TRIPLE A. Condenaron a cinco allegados a López Rega

Es del lunes, pero recién ahora tengo tiempo de subirla. Habría, hay, muchísima tela para cortar… Sin ir más lejos que en esta sentencia se le hurta al lector la conducción estratégica de la CIA, la táctica de las fuerzas armadas y el hecho crucial que tanto el cerebro (a través de la Superintendencia de comunicaciones) como la columna vertebral del Terrorismo de Estado anterior al golpe de Estado estuvo vertebrado (a través de la Superintendencia de Seguridad Federal, SSF) por la Policía Federal. JS

En la causa penal abierta más longeva de la historia nacional 

Condenaron por asociación ilícita a cinco miembros de la Triple A allegados al “Brujo” López Rega

201603282203067e8dc2

López Rega bromea en la fiesta de casamiento de Almirón con una azafata de Iberia.

Cinco ex miembros de la Triple A que integraron la organización parapolicial desde sus empleos en el Ministerio de Bienestar Social (MBS) cuyo titular era José López Rega, fueron condenados hoy por asociación ilícita, en una causa que se tramitó de acuerdo al viejo Código de Procedimientos en Materia Penal. El fallo, que los condenó a cuatro años de prisión, fue dictado por la jueza federal María Servini de Cubría en el marco de la causa penal más antigua de los anales judiciales argentinos, en cuyo último tramo intervino el fiscal federal Eduardo Taiano y actuó como querellante la Liga Argentina por los Derechos del Hombre.

La magistrada dio por probado que Jorge Conti (ex periodista, vocero del citado ministerio y futuro yerno de López Rega), Carlos Villone (secretario privado de López Rega), Julio José Yessi (jefe de la llamada Juventud Peronista de la República Argentina o “Jotaperra”), el cabo 1º de la policía bonaerense Norberto Cozzan, y Rubén Pascuzzi, un suboficial retirado de la Policía Federal, integraron la organización que aplicó el Terrorismo de Estado durante los años 1974 y 1975 desde sus cargos formales en el Ministerio de Bienestar Social.

En la sentencia, la magistrada afirmó que la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina) “fue proyectada, materializada, financiada y conducida por agentes públicos, más precisamente por un ministro de la Nación”, en referencia a José López Rega.

En ese sentido, indicó que, de hecho, los condenados en esta causa estuvieron vinculados al MBS.

El fallo, fue dictado en febrero pero que recién trascendió hoy, consigna que el escribano y periodista Conti desde el área de Prensa, Relaciones Públicas y Difusión, y Villone, como secretario de Estado de Coordinación y Promoción Social- habrían actuado como los “enlaces” entre López Rega y los distintas escuadras de sicarios que actuaban teniendo como base el Ministerio entre fines de 1973 y junio de 1975, cuando Lopez Rega debió renunciar a su cargo e irse del país como embajador “plenipotenciario” e itinerante.

“El delito que aquí se juzga no fue consecuencia del accionar de personas individualmente consideradas, para su perpetración fue necesaria la misma estructura y recursos proporcionados en principio por uno de los ministerios del Estado”, sostuvo la jueza.

Además, consideró que la sede de esa cartera se utilizó “como lugar físico” para reuniones de la Triple A, como así también se utilizó para financiar su funcionamiento.

“Se proveyeron fondos para compras de armamentos, solventar su logística, se utilizó su aparato de prensa, y hasta sus requerimientos aduaneros en materia de armas”, puntualizó la magistrada.
Entre otros delitos, pudo probarse que algunos de los cometidos por los integrantes de la Triple A fueron homicidios, privaciones ilegítimas de la libertad y atentados de todo tipo.

Tal como sostuvieron la fiscalía a cargo de Taiano, la querella, el juzgado en la etapa de sumario y la Cámara Federal de Apelaciones, Servini coincidió en que “no existe ningún obstáculo legal para la persecución de este delito, pues la acción penal respecto del mismo es imprescriptible en virtud de tratarse de un delito de lesa humanidad”.

Sin embargo, expertos consultados por la agencia Télam expresaron que será difícil proseguir con la persecución penal de los miembros de la Triple A, teniendo en cuenta que la columna vertebral de esa organización fueron en Buenos Aires policías federales en retiro y actividad a los que el juez Norberto Oyarbide siempre fue reacio a estimular.

La Triple A, en efecto, se basó en miembros de las custodias de la presidenta María Estela Martínez de Perón (cuyo jefe era el subcomisario retirado Rodolfo Eduardo Almirón), de la del ministro López Rega (cuyo jefe era el comisario retirado Juan Ramón Morales) y en miembros de la Superintendencia de Seguridad Federal (SSF) de la PFA, la antigua Coordinación Federal.

Detenidos, “El Chango” Morales y “El Pibe” Almirón murieron en sendos hospitales (el Churruca y el Ramos Mejía), mientras que el que quizá haya sido el mayor asesino serial del grupo, el suboficial mayor Miguel Ángel Rovira (que como Morales integraba la custodia de “Isabel” Perón), también detenido, murió en su casa.

AAA

                                      Almirón, Conti, Rovira, López Rega,  Edwin Duncan Farquharson y otro probable sicario

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: