¿Quién es Claudio Avruj? por Amigos Contra La Impunidad Comunitaria (ACLIC)

Compartí

Tal como lo recibí de una fuente confiable. No conozco quienes integran ACLIC, pero lo que dicen me parece verosimil y por eso, aunque no formo parte de la prensa comunitaria, lo publico. Bueno es recordar que antes de ser ladero de Macri, Avruj lo fue de Beraja. (dicen que tambien fue mecenas de Pepe Eliashev)

Otra cosa: espero que el Museo de Malvinas que se está construyendo dentro del predio de la ESMA no sea regenteado por esta gente. Porque, por lo pronto, está siendo construido por los amigos de Macri.

La comunidad judía de la Argentina no aprende más

Quién es Claudio Avruj

 

Estimados miembros de la prensa comunitaria los invitamos a publicar la siguiente denuncia.
En su momento colaboramos para desenmascarar las perversas intenciones de Claudio Avruj y un grupo de hacerse de la Daia. Nos parece lo que denunciamos en el presente escrito tiene la entidad y seriedad de ser publicado en vuestros medios y alertar a la comunidad.
Los saludamos.
ACLIC-Amigos contra la impunidad comunitaria

La comunidad judía de la Argentina no aprende más.  Quién es Claudio Avruj.

Así como el país parece fijado en lo que Mircea Eliade denominó “el eterno retorno”-  un fenómeno que tiende a repetir cíclicamente las mismas conductas y desgracias – la comunidad judía inserta en esta realidad es un fiel reflejo de ello y no logra salir de esta conducta irresponsable y suicida.

Una perversa combinación de corrupción, impunidad, alienación e indiferencia individual y colectiva se han adueñado de nuestra realidad. Funcionarios públicos que se enriquecen ante nuestra vista y la impotencia de no saber cómo frenar este escándalo.

En los últimos años, y en especial luego del atentado a la Amia, hemos sido testigos de cómo desde los poderes políticos se intenta cooptar a la comunidad y cómo inescrupulosos miembros de nuestra grey tentados por las “bondades” del poder y el dinero se venden al mejor postor y de paso venden a la comunidad. Claudio Avruj.  ex director ejecutivo de DAIA entre los años 1997 y 2007,  es uno de los mejores exponentes de esto.

Como muchos sabrán, el mencionado fue convocado por Mauricio Macri desde el inicio al frente de la ciudad para acompañarlo en su gestión y ser su operador entre otros,  para temas vinculados a la comunidad Judía.
Avruj está dispuesto a todo si se trata de negocios. Mostraremos tan solo algunos ejemplos.

Fuimos testigos del intento del gobierno de Macri y un grupo de empresarios de hacerse de la DAIA cuando trataron que Avruj,  subsecretario de derechos humanos del gobierno de la ciudad, responsable del área de colectividades entre otras,  y ex director ejecutivo de la entidad,  asumiera la presidencia de la misma. En algún momento algunos despertamos y lo denunciamos,  nos hicimos las preguntas correctas y esto evitó que la DAIA pasara a ser un instrumento de fines ajenos a los intereses de la comunidad.

Pero en la Argentina, el que no corre vuela,  y nunca crea que las fuerzas corruptas se repliegan. Bien,  perdimos la DAIA, ¿por dónde vamos ahora?

El museo de la Shoá, que debería ser un lugar sagrado, era un muy buen espacio de poder para operar.

Sin que nadie se espante, el Lic. Avruj y aquellos que lo acompañaban para la DAIA se hacen del museo.

Nadie se preguntó si hay contradicción de intereses, si el museo ahora presidido por un funcionario del gobierno de la ciudad quedaba  fuera de la interna política nacional y qué implicancias podía tener, si un funcionario público puede restar tiempo a su actividad profesional en el GBCA con una tarea de “voluntario” como es presidir un museo;  tampoco nadie se preguntó cuáles son los intereses de tan noble actitud del funcionario.

Desde ya,  es más fácil comprar espejitos de colores y fantasear que aportará frondosos fondos del heraldo público para sostener el museo. No vaya a ser,  D’s no lo permita, que metamos la mano en nuestros bolsillos para financiar el museo.
En la conducta de masa anestesiada y sin capacidad de asombro, tampoco nadie se exaltó demasiado cuando en el 10º aniversario del museo el “invitado estrella” fue el jefe de Gobierno de la ciudad Mauricio Macri,  y los materiales que se repartieron fueron editados por su gobierno.
Sobre conductas éticas muy cuestionables del funcionario,  el diario Tiempo Argentino y el prestigioso sociólogo Yaacov Rubel realizaron contundentes denuncias.

Avruj nunca se ha ido con pequeñeces cuando se trata de negocios. Comprende muy bien que para manejar el poder y discurso en la comunidad, los medios de comunicación son una clave y de paso, con el posicionamiento necesario dentro de la estructura política de la ciudad, un muy buen negocio paralelo. ¿Quién puede vivir tan solo con el sueldo de funcionario?

Desde hace unos años sus inquietudes empresarias y  periodísticas lo llevaron a asociarse – en realidad a ser el dueño oculto – de minuto 91: una productora de programas de radio y TV de su amigo Gustavo Szpigiel  que incluso de manera abierta y por los buenos contactos de ambos en la institución alquiló oficinas en la sociedad Hebraica Argentina.

Pero las ambiciones de Avruj y de algunos dentro del Gobierno de la Ciudad son mayores,  tanto desde lo político como desde lo económico. Ahora, sin que a nadie se le mueva un pelo,  asociado a Szpigiel y  al periodista  Guillermo Yanco,  pareja de la diputada patricia Bulrich y por esas casualidades vicepresidente del museo de la Shoá,  desarrollan VIS a VIS que tiene programas de televisión, radio (En radio Cultura están juntos en una tira de lunes a viernes) y recientemente un portal de noticias judías “cadena de noticias judías” para ayudarnos a entender qué pasa y en el camino operar a la comunidad judía local.

Sin duda Avruj es un funcionario versátil y con mucho tiempo libre como para poder desarrollar estos emprendimientos que nada tienen que ver con la función pública para la cual los ciudadanos le pagamos su sueldo.

¿Quiénes se imaginan que son los principales sponsors de VIS A VIS?  Escuche el programa de radio,  vea los de TV y no lo podrá creer, o sí.

Ingrese  al portal www.visavis.com.ar y se sorprenderá; un banner impresionante del Gobierno de la Ciudad sirve de pie de página, otro del Banco Ciudad, Telecom Argentina, IRSA. Eso se llama independencia periodística; un logro comercial nunca visto para un portal incipiente pero seguramente lleno de buenas intenciones.

Como la impunidad y torpeza  de Avruj son absolutas,  publica diariamente en su Facebook lo que entiende son sus logros.  Transcribimos sólo el del primer día del año.
Wed, 1 Jan 2014 00:33:32 +0000
Claudio B. Avruj <https://www.facebook.com/claudio.avruj>

Se va un año intenso y vívido a pleno en trabajo y en afectos. Mis hijos me llenaron de alegrías y emociones. Casamiento, bar mitzva, fin de primaria y de secundaria, y alegrías deportivas. Mis amigos estuvieron siempre. Mi pareja crecio y se fortalecio. El gobierno de la ciudad me permitió desarrollarme en lo q me gusta con un equipo de trabajo excepcional, pude con un grupo de dirigentes magnífico iniciar un ciclo de trabajo por la comunidad en el Museo de la Shoa y por ultimo vi el crecimiento de visavis.com.ar . Fui muy feliz este año y como creyente le agradezco mucho a DIOS por ello. Felicidades y lo mejor para todos!!!

Como usted podrá apreciar, es un hombre feliz y tiene buenos motivos.

A propósito de su pareja, la misma fue incorporada a mediados del año 2012 dentro de la esfera que maneja Avruj en el Gobierno de la Ciudad,  en primera instancia para unos proyectos de Convivencia en la Diversidad y luego ascendida a un cargo de dirección con un muy apetitoso sueldo en la dirección de asistencia a soldados de Malvinas.  Sí, mientras paraliza por falta de recursos económicos el programa de asistencia a las víctimas de violencia sexual y no actualiza  los sueldos de los trabajadores del “Parque de la Memoria” con lo cual prácticamente cierra el mismo,  su pareja accede a una dudosa dirección de un extraño programa del GBCA para los soldados de Malvinas  y por dicha tarea recibe magníficos honorarios.

Hay muchos otros negocios que se le conocen dentro del ámbito de gobierno, pero corresponderá a otros que cuentan con pruebas fehacientes realizar las denuncias correspondientes y a las autoridades del GBCA dar respuesta y tomar las medidas administrativas y políticas que corresponden.

A los dirigentes y miembros de la comunidad judía, nos corresponde ser conscientes de que por acción u omisión todos somos responsables y culpables por el accionar de estos nefastos personajes que hemos sabido conseguir y a los cuales no hemos detenido en su accionar,  apartado de nuestro seno ni denunciado públicamente.  Cuando aparezca la próxima operación política y mediática que juegue en contra de los intereses de la comunidad, no diga que no se lo habían advertido.

¿Será la comunidad capaz de encontrar antídotos y romper con su propia corrupción? ¿Podrá tener el coraje de dejar de ser cómplice? ¿De saber aislar y detener a sus corruptos?  ¿Sabrá poner coto y denunciar donde corresponda  a aquellos que la quieren usar para fines espurios? No lo sabemos en una Argentina que nunca termina de sorprender y donde parece que todo es posible y nadie se escandaliza.


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *