AGRO, TERRATENIENTES Y VIVIENDAS: La disputa por el sentido de la vida

PERVERSIONES. Los medios llaman “gauchos” a los agrogarcas, ciscándose en Martín Fierro y en la lógica más elemental. Y acuden a reprimir los descendientes mestizos de Fierro haciendo flamear la bandera del prócer oriental, el primero en proponer una reforma agraria. Lo hacen so pretexto de que también es oficialmente la bandera de una provincia a la que consideran propiedad privada. ¡Hasta el punto de ofrecer salvoconductos para transitarla! Y gracias a un poder político provincial sumiso cuando no socio y cómplice, que mira para otro lado.  

Con los años, no solo las arterias, también se endurece el corazón. Años de apartar la mirada de las personas que malviven en la calle, de no mover un meñique para que salgan de allí, se cobran su precio. Y dejan tanta huella como un infarto. La muerte espiritual suele sobrevenir bastante antes que la física. Por lo general, no se mejora envejeciendo. Por lo general, se pierden facultades. Hay que que hacer un gran esfuerzo para que con el paso de los años siga latiendo aquella indignada vergüenza ante las injusticias que nos inundaba cuando éramos pibes. La misma de la que el Che decía que era lo más noble que teníamos, aspecto en el que, sorprendentemente, coincidía con mi cura salesiano preceptor, Agustín Ranguni).

Soy parte de quienes lo intentan con suerte variada.

Viene a cuento del desalojo manu militari de quienes por un motivo u otro, casi siempre impulsados por la miseria y/o el hacinamiento, ocuparon ese extenso predio de Guernica. Ordenado por una justicia a la que no le importó que los supuestos dueños, de la firma El Bellaco S.A. (ver post siguiente) no pudieran mostrar títulos valederos de propiedad.

El poder judicial en Argentina admite que un gauchócrata esclavista desoiga la orden de un juez de mantenerse lejos de una mujer, su hermana, a la que viene agrediendo desde hace mucho; que un fiscal que delinquió pública y aviesamente; que ha extorsionado y metido presos a muchos porque se negaron a inventar delitos y atribuírselos a Ella, reniegue siete veces de su obligación de presentarse a declarar ante un juez que se lo requiere.

Así las cosas (y a pesar de saber que en la toma de Guernica tallaron delincuentes ávidos de apoderarse de parcelas para luego revenderlas y embalados por autoproclamados trotskistas que tienen montada una Pyme más eme que pe, emprendimiento que le permite a más de un centenar de funcionarios vivir a costa de los miles que pasan por las filas de su partido aunque muy pocos se queden), arrugan, amargan y pudren el alma los gases y balazos de goma que contra gentes armadas solo de piedras se lanzaron en Guernica. Hace largos años que está usurpado el Lago Escondido y es posible despojar de su terreno a una escuela rural sin que nadie, nadie, intervenga; el Canal 13 de Magnetto se puede apropiar de terrenos aledaños a la Plaza Constitución, el Guasón apropiarse y seguidamente vender parte de la ribera fluvial de la capital “de todos los argentinos”, y los cajetillas que viven en countris no pagar impuestos inmobiliarios como si sus residencias y “amenities” siguieran siendo baldíos.

Estas injusticias generan tanta violencia como un maremoto, y mas cuando un imbécil fiscal se saca una selfie con sus secuaces con el humo del incendio de las casillas de lata y cartón de fondo, para inmortalizar el momento en que ordenó descargar todo el peso de la ley sobre los más pobres.

El problema no está en el gobierno bonaerense, al que luego de negociar y conseguir varias postergaciones no le quedó más remedio que cumplir la sentencia de una justicia hiperclasista. El problema esta en ésta. En Conte Grand, Casal, Stornelli y Comodoro Pro. Si el poder político emanado del pueblo no puede transformarla, fracasará, cundirá el desánimo, el “apaga y vámonos” y más temprano que tarde volverán otra vez los horribles, váyase a saber con que cara, a completar su obra deletérea y encadenar a un país sojuzgado a un imperio  decadente. Y es que la naturaleza tiene horror al vacío y los goles que no se hacen en el arco rival se padecen en el propio.

Nuestros enemigos disputan entre sí. Tenemos una oportunidad. No la desaprovechemos.
Lo primero es no desentendernos de los más necesitados. Lo segundo, disputarle a los canallas de los medios hegemónicos el sentido de la vida pues la batalla se da en el corazón de las personas. Y lo primero de lo segundo es cortarle el chorro del dinero público a quienes nos han declarado la guerra y no ahorran zancadillas y golpes bajos.

Comentarios (3)

  1. Eduardo

    Guernica por Guillermo Saccomanno en Página 12.
    Una magnifica crónica literaria donde Saccomanno emplea el recurso estilistico que utilizó García Márquez en su novela “El otoño del patriarca” : el párrafo largo, sin puntuación, que no da respiro, que describe toda la carga extenuante y opresiva de la situación.
    Brillante.

    Responder
  2. Eduardo

    Macri y sus secuaces deberían estar ya mismo todos presos.
    Al endeudar irresponsablemente a la Nación, quebraron el Pacto Social, destruyeron la esencia alimentaria del salario y comprometieron la propiedad privada de los argentinos,
    República es sólo una forma de gobierno.
    No hay nada por encima de la Nación y su Pueblo.
    Organicemos otra República sobre las bases de un Nuevo Pacto Social. La Mentira como recurso dialéctico en Cambiemos es una estafa moral insoportable.
    El Saqueo por endeudamiento a la Nación es un Pecado Imperdonable.
    MACRI Y SUS SECUACES DEBEN ESTAR TODOS PRESOS.

    Responder
  3. Todo Perdido

    todo es por plata
    el dinero es el último de los ideales
    https://www.google.com/search?q=grabois+%22peleamos+por+plata%22&source=lnms&tbm=vid

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: