INJUSTICIAS. Por la libertad de Woodfox, el Black Panter que lleva 40 años en régimen de aislamiento

Compartí

La “justicia” de los Estados Unidos me da mucho miedo. Se puede dar vuelta como una media y acusarte de cualquier cosa si sos pobre, negro o latino. Para qué hablar si sos “pielrroja” o indocumentado. Los coyotes te pueden matar al norte del Río Bravo sin tener que rendir cuentas ante nadie. Ahí está Noriega, al que los gringos, obligados a soltarlo, arreglaron con Francia para extraditarlo con un pretexto ridículo para garantizar que muera en prisión, que nunca jamás abra la boca en público.
Lo de Woodfox clama al cielo.
Pobre Bradley (o Chelsea) Mannig.
Ojalá nunca le echen el guante a Snowden.
Ni a Assange.

La justicia volvió a ordenar la liberación del preso estadounidense que lleva más tiempo en aislamiento

 

DEMOCRACY NOW!

Un tribunal federal de apelaciones de EE.UU. confirmó el fallo de un tribunal inferior que ordenaba al estado de Luisiana liberar a Albert Woodfox, ex miembro de la agrupación Panteras Negras que hace más de cuarenta años está aislado, más que cualquier otro preso en Estados Unidos. Woodfox y el fallecido Herman Wallace, otro preso del caso conocido como “Los tres de Angola”, habían sido condenados por el asesinato de un guardia en la cárcel de Angola. Los tres de Angola y quienes los apoyan afirman que fueron incriminados por su activismo político. Un juez federal decidió el año pasado que Woodfox fuera liberado, teniendo en cuenta que hubo discriminación racial en la instrucción del nuevo juicio. Esa fue la tercera vez que la sentencia de Woodfox fue anulada, pero los fiscales han negado las victorias con una serie de apelaciones. El fallo del jueves emitido por el Tribunal de Apelaciones del 5to. Circuito confirmó la orden de liberación de Woodfox en una votación unánime. Pero aun así los fiscales podrían demorar su efectivización con nuevas apelaciones, para mantener a Woodfox detrás de las rejas. Nos acompañan dos invitados: Robert King, un miembro de Los tres de Angola que estuvo veintinueve años en aislamiento por un asesinato que no cometió, y Carine Williams, abogada de Albert Woodfox que trabaja para el estudio de abogados Squire Patton Boggs.

Escuche/Vea/Lea (en inglés)

 


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *