MUNDO BIZARRO. El que pinta Clarín al tratar las exportaciones argentinas a Rusia

Compartí

Un titular de Clarín llama mi atención “Una misión en Moscú busca exportar a una Rusia castigada”. Se refiere a la delegación de ministros y empresarios argentinos que están en Moscú cerrando los detalles del acuerdo comercial para abastecer el mercado ruso de los productos alimentarios que antes provenían de EEUU, la UE y demás países a los cuales la FEDERACIÓN RUSA HA VETADO como proveedores. Pero Clarín, seguramente más por mala fe que por ignorancia da a entender que son sus hasta ahora proveedores quienes se niegan a abastecer el mercado ruso. Para contribuir más a la tergiversación Clarín subtitula: Las sanciones de Estados Unidos y Europa por el rol de Putin en Ucrania.  Viajaron empresarios y funcionarios. Es porque Rusia abrió más su mercado a Argentina. Es decir,  insiste en su visión del mundo al revés: las sanciones de EEUU y la UE parecen consistir para Clarín en que se han prohibido las exportaciones de alimentos a la Federación Rusa. Además saca de la chistera que “Rusia abrió más su mercado a Argentina”. ¿Es que los productos argentinos sufrían restricciones para entrar al mercado ruso?
Otro punto que me irrita especialmente, pero en ese incurren casi todos los medios con mayor o menor mala fe, es el uso de muletillas como “el rol de Putin en Ucrania” dando a entender que el Presidente electo de la Federación Rusa es quien ha causado el actual caos de Ucrania. Han olvidado que hubo un golpe de estado patrocinado por occidente con la ayuda de los neonazis locales y extranjeros y que unas elecciones sin garantías llevaron al poder a un gobierno títere que lo primero que hizo fue saquear las reservas de oro y entregarlas a los EEUU. Imaginemos los ríos de tinta que correrían si hubiera elecciones en Venezuela en una situación similar a la que se celebraron los comicios ucranianos. El 19 de agosto, hoy, Clarín publicó que “Al mismo tiempo, supo Clarín de altas fuentes en Bruselas, en la UE hay molestia con la idea de que se aprovechen las sanciones”. Es decir, se enteró por “altas fuentes de Bruselas” cuando el pataleo de la UE  ya salió publicado hace días en casi todos los medios.  Clarín advierte que “Sin embargo, la misión argentina a Moscú va por ese mercado” al parecer preocupado por el disgusto de Bruselas. La ahora disgustada dirección de la UE fue quien empezó la guerra de las sanciones comerciales con la Federación Rusa porque  sabían que los que íbamos a pagar las consecuencias somos los de siempre: España, Grecia, Portugal, Italia. Quien manda en la UE, Alemania, no vive de exportar frutas y verduras y de recibir turistas rusos, sino de vender armamento y tecnología de uso militar. Y Polonia, uno de los grandes instigadores de Alemania en estas decisiones, tenía un plan b: enviar su producción frutícola a Rusia de contrabando. Pero ya los descubrieron. MM.

Una misión en Moscú busca exportar a una Rusia castigada

Las sanciones de Estados Unidos y Europa por el rol de Putin en Ucrania Viajaron empresarios y funcionarios. Es porque Rusia abrió más su mercado a Argentina.

Natasha Niebieskikwiat. ¡Basta ya de balalaika!

Por Natasha Niebieskikwiat

Una delegación oficial y empresaria encabezada por los ministros de Industria y de Agricultura se encuentra en Moscú buscando sacar provecho para el mercado argentino de los coletazos del conflicto de Rusia con Estados Unidos y la Unión Europea por la crisis en Ucrania. Ocurre que, la semana pasada, Rusia correspondió con medidas similares a la batería de sanciones que le impusieron Washington y Bruselas por el rol que le endilgan a favor de los separatista prorrusos del Este de Ucrania y por la anexión de Crimea.

Según anunció el propio presidente Vladimir Putin, los rusos darán un giro a sus compras aplicando sanciones similares pero en sentido contrario. Ahora buscan proveedores para sustituir importaciones europeas y estadounidenses. Las buscan en Latinoamérica, en especial Brasil y Argentina-donde estuvo recientemente Putin- en Nueva Zelanda y en China.

Al mismo tiempo, supo Clarín de altas fuentes en Bruselas, en la UE hay molestia con la idea de que se aprovechen las sanciones.

“No es que estemos pidiendo que no se venda a Rusia pues eso es un asunto de operadores económicos privados sino que no nos parecería apropiado tomar iniciativas oficiales que apoyen y alienten esa sustitución de productos europeos cuya importación ha sido vetada por Rusia aprovechándose de esa situación”, señaló la fuente consultada en la sede de la UE.

Sin embargo, la misión argentina a Moscú va por ese mercado. Ayer, según el comunicado emitido por el ministerio que comanda Débora Giorgi (Industria), ella y Carlos Casamiquela (Agricultura) viajaron acompañados por empresarios nacionales que llevan una oferta exportadora de diversos sectores productivos.

Por Cancillería viajó el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Carlos Bianco, En la capital rusa, los funcionarios nacionales se entrevistarán con el director del Servicio de Inspección Agrícola y Ganadera, Serguei Dankvert, quien estuvo en la Argentina acompañando a Putin. Cuando vino en julio, Putin enumeró una larga lista de intereses en la economía argentina, y manifestó que quería incrementar la balanza bilateral que en 2013 fue de U$S 2.617 millones.

De acuerdo a la información oficial, los empresarios argentinos “elaboraron un listado de productos con potencialidad exportadora, la cantidad que pueden ofrecer de los mismos y precios de referencia, tanto para el último trimestre de este año como para todo 2015”. Se informó que los principales rubros que se esperan colocar en ese mercado son: vinos y derivados (mosto y jugo de uva); aceite de oliva y aceitunas; panificados; pastas; lácteos fluidos y elaborados, como quesos, manteca y leche en polvo descremada. Y entre otros, carnes rojas, como vacunos, cordero, cerdo y sus derivados (chacinados); blancas, como pollo y pescado.

http://www.clarin.com/politica/mision-Moscu-exportar-Rusia-castigada_0_1196280435.html


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *