PARA QUE GANE SCIOLI: Un escrito revulsivo

Compartí

Es la primera vez que entro a este blog, Conducir es persuadir, y no tengo idea de quién es su hacedor. Su escrito es sumamente provocador y me temo que en líneas generales (no en todo, vean los comentarios) lleva la razón. Vamos, compañeros: hay que salir a la calle y hablar con todo el mundo, comenzando por quienes piensan distinto y no votaron a Scioli. Hay que convencerlos de que lo voten. Otra cosa es entregarle la nación a quienes la destruirán, con toda probabilidad para siempre. Y no exagero. Primero nos endeudarán y después… ya sabemos cómo sigue la película. JS

Para que Scioli gane hay que enrollar las banderas

 

hqdefault

“Enrollen las banderas, no las bajen nunca, pero enróllenlas así los de atrás pueden ver”.  Cristina Fernández, un acto cualquiera.

Una campaña electoral es, por definición, la lucha por la opinión en la sociedad. Conducir es persuadir y nadie nunca jamás logró convencer a alguien de algo de lo que no está convencido. El fuego amigo, ir a votar desgarrado y todas esas pelotudeces tienen su repercusión, porque la gente no es zonza y mira.

Desayunarse la cena, con discusiones sobre qué pasará en el movimiento justicialista en el período 2015-2017, cuando aún no se ganó la elección presidencial es vender la piel del oso antes de cazarlo y tampoco ayuda. Nadie vota delegados, gobernantes que no gobiernen ni dobles comando.

Las reacciones de los compañeros el día después de las elecciones en las redes sociales fueron desopilantes. Desde “la gente es una ingrata”, pasando por “esto es una guerra y acá no se rinde nadie”, la imposibilidad de decodificar el mensaje de las urnas fue estremecedor. El kirchnerismo no solo no ganó en primera vuelta sino que va empatado a un balotaje -que es correrla de atrás- y el peronismo perdió ni más ni menos que la provincia de Buenos Aires.

Alguien dijo una vez: “el kirchnerismo te lleva al paraíso a patadas en el culo”. Si el “paraiso” es el fondo, las “patadas en el culo” son la forma. Los ciudadanos no son idiotas, no quieren el fin de la Asignación Universal, quieren el fin de la cadena nacional una vez por semana porque es una tocada de culo innecesaria que nos gusta a nosotros nomás, que la queremos a Cristina y “qué ídola que sos”. No quieren el fin del Fútbol para Todos, quieren no tener que fumarse una apabullante propaganda política que demasiadas veces cae en partidaria. No quieren dirigentes cobardes con el FMI o los fondos buitre, pero sí con capacidad de autocrítica y de escuchar la calle. Aún la calle asfaltada. Reírnos en la cara de 200 mil caceroleros y decirles: “nosotros tenemos el control del Congreso” o “hagan un partido y ganen” es tirarle el colectivo encima al fitito. Hay demandas ahí, se debe poder tomar nota. Hablar de sensación de inseguridad, ningunear la inflación, no medir la pobreza aunque se la combata, porfiarse con ganancias, minimizar al punto de negar las derrotas electorales se paga, cómo que no. Los errores propios existen y hay que volver a enamorar. Nada peor en política que el autismo.

Cuando el kirchnerismo ganó con el 54%, con 37 puntos de ventaja a su inmediato competidor, empezó a boxear con su sombra. Se olvidó de persuadir, porque ya tenía los porotos y no le hacía falta. Comenzó más que nunca a privilegiar las formas.

Se acentuó una tendencia en la militancia kirchnerista a la endogamia, al microclima. La militancia de la “selfie” -que nadie dice que sea la mayoritaria- existe y es más o menos esto: salir a convencer a los convencidos. ¿Para qué se manda un mail o mensaje de wsp a un grupo de compañeros, si ya pensamos todos lo mismo? ¿Cuánta gente que no es del palo tenés en tu facebook y podés hablar sin putearte porque no te considera un kirchnerista cabeza de termo?

Se convence al que piensa distinto. Escuchándolo para partir de un punto en común y generar empatía. Dando la razón en algunas cosas, aunque sean secundarias para nosotros. Lograr que no te sientan “extraño” y piense que sos un tipo autocrítico y lúcido. Ser “fronterizo” de la grieta. Si llega a pensar: “lástima que está con ellos porque es buen tipo, entiende” arrimaste más, porque ahora te escucha. Fijate bien lo que le vas a decir.

Decir que si gana Macri es el fin del mundo porque es “malo” y quiere destruir el país no sirve. Tirarle con la dictadura, los noventa y su gobierno en la ciudad -ampliamente plebiscitado por la mayoría- no sirve. Hay que dejar de hablar de Clarín por dos años. Esas balas a Macri no le entran y acá lo que se busca es la eficacia en el accionar político.

El discurso de Máximo fue un papelón. No solo no ganó la categoría de diputados, en la que salió segundo, sino que se la pasó puteando a Clarín y dijo -a horas de haber perdido la provincia de Buenos Aires, infinidad de intendencias e ir empatados al balotaje- que: “la gente votó a Cristina con el 54% y a Macri con el 34%”. Autismo absoluto o intereses inconfesables.

Cada vez que Máximo puteé a Macri, éste va a subir en las encuestas. Es una regla de tres simple y Scioli tiene que decirle que cierre el pico y que se haga de abajo.

Scioli dijo que va a ser más Scioli que nunca y eso en criollo significa que va a empezar a mostrarse más autónomo y rebelde del kirchnerismo de las formas. Está perfecto, era hora. Si la militancia kirchnerista quiere hacer su aporte, aparte de convencer en la verduleria -el mundo real, no el virtual- a desconocidos con tacto y humildad, su aporte es este: dejarse putear sin reaccionar.

Scioli va a empezar a tocarle el culo al kirchnerismo simbólico poniendo en caja a Carta Abierta, 678 y La Cámpora. Hay que bancársela y todo aquel que además de kirchnerista sea peronista lo va a entender. Ver en esto una traición y no una táctica electoral es kirchnerismo bobo. Silbar bajito y repetir la línea del candidato es el aporte.

Macri es porteño. ¿Realmente puede ponerse en el lugar de un chaqueño, un chubutense o un salteño? Un porteño no sabe lo que es estar a miles de kilómetros del “calor” y si Dios está en todos lados pero atiende en Buenos Aires hay que hacer la campaña con eso. Hay que plantase en unitarios y federales porque ellos no tienen gobernadores y nosotros muchos muy queridos en sus provincias. Hay que plantarse en el peronismo porque ellos no tienen sindicatos y nosotros sí.

Lograr privilegiar el fondo -que Scioli gane y seguir gobernando la nación-, sacrificando en la campaña las formas, sin reaccionar y conteniendo el fuego amigo, salir a convencer a no convencidos predicando la línea que baje el candidato es lo que la realidad impone para ganar.

Posdata: la eficacia de este texto se medirá en las puteadas que se reciban de los compañeros, porque se busca conmover estructuras mentales.

 


Compartí

17 comentarios

  1. El tono general es de un tactismo tonto o pragmatismo desestructurado. Preferible perder con las botas puestas y profundizando las contradicciones y dejando abierto el camino.
    Scioli es inimputable de kirchnerismo pero no es tan zonso. Su capital político es muy magro y sin Cristina ni el aparato pejotista clásico es nulo. Sin embargo y conociendo la realpolitik peronista y su horror vacui a la suma cero del poder político y a pesar del paupérrimo plafond intelectual del candidato, podría intentar una linea de fuga antik, que lo depositaría en un gobierno debilitado desde el orígen y ampliaría de forma sustancial las posibilidades de fortalecer una posición propia k. El kirchnerismo sera lo que tenga que ser o no será nada.

  2. jajaja! “Si la militancia kirchnerista quiere hacer su aporte”. La militancia kirchnerista es LA MILITANCIA. Lo otro es runfla. Y si se pierde es por esa runfla. Y si no se pierde es por los huevos que le puso la militancia kirchnerista. ¿Que Máximo se calle? Las pelotas! Andá a jugarla de cagón con tu jermu, que acá está en juego el destino de la Patria!

    • Esos son los comentarios que restan, y que tengamos un peronismo partido en 4 o 5. Que es 678 la militancia? todos los militantes kirchnerista del interior sabemos que resta y resta todos los dias. Con sus informes soberbios, con sus dias llenos de “buenas noticias” y te dicen que no hay inflacion y que no hay droga y no hay robos. Enserio pensas que podemos no hacer un mea culpa y parar 5 min la pelota y decir, que conviene más, utilizar todas las tacticas posibles, ganar y despues si ver si discutimos si somos o no unos pelotudos de 678 y selfies cada 20 segundos. Compa, no suma tu comentario, que jermu? anda de jugarla de cagon con tu jermu? comentario vos no sos ni kirchnerista, ni peronista. vos alimentas la división.

  3. Estimado amigo, tu intención es muy buena , pero estas PROFUNDA E INSONDABLEMENTE EQUIVOCADO, confundís los ARGUMENTOS FALACES con el fondo de la cuestión. No es por la cadena nacional, ni por los modales, ni por la exasperación, ni el INDEC, ni nada de eso, te odian por lo que NO TE PUEDEN DECIR y es estar del lado de los “negros de mierda”.

    • Coincido 100%. Lo que jode es el “¿cómo puede ser que a la escuela donde van mis hijos vaya esta gente?”. Miky Vainilla. La guita y los impuestos y esas cosas tampoco. Nunca ganaron tanto como con este gobierno.
      Lo que jode es que algunos negros ahora accedemos a cosas y lugares que antes no podíamos, o vamos al cine o tenemos un auto. Eso le jode a gran parte de la clase media, media alta y alta. Miky Vainilla.
      Hay que matarlos a todos. No, mejor no, porque si los matamos a todos nos quedamos sin barrenderos, domésticas y niñeras.
      El artículo me parece bueno, por supuesto que hay que hacer autocríticas y muchas pero ni bajar ni enrollar las banderas. Las banderas las tuvimos enrrolladas muchos años. Las banderas yo quiero verlas siempre ondeando, luzca el sol o no.

    • No estoy de acuerdo, nose si militaras la calle, pero cuando hablas con la gente te dice lo que dice esta nota, la votaron a crisitina pero se cansaron de su soberbia, no quieren a su hijo, no quiere tanta propaganda, cual es el fondo de la cuestion si no es el voto popular. No digo que no haya que aplicar otras tacticas acompañando esta, pero hay que darle una posibilidad de cambio a la gente, sino van a cambiar por otra cosa.

  4. Y no se de donde sacan la idea de que el sometimiento le da ventajas al sometido, si hacés todo lo que te piden te van a pedir siempre más porque quieren uno que juegue para su clase.

  5. Yo no me considero un intelectual pero creo que este tipo de reflexiones, lejos de enojarnos, deben motivarnos más reflexión. En una revolución hacen falta los intelectuales pero cuando éstos comienzan a creer que la opinión de ellos tiene más peso que la de los demás, vuelven al mecanismo politico que cuestionan. Coincido en muchas de las reflexiones de esa nota, la pasión es necesaria para nosotros, entre nosotros, para retroalimentarnos, pero la estrategia y la respuesta a las cabezas que queremos cambiar, debe ser con política y la pasión nos la debemos meter en el culo. Aquí hubo compañeros que votaron cortando boletas o en blanco y eso es “sentir” NO “pensar”. Estamos a un paso que nos rompan el culo y no porque ellos hayan ganado si no porque nosotros perdimos. Coincido también con que las cadenas, muchas de ellas, estuvieron de más, la estrategia de comunicación, si es que la hubo, debería haber sido otra. El discurso de Cristina sólo nos emociona a nosotros a los que la odian solo le multiplicaba el odio (entonces los discursos de la Presi fueron masturbación) y de que sirve la politica si no es para conquistar? En fin…es lo que pienso.

  6. Perdón, me olvidé. Que un intelectual exprese públicamente que va a ir a votar “desgarrado”, sabiendo que 7 de cada 10 medios los tenemos en contra, más que un intelectual es un pelotudo. Que esos comentarios o lamentos los deje para sus reuniones a puertas bien cerradas. Máximo me cae bien y más aún La Cámpora, ellos son los que van a tener que sostener todo esto y reflotarlo. Pero tampoco creamos que estamos ante un estadista, por ahora tiene más apellido que dialéctica.

  7. entiendo tu reflexion, pero a mi entender, el domingo se jugo el poder en las provincias. Reuteman, de la sota y duhalde hicieron su juego para que ningun kirchnerista tome fuerza en sus provincias. Corrio mucha plata, en Santa Fe el lunes pasaba Carranza con los sobres, cada vez que el lole es candidato pasa lo mismo. En Bs As segun compañeros tambien. En Santa Fe gano Perotti y segundo Reuteman, pero Scioli salio tercero. Ver la conformacion de los votos te dabas cuenta. En Bs As, no hubiesen soportado a Anibal Gobernador, ni que Massa lo dejara tercero a Macri y el “cabezon” tuvieran que negociar con el en desventaja. Son los caciques de la vieja politica. Sacan la billetera y compran los votos. Ahora Scioli esta en el lugar que lo querian: debil para imponerle condiciones. Son parte del menemismo y huelen dolares, muchos dolares rematando las joyas ya no de la abuela sino de esta generacion y las futuras. Quieren la guita y haran lo que sea. El 22 de noviembre veremos si les da la billetera para comprar los votos en las provincias. El lole ya dio un paso al costado, solo pone en su quinta. Por los apoyos deberia ganar Scioli aplastando. Pero habra que ver a que precio.

  8. Scioli, es un invento creado por errores de concepto, como lo fueron Massa, Alberto Fernández (ambos ex-jefes de gabinete), y por lo menos una docena de funcionarios de primero y segundo orden. La mística que fue capaz de hacer que un ciudadano apartidario (había muchos después del 2002) resentido con la clase política argentina, asi como muchos otros, con ideas políticas definidas, cercanas a los preceptos lanzados por Néstor a partir del 2003 y refrendados con las acciones que fué tomando en política social, exterior, económica, en fin, de movilización de todos y cada uno de los sectores que conforman nuestra sociedad, fueron la piedra angular desde donde creció éste movimiento. Soy peronista, como lo era Néstor, como lo es Cristina, entiendo el pragmatismo que fueron mostrando a lo largo de las tres gestiones, y sé que eso fué lo que los hizo distintos al resto de los políticos. Pero una cosa es el pragmatismo empleado en los casos específicos que requiera la situación, para que pueda ser favorable el resultado de la negociación, o de la idea misma a ejecutar, a los fines de ser de provecho para el pueblo, y otra muy distinta, el “pragmatismo”, por el pragmatismo en sí mismo, que roza lo hipócrita, lo mercantil, la esencia misma del ser un corcho, que puede ser capaz de transar con todo tipo de personero de lo injusto, de lo antipopular, con tal de caerle bien a todo el mundo, vistiendo esa actitud de “buena política”, de la política que puede estar bien con todos y hermanar los intereses de un ciudadano que vive en una villa o que no tiene posibilidades de crecimiento por falta de oportunidades, con la señora gorda de Recoleta o con el “exitoso empresario”, que llegó a serlo, por medio de contubernios con ciertos políticos, y con resto necesario como para bancar a los mejores abogados del país, por las dudas. Varios meses antes de las elecciones, los mas recalcitrantes medios de la derecha gringa, sugerían que cualquiera de los tres candidatos, Scioli, Massa o Macri, eran del agrado de los grandes capitales concentrados, OJO, no hablaban de los partidos que representaban, hablaban específicamente de ESAS TRES PERSONAS, y realmente, mi lectura de los resultados de la primera vuelta, es que para una porción muy importante de la ciudadanía, son en esencia lo mismo, por ello, mucha gente de pocos recursos, gente del mas variado orígen y de toda clase social y económica, votó como votó. El error arranca desde hace bastante tiempo, básicamente por la soberbia demostrada en una cantidad de cosas, pero lo cierto es que si hoy se hubiera podido presentar como candidata, Cristina ¿ alguien tiene dudas, de que en lugar de aquel histórico 54%, no hubiera sacado el 60% en primera vuelta ? ¿ de que habla el autor de la nota, que hay que “agachar el morro” para convencer al que votó otra opción, aunque sepamos que esa opción es de lo peor ?, creo que el ejemplo siempre debe ser de arriba hacia abajo, y que no se le puede estar “rogando” a los Kirchneristas (peronistas y no peronistas), que seamos los que deben hacer el trabajo extra, que no habría que estar haciendo, para poder imponer un candidato que por sí mismo no sumó nada en absoluto al movimiento.

  9. Ya comenté en el blog “Conducir es Persuadir” donde se publica esta nota, firmada por el periodista Santiago Costa, cuyo contenido en general me pareció deplorable.
    Creo que después del discurso de Cristina de esta noche, si Costa la hubiera publicado en una hoja de Clarín, la estaríamos usando para envolver los huevos.
    Ayer a medianoche, comenté en un blog superpoblado de comentaristas de “militancia opositora” que aplaudían las “ideas” propuestas por Costa.
    Dije esto que trascribo textual:

    28 de octubre de 2015, 20:04
    Bue, no estoy en general de acuerdo con lo que propone este manual de meloneo político.
    Se usa el verbo “persuadir”, pero en realidad sugiere no mostrar todas nuestras cartas. Así no va, eso es tonguear a quienes pretendemos que voten a Scioli, es decir, al programa histórico del FPV.
    Lo deseable es que Scioli no le eche agua a su tinta: el contenido y el tono del discurso post-elección del domingo es lo que nuestro candidato debería acentuar de acá hasta el 22.

    “Hay que dejar de hablar de Clarín por dos años”, me hizo acordar al “Hay que dejar de robar por dos años” de Barrionuevo.
    En una entrevista radial que le hizo el martes pasado Tenembaum a Víctor Hugo, el charrúa describe el método y cuantifica las operetas llevadas a cabo por Clarín en los 4 últimos años.
    Es un dato para tener en cuenta y seguir dándole batalla a Clarinete y demás multimedios vernáculos.
    Recomendable:
    https://www.youtube.com/watch?v=8JR9HJabczs
    Meritorio trabajo del Pájaro Rojo!
    Esa nota de S.C., lamentable.
    luchodelabasto

  10. Estimados compañeros anoche en 2 horas Cristina dio 4 discursos, en ninguno de ellos utilizo el vocablo Scioli y los concurrentes al acto no portaban ninguna bandera con la consigna Scioli presidente. Yo que tengo 52 pirulos y milite en la década de los 80 donde mi referente era Saul Ubaldini, no entiendo los motivos para elegir un candidato y después dejarlo en banda. Hace 8 años paso lo mismo con Filmus, recuerdo haber hablado con una publicista, que me dijo – El gobierno cree que el fondo de las cuestiones es mas importante que las formas y hoy es tan importante una cosa como la otra, con una buena propaganda Filmus gana-. El acto de hoy fue como una hinchada de futbol alentándose a si misma cuando su equipo esta perdiendo 5 a 0.

  11. Genial, 100% acertado el comentario, es mas hace pocos días dije casi exactamente lo mismo a unos militantes. se debe de tratar llegar a los que no entienden todavía lo que fueron los 90, pero escuchándolos, hacer militancia no patoterismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *