Yanquis buscan asesinar a Maduro y Diosdado Cabello

Compartí

A pesar de la reticencia del título de La Nación, la noticia es totalmente seria. La impunidad del gusano asesino serial Luis Posada Carriles y su protección por Roger Noriega y Ottto Reich es clamorosa. Tan clamorosa como la intención del Pentágono y la CIA de acabar con el chavismo tan pronto puedan encarrilar (si eso fuera posible) la situación en Medio Oriente. 

Maduro dice tener pruebas de un plan para asesinarlo

El presidente, que ya denunció varios complots, apunta a Obama y Uribe
Posada Carriles. Un asesino serial contumaz protegido desde siempre por la CIA.

 
CARACAS.- En lo que va del año, Nicolás Maduro ha denunciado varios complots e intentos de asesinato en su contra, pero esta vez dijo que cuenta con “suficientes pruebas” de que la conspiración viene directamente de Estados Unidos y de opositores de la derecha con vínculos en Bogotá y Miami.

El ministro de Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, anunció la detención, que fue posible con el apoyo de los servicios de inteligencia de Colombia, de dos colombianos acusados de participar en un presunto plan para asesinar a Maduro, denominado Carpeta Amarilla. Se trata de Víctor Johan Gueche Mosquera, de 22 años, y Eric Leonardo Huertas Ríos, de 18, acusados de integrar un grupo de diez hombres que estaría planeando asesinar a Maduro y al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

Rodríguez precisó que los hombres fueron detenidos el 15 del actual en un pequeño hotel unos 30 kilómetros al sudoeste de Caracas, dos días después de haber ingresado en Venezuela por el estado fronterizo del Táchira. Al momento de la captura decomisaron dos fusiles con mira láser y cartuchos de diferentes calibres, diez uniformes del ejército venezolano y una fotografía donde aparecen juntos Maduro y Cabello.

El ministro anunció que, tras las detenciones, las autoridades están tras “la pista de varias personas de la extrema derecha venezolana involucradas en estos planes”, cuyos ejes están “en Miami, con conexiones en Bogotá”.

Maduro acusó directamente al presidente Barack Obama y al ex mandatario colombiano Álvaro Uribe de estar implicados en el complot.

El presidente venezolano fustigó a Obama, al que acusó de proteger al anticastrista y ex agente de la CIA Luis Posada Carriles, señalado por las autoridades locales como el cerebro de la conspiración contra el mandatario venezolano, junto con los ex funcionarios norteamericanos Roger Noriega, ex embajador en Caracas, y Otto Reich, que fue subsecretario de Estado adjunto para la región en el gobierno de George W. Bush.

“¿Es que es tan débil el presidente Obama que toman decisiones por él en Estados Unidos de matar a un jefe de Estado de América latina sin que él lo sepa?”, dijo Maduro. “¿O es que es tan débil que sí sabe que hay instancias del poder de Estados Unidos que han decidido asesinarme y él no los puede detener? ¿O es que él decidió eliminarme físicamente? El presidente Obama debería contestar estas preguntas”, agregó.

El gobierno venezolano también apuntó directamente contra el ex presidente colombiano, a quien en mayo pasado Maduro había acusado de “asesino” y de estar coordinando un plan para matarlo.

“Álvaro Uribe Vélez, sin duda alguna, tiene conocimiento de todas estas cosas […] No nos extraña en lo absoluto que sea él a través de operadores quien […] dé las instrucciones”, dijo Rodríguez.

El ex presidente colombiano rechazó las acusaciones, que calificó de “infamias de la dictadura” en una entrevista televisiva.

Denuncia

El ministro del Interior venezolano reafirmó ayer la denuncia que hizo en junio pasado sobre la existencia de un plan de magnicidio orquestado por la derecha desde Colombia y Estados Unidos, cuyo centro de operaciones, aseguró, se habría trasladado a Costa Rica.

“La derecha venezolana está unida y no les importa que haya un baño de sangre en el país […] Aquí le pasa algo al compañero Nicolás y la respuesta será avasallante”, manifestó, por su lado, Cabello.
Maduro, en tanto, denunció que con este complot se estaría buscando que Venezuela tenga escenarios de violencia como el de Siria, Egipto o Libia.

Agencias AFP, ANSA, AP y EFE.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *