, señaló que la  “criminalización de la actividad sindical  por la justicia, la patronal y el poder político hoy en día es evidente y ya prácticamente se percibe en el aire“. A pesar del duro momento que le toca vivir, el líder sindical, dejó en clara su postura “ En estos años al frente del Sindicato Azucarero, hemos logrado grandes cosas para nuestros compañeros, le hemos mostrado a la Empresa y a todos que la voz azucarera despertó de su letargo de casi 20 años de conformismo. Personalmente me encuentro dolido por la resolución que se tomó en mi contra. Aun asi, voy a cumplir la condena que me toca,  pero la cosa es simple; se trata de no bajar los brazos, de no aflojar”.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *