LAS PASO SEGÚN FIRMENICH: No se trata de que la derecha haya crecido mucho sino de que muchísimos votantes frentetodistas se abstuvieron

También sostiene que el “fenómeno” MIlei se reduce a parte de la juventud “libertaria” (si el fusilado Severino Di Giovanni resucitara, la vida del plagiario correría peligro por su explosiva indignación) de la ciudad de Buenos Aires. Quizá desde lejos se aprecie mejor el bosque, el conjunto. Mientras la mayoría de los los nac & pop recién estamos saliendo del shock  y anudando consensos entre compañeros acerca de para dónde rumbear, desde Cataluña, el antiguo líder montonero ofrece un panorama de lo acontecido. Se aceptan y requieren opiniones, pero no comentarios que no se ciñan a lo expuesto.

Análisis del significado político del resultado de las elecciones Primarias Abiertas y Simultáneas Obligatorias 2021

 

POR MARIO EDUARDO FIRMENICH

Las elecciones de las PASO 2021 arrojan un resultado que puede calificarse como catastrófico para el Frente de Todos, apenas 2 años después de haber vencido en las elecciones presidenciales y de gobernadores de 2019 con muy amplia ventaja y obteniendo un respaldo electoral del orden del 50% de los votos.

En 2021 Juntos por el Cambio lo supera a nivel nacional por un 10% de los votos válidos y en Provincia de Buenos Aires lo supera por un 5% de los votos válidos. Además aparece como “revelación” el partido de la extrema derecha liberal con Javier Milei en Capital Federal con un 13% de los votos. Por otra parte el abstencionismo fue el más alto de la historia. 

¿Se derechizó y se despolitizó la sociedad argentina en 2 años? ¿Desapareció el peronismo como espacio sociológico?

Un análisis certero de lo sucedido requiere ir a los datos numéricos de la elección comparándolos con los datos numéricos de 2019.

Esta elección de 2021 es una PASO y ya se ha visto que en las PASO, cuando los partidos presentan lista única en su interna, tienden a tener un abstencionismo mayor porque para el votante no se decide nada. De hecho, como suele decirse, las PASO se convierten en una “encuesta gigante”; siendo rigurosos, se trata de un censo sobre las intencionalidades políticas.

Una comparación válida debe hacerse entre dos elecciones PASO. Pero la elección de 2021 ha tenido el significado político de un plebiscito sobre la gestión del gobierno presidido por Alberto Fernández. Por lo tanto políticamente es válido comparar estas PASO con las PASO de 2019 que decidieron las candidaturas de la fórmula presidencial.

¿Se verifica en estas PASO un abstencionismo con significado político? 

El padrón electoral de 2019 era de 33.848.339 empadronados y los votantes totales fueron 25.859.967. Es decir que hubo una participación de 76,04% y una abstención de 23,96%. Este nivel de abstención (mayor al de una elección general) tiene el significado político de que con lista única no hay incentivos para ir a votar. No es una abstención que tenga sentido de desinterés o de protesta.

El padrón electoral de 2021 es de 34.385.460 empadronados y los votantes totales fueron 23.230.194. Es decir que hubo una participación de 67,55% y una abstención de 32,45%. 1 Con un padrón con 537.121 votantes potenciales más que en 2019, en esta elección los votantes se redujeron en más de 2.600.000 personas. Este abstencionismo tiene significado político, cosa que ya se había notado en las elecciones provinciales previas. Por eso también ahora son políticamente significativos el voto en blanco y el voto anulado, que sumados fueron 1.481.403.  En las PASO de 2021 se negaron a elegir representantes, de una forma u otra, un total de 12.636.669 ciudadanos; una abstención del 36,75% del padrón en un país con voto obligatorio. ¿Quienes son los que se negaron a elegir diputados? ¿Cuál es el significado político de esta actitud? ¿Qué relación tiene con el plebiscito sobre la gestión del gobierno del Frente de Todos a mitad de su mandato?

¿Se verifica una derechización de la sociedad argentina? 

En 2019 el voto de centro-derecha, derecha y extrema derecha se expresó del siguiente modo:

PARTIDO VOTOS
Juntos por el Cambio 8.121.596
Consenso Federal 2.081.293
Frente Nos (Gomez Centurión, Cynthia Hotton) 670.156
Unite (Espert) 550.580
TOTAL 11.423.625
PORCENTAJE DEL PADRÓN 33,75%

 

En 2021 el voto de centro-derecha, derecha y extrema derecha se expresó del siguiente modo:

PARTIDO VOTOS
Juntos por el Cambio 9.146.729
Peronismo Federal 1.182.408
Partidos derecha liberal (Milei. Espert, Neves – Gomez Centurión, Cynthia Hotton) 1.603.008
TOTAL 11.932.145
PORCENTAJE DEL PADRÓN 34,70%

 

En términos absolutos el espacio de la derecha aumentó unos 500.000 votos entre 2019 y 2021, aumento que no llega al 1% del padrón electoral. La evidencia indica que no existe un desplazamiento masivo del voto hacia la derecha. 

En términos de porcentaje de los votos válidos el resultado de las PASO 2021 da la imagen distorsionada de que Juntos por el Cambio ha crecido muchísimo, obteniendo más del 40% de los votos, y por eso le ha sacado una ventaja de 10% al Frente de Todos. Pero la realidad es que no ha tenido ningún crecimiento significativo. El millón de votos que aumenta Juntos por el Cambio sale casi íntegramente del millón de votos que pierde la alianza Consenso Federal por su disolución. 

Sinceramiento. Los votos del difuminado tándem Roberto Lavagna- Juan Manuel Urtubey, pasaron en masa a la derecha.

 

Buena parte del crecimiento cuantitativo de 500.000 votos de la derecha es la captación del voto joven de Capital Federal que Milei consiguió con sus 238.522 votos. Como realidad sociológica, este voto representa el espacio histórico de la derecha liberal en la Ciudad de Buenos Aires, que había perdido su representación política desde la desaparición del partido de Álvaro Alsogaray. Si descontamos estos votos, el corrimiento de votos hacia la derecha no supera los 300.000 votos en todo el país.

¿Cómo perdió votos el Frente de Todos y cuántos perdió? 

En las PASO de 2021 el Frente de Todos obtiene un 31,3% de votos a nivel nacional. A primera vista pareciera que su respaldo se ha reducido al “voto duro” del peronismo, que en realidad su nivel histórico ha estado cerca del 35%. Pero los porcentajes de la elección de 2021 son engañosos, porque los votos se miden como proporción de un total muy inferior dado el abstencionismo y los votos en blanco y nulos.

En las PASO de 2019 el Frente de Todos obtuvo 12.205.085 votos, que representaron un 47,78% de los votos válidos.

Hirsuto Milei. El “fenómeno” de quien vocifera que acabará con “los zurdos de mierda” es magnificado mientras se oculta el crecimiento de la izquierda.

Es sabido que cuando un frente hegemonizado por el peronismo obtiene cerca del 50% de los votos, esto se debe a que un sector de votantes independientes, mayoritariamente de clase media, se vuelca a la alianza con el movimiento popular.

El sector independiente representa aproximadamente un 15% de los votos válidos en una elección presidencial con participación del orden del 85%. En las PASO de 2019 la participación fue sólo de 76,4%, de modo que podemos aceptar que el aporte del voto independiente ha sido menor que en la elección general. Si estimamos el voto independiente en 10% de los votos válidos en aquella elección, entonces los votos peronistas del Frente de Todos en las PASO de 2019 podemos estimarlos en 9.650.651 (37,78% de los votos válidos).

En las PASO de 2021 el Frente de Todos obtuvo 7.107.973 votos. Esto significa que el Frente de Todos ha perdido más de 5 millones de votos entre 2019 y 2021. La mitad de esos votos los ha perdido en la Provincia de Buenos Aires. 

Era previsible para cualquier análisis político objetivo sobre la gestión del gobierno nacional que el peronismo había perdido en los últimos dos años el apoyo que había obtenido de los sectores de clase media políticamente independientes. El deterioro de la imagen de Alberto Fernández en las encuestas reflejaba ese fenómeno político. Esto explica la pérdida de 2.554.434 votos.

Por lo tanto hay una pérdida de 2.542.678 votos que corresponden a ciudadanos peronistas que le han retirado su apoyo al gobierno del Frente de Todos y lo han hecho en todo el territorio nacional, afectando a la representatividad de caudillos provinciales que parecían incombustibles.

¿A donde han ido los 5 millones de votos que perdió el Frente de  Todos? De acuerdo a lo ya visto, está claro que los votos perdidos por el Frente de Todos no han ido a los partidos del espacio de la derecha.

Parece claro que los 2.629.773 personas menos que votaron en 2021 respecto de 2019 son votantes del Frente de Todos que se sumaron a la abstención como crítica a la gestión gubernamental.  

Las candidaturas peronistas críticas de Randazzo y Moreno obtuvieron aproximadamente 500.000 votos que forman parte de la pérdida de votos del Frente de Todos. Por otro lado, el conjunto de los pequeños partidos de izquierda tuvieron la mejor elección de su historia, aumentando en casi 1.000.000 de votos a nivel nacional.

Estas tres categorías suman más de 4.100.000 votos de los 5 millones perdidos por el Frente de Todos.

Una parte de 1.481.403 votos en blanco y anulados seguramente también corresponden a la pérdida de votos del Frente de Todos. Y es probable que en algunas provincias haya habido desplazamiento de votos del Frente de Todos hacia algunos partidos provinciales.

La pérdida de los dos millones y medio de votos peronistas se explica por la suma de los 500.000 votos de candidaturas disidentes y 2 millones de los 2.600.000 votos menos que hubo en esta elección respecto de la de 2019, que se sumaron al abstencionismo.

El incremento de un millón de votos de los partidos de izquierda se explica con los votantes independientes que perdió el Frente de Todos, así como también el resto del abstencionismo, parte de los votos en blanco y nulos y alguna fuga de votos hacia algunos partidos provinciales. 13 de septiembre de 2021

NOTA

1) En todos los datos de las elecciones de 2021 se ha hecho la proyección al 100% partiendo de los datos del escrutinio provisorio que expresan datos nacionales con el 98% escrutado y algunos datos distritales con porcentajes escrutados algo menores.

 

Comentarios (2)

  1. Tito

    Clave 1:
    Gobierno Nacional y Popular negocia para legitimar y documentar deuda ilegal y estrafalaria gestada en un minuto y medio por ejecutivo mafioso.
    Clave 2: Caso Vicentin pa’ triqui
    Clave 3: Caso Hidrovia pa’ triquiñuelas, nos hacemos cargo en situación de bajante histórica y por un año ( hasta que vuelvan las aguas ).
    Clave 4: Los trabajadores, jubilados y pensionados continúan pagando ganancias. Me devolvieron 10 mil, me sacaron 12 mil. Después de las elecciones no devolverán más y me continuarán sacando.
    Clave 5: Milagro Sala continúa presa, Macri libre.
    Clave 6: Inflación y bajos ingresos.

    Conclusión.
    Me quedo en casa o voto izquierda.

    Responder
  2. Ricardo

    Pocos comentarios para lo que la coyuntura merece.

    Voy a omitir lo inmediatamente perceptible. En otras palabras, me voy a ir a la mierda.

    Un proyecto nacional —un proyecto y no decisiones guiadas por las circunstancias— no puede verse constreñido por los límites de la falsa democracia burguesa. En otras palabras: en el 2023 no puede volver un proyecto antinacional. No puede. Sea por las buenas o por las malas.

    Eso es un proyecto. Lo otro es azar.

    Responder

Responder a Tito Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: