Inundaciones: Macri y su chirolita Lavagna balbucean incoherencias

Compartí

Recomiendo escuchar aqui la entrevista que le hizo Víctor Hugo Morales al Auditor General de la Ciudad, Eduardo Epszteyn, dónde éste explica por qué Lavagna balbucea tonterías al responsabilizar al gobierno nacional de no darle dinero al inútil de Macri: no podría hacerlo ni aunque quisiera porque la Ciudad, de la mano de Macri, se ha salido del Pacto Federal. Cada vez que pierdo casi una hora en atravesar la Nueve de Julio deshecha para siempre y pienso que el muy truhán dejó de hacer las obras que aqui se detallan y que hubieran minimizado las inundaciones, sufro ataques de ira que pueden mandarme a visitar la quinta del Ñato. Grrrrrr !!!

LAS OBRAS DEL VEGA Y EL MEDRANO NO FIGURAN EN EL PROYECTO DE INVERSIONES DE MACRI

Fuera de los planes de gestión PRO

A diferencia de años anteriores, el Plan Plurianual que acompaña el Presupuesto 2013 porteño nada dice sobre los dos arroyos que inundan la zona norte de la Ciudad. La omisión fue denunciada por el auditor kirchnerista Eduardo Epszteyn.

 Por Werner Pertot / Página 12

Apenas llegó de sus vacaciones en Brasil, Mauricio Macri afirmó que la principal causa de la inundación fue el arroyo Medrano, que corre bajo la zona norte de la Ciudad de Buenos Aires. La segunda es el arroyo Vega, que pasa debajo del barrio de Belgrano. Responsabilizó al gobierno nacional de que su gestión no haya iniciado esas obras, por no darle los avales para endeudarse. El auditor porteño Eduardo Epszteyn retrucó que la gestión PRO tardó tres años en modificar una cláusula que le bloqueaba el financiamiento. También advirtió que en el Plan Plurianual que acompaña el Presupuesto 2013 porteño no figuran proyectadas las obras del arroyo Vega y el Medrano. Se trata del proyecto de las inversiones que se harán en los próximos tres años. En los planes de los años anteriores aparecían esas obras programadas. Para Epszteyn, esto significa que, cuando redactaron el último plan plurianual, no tenían previsto hacer esas inversiones que permitirían frenar las inundaciones. “El macrismo tiene una falta de vocación por implementar estas obras”, sostuvo.

Como publicó este diario en octubre del año pasado, la Auditoría porteña advirtió al gobierno de Macri sobre la parálisis de tres obras para parar las inundaciones. Además de las de los arroyos de la zona norte, estaban frenadas las obras del arroyo Ochoa y del Erézcano, cuya licitación ganó Iecsa, la empresa que maneja Angelo Calcaterra, el sobrino de Macri. Esa obra terminó cancelándose porque encontraron que era “inviable” debido a diversas interferencias en el terreno.

La obra de los arroyos Vega y Medrano estaba preadjudicada y lista para empezar en 2009. La licitación se hizo sin tener el dinero y se la adjudicaron a Vialco (Electroingeniería) y a la constructora brasileña Andrade. El problema fue el financiamiento. Recién llegado de Trancoso, Macri dijo que la culpa la tenía el Banco Central, que no le dio los avales. El decreto por el que el jefe de Gobierno dio de baja la licitación en febrero de este año dice que “no llegó a concretarse, toda vez que al momento de la adjudicación no se disponía del cierre de la estructura de financiamiento”. Epszteyn indicó que la principal traba fue que la gestión PRO intentó poner como garantía de la deuda los fondos coparticipables, un problema técnico que le tomó tres años solucionar.

En el presupuesto del año pasado, el Plan Plurianual incluía las obras de los arroyos Vega y Medrano con el siguiente detalle del financiamiento:

– 2012: 189,2 millones de pesos, financiados con un préstamo a siete años.

– 2013: 441,3 millones, que provenían del Tesoro de la Ciudad.

– 2014: 428,4 millones, también del Tesoro de la Ciudad.

Sin embargo, las obras nunca comenzaron, la licitación se dio de baja y el plan plurianual que acompaña el Presupuesto de este año ni siquiera incluye la proyección de que esta obra se hará en algún momento de los próximos tres años. Es probable que, luego del temporal, el gobierno de Macri revierta este error en la ampliación presupuestaria que suelen hacer a mitad de año. Por el momento, consiguieron los avales nacionales para el financiamiento del arroyo Vega. Se iniciará una nueva licitación, que tardaría al menos un mes. El financiamiento para esa obra depende del Banco Mundial y, por el momento, no fue concedido, por lo que no hay plazos reales para subsanar las inundaciones en Belgrano.

La obra del arroyo Medrano, que corre al norte del Vega, ni siquiera tiene un proyecto de licitación y financiamiento. En la gestión PRO esperan que esto se coordine con la Nación y con la provincia de Buenos Aires, ya que la cuenca del Medrano también atraviesa distritos como Vicente López y Tres de Febrero. Esto no explica por qué si en 2009 ya habían licitado una obra para subsanar los problemas con ese arroyo, ahora esperarán a coordinar acciones con otros distritos.

“Si se analiza los presupuestos, se ve que el macrismo tiene una falta de vocación por implementar estas obras, porque no son obras decorativas sino que toman años”, advirtió Epszteyn, quien destacó que “la responsabilidad es del Gobierno de la Ciudad en la no implementación de las obras”.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *