Atentado a la AMIA: Lanata explicó por qué no hay una sola prueba contra Irán y ahora acusa a D’Elía por mantener la misma posición

Compartí

Fue hace seis años. Entonces recopiló no todos pero si la mayoría de los argumentos que demuestran que el fiscal Nisman es un delincuente (al igual que lo fue el juez Galeano) que absorbe unos dos millones mensuales con el único objetivo de tener contentos a Israel y Estados Unidos, y que las imputaciones contra Irán son una pura patraña.
Decía entonces Lanata que contra Irán no había NADA.
Y nada cambió desde entonces excepto que -por la plata baila el mono- ayer Lanata acusó a Luis D’Elía de ser un mercenario por sostener, justamente, que Irán no tiene nada que ver con el atentado a la mutual judía.
El que no tiene ahora NADA en la mano, ni un cuatro de copas (como Nisman) es Lanata. Y por eso rehuye un debate cara a cara con D’Elía. Porque más allá de las chicanas e insultos, el luchador matancero podría demostrar que Lanata es tanto un mercenario como un vendedor de humo, un chanta.

PS: También es cierto que, chanta como es, Sanata es el campeón de los cacerolos. ¡El único que tienen! Y que Magnetto no cuenta por ahora con nadie que pueda reemplazarlo en la tarea de mantener embobadas a señoras y señoritas/os que no leen ni la revista Hola! (si leyeran, el semanario Pronto podría rescatarlas de las catacumbas conceptuales en las que se encuentran). Se extraña desde hace meses algún comentario del ínclito Caparrós (mencionado en el texto de Sanata con evidente sorna) acerca de la trayectoria parabólica de su socio en tantas correrías, a quien tantísimas veces secundó hasta llegar al espanto de Crítica. ¿Dirá alguna vez algo? ¿Será para despegarse? ¿Lo acompañará en su descenso al octavo infierno? Me resisto a la idea de que no tenga nada que decir alguién tan dado a apostrofar desde lo alto, con el índice entre trémulo y sentencioso.        


Compartí

Deja un comentario