CORONAVIRUS – SOSPECHAS. China sugiere que EEUU lo pudo haber introducido en Wuhan; Cuba recuerda su largo historial de agresiones virósicas y bacteriológicas

En respuesta a las acusaciones (que bien podríamos llamar bardeo) de funcionarios norteamericanos, un portavoz de la Cancillería china manifestó sus sospechas de que el coronavirus pudo haber sido llevado a Wuhan consciente o inconscientemente por militares estadounidenses que partciparon en los Juegos Mundiales Militares en la ciudad de Wuhan en octubre y noviembre últimos. Cuba se subió a esas acusaciones recordando el extenso historial de agresiones bacteriológicas y virósicas que la isla debió soportar de parte de la CIA.

El vocero del Ministerio de Exteriores chino sugirió que pudo haber sido el Ejército de Estados Unidos quién llevó el corona virus a Wuhan

 

Miembros del equipo de EE.UU. durante la inauguración de los VII Juegos Mundiales Militares en Wuhan, el pasado 18 de octubre (Reuters)

Lijian Zhao (foto) basó su acusación en las afirmaciones del director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de China acerca de que “algunos casos” del coronavirus fueron clasificados erróneamente como influenza en los Estados Unidos porque los médicos no tenían como detectar la nueva enfermedad virósica.

 

RT

Un vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Lijian Zhao, exigió el jueves a EE.UU. que revele lo que está ocultando sobre los orígenes del covid-19 y sugirió que fue el Ejército estadounidense quien “ha llevado” el coronavirus a China.  En una serie de tuits Zhao se refirió a las recientes declaraciones de Robert Redfield, director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), en la Cámara de Representantes de EE.UU.

Este miércoles, Redfield reconoció que algunos casos del coronavirus en EE.UU. fueron clasificados erróneamente como influenza ya que los médicos no tenían en aquel momento una prueba precisa para la nueva epidemia. El alto cargo no dio detalles sobre cuándo aparecieron estos casos mal evaluados por primera vez, sólo señaló que “algunos casos han sido diagnosticados de esa manera”.

Hablando sobre el hecho de que en EE.UU. no hay equipos de prueba suficientes, el miembro de la Cámara de Representantes, Harley Rouda, le preguntó a Redfield si sin estos ‘kits’ de prueba “es posible que aquellos que han sido susceptibles a la influenza hayan sido clasificados erróneamente en cuanto a lo que realmente tenían” y si “es muy posible que en realidad tuvieran el covid-19”.

Redfield respondió que la práctica estándar requiere primeramente hacer pruebas para detectar la influenza. “Pero solo si les fueron realizadas las pruebas. Entonces, si no se les hicieron las pruebas, no sabemos qué es lo que tenían”, concluyó Rouda, al tiempo que preguntó si en EE.UU. hay personas “muriendo por lo que parece ser influenza, cuando en realidad podría ser el coronavirus”. 

Algunos casos han sido diagnosticados de esa manera en Estados Unidos hasta la fecha”, respondió el director de los CDC.

¿Cuándo apareció el paciente cero en EE.UU.? ¿Cuántas personas están infectadas? ¿Cómo se llaman los hospitales? Podría ser el Ejército estadounidense quien llevó la epidemia a Wuhan“, señaló este jueves a través de su cuenta en Twitter el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, reaccionando de esta manera a las declaraciones de Redfield.

Zhao además pidió a EE.UU. que sea “transparente” y que haga “públicos sus datos”. “¡EE.UU. nos debe una explicación!“, declaró el vocero.

En un tuit separado Zhao también instó a que EE.UU. informe a China sobre cuántos de los “34 millones de casos de influenza y 20.000 muertes” reportados por Washington están relacionados con el covid-19.

Sin embargo, el portavoz no elaboró cómo o cuándo el Ejército de Estados Unidos habría llevado el covid-19 al territorio chino.

Por su parte, otro vocero de la cancillería china, Geng Shuang, al ser preguntado repetidamente sobre las declaraciones de Lijian Zhao señaló que la comunidad internacional tiene ideas diferentes sobre el origen del coronavirus.

Al mismo tiempo, Geng no comentó directamente a las preguntas de los reporteros sobre si las declaraciones de Zhao son coincidentes con la postura oficial de Pekín sobre el virus.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el brote del nuevo coronavirus fue reportado por primera vez el 31 de diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan, la provincia china de Hubei. No obstante, la búsqueda del origen de la enfermedad mortal, que ya acabó con la vida de más de 5.000 personas a nivel mundial, sigue estando en curso.

Video: Inaguración de los VII Juegos Militares em Wuhan el pasdao mes de octubre:

……………………

Coronavirus, ¿otra acción de terrorismo biológico?

 

Completado primer hospital en Wuhan, China, para tratar coronavirus

Un artículo publicado en su blog personal por el periodista español Patricio Montesinos maneja la teoría de que el coronavirus pueda ser  un germen creado en laboratorios de Estados Unidos, como arma bacteriológica de la guerra comercial desatada por Washington contra China.

Según reseña el texto reproducido en Rebelión, varias declaraciones recientes de altos cargos de la Casa Blanca y una cada vez más intensa campaña mediática internacional antichina, alimentan la hipótesis de que la administración del presidente Donald Trump pudiera ser la responsable de la epidemia aparecida a fines de 2019, en la ciudad de Wuhan.

Montesinos hace alusión a lo manifestado el 31 de enero por el Secretario de Comercio Wilbur Ross, quien afirmó: «el brote de coronavirus que ha contagiado a miles de personas podría impulsar la economía estadounidense». Pero el alto funcionario fue más allá al aseverar que «ayudará  a acelerar el regreso de empleos a Norteamérica».

Tales afirmaciones de Ross siguieron a otras del secretario de Estado Mike Pompeo, quien en medio de la emergencia que vive el mundo por la referida enfermedad identificó a China como una amenaza a los principios democráticos internacionales.

A lo anterior se suma el silencio cómplice de los grandes medios de información que omiten mencionar los ingentes esfuerzos desplegados por las autoridades del país asiático para controlar la expansión de la epidemia, entre los cuales resalta la construcción en tiempo récord de dos grandes hospitales destinados a brindar asistencia médica de máxima calidad a los enfermos y la búsqueda de efectivos fármacos que puedan curar la dolencia.

Plantea el periodista en su escrito que aunque se haya tratado de esconder, el mundo conoce bien cómo sucesivas administraciones de Estados Unidos acudieron a la guerra biológica para derrocar gobiernos considerados adversos, desatar conflictos entre naciones y exterminar poblaciones.

Fidel, un reiterado objetivo

Una mirada a lo sucedido en el orbe durante los últimos 60 años permite afirmar que pocas naciones han sufrido tan variadas formas de ataques biológicos como Cuba.

Quizá una de las pretendidas primeras víctimas de esa tenebrosa manera de agresión lo fue el Comandante en Jefe Fidel Castro a comienzos de la Revolución, cuando la Agencia Central de Inteligencia (cia por su sigla en inglés) diseñó un plan para contaminar un traje de buceo que supuestamente sería utilizado por el líder cubano.

Cuidadosamente infectado con bacilos de la tuberculosis, la cia quiso utilizar  la hospitalidad de Fidel con James Donovan, un abogado que negociaba con el Gobierno cubano la liberación de los mercenarios capturados en la invasión de Playa Girón, para hacerle llegar a través de él al Jefe de la Revolución el referido traje.

El macabro regalo no fue entregado por Donovan a su anfitrión y las versiones llegadas hasta nuestros días sugieren que este rehusó o buscó un pretexto para evitar involucrarse en el infame acto.

Tampoco faltaron los intentos por inocular microorganismos en tabacos que fumaría Fidel, a fin de propiciar la caída de su emblemática barba.

Luego del fracaso de la invasión por Playa Girón, en 1962 la cia, con el beneplácito del Gobierno estadounidense, puso en ejecución la llamada Operación Mangosta, que incluía entre sus acciones el uso de agentes biológicos y químicos capaces de destruir las cosechas cubanas e incapacitar a los trabajadores agrícolas.

No fue casual entonces que poco tiempo después apareciera en los campos de la mayor de las Antillas el virus patógeno New castle y provocara severos estragos en la masa avícola nacional al tener que sacrificar decenas de miles de ejemplares.

De acuerdo con lo planteado por William Turner, ex agente del FBI, y el periodista Warren Hinckle, en el libro Secretos letales: la guerra de la cia y la mafia estadounidense contra Fidel Castro y el asesinato de John Fitzgerald Kennedy, Estados Unidos utilizó la guerra bacteriológica en Cuba durante la administración de Richard Nixon (1969-1974) y la CIA comprometió al gobierno norteño en una guerra secreta no declarada e ilegal contra Cuba. Muestra de ello fue el súbito surgimiento y rápida propagación en 1971 de la primera epidemia de fiebre porcina africana, cuyo control y erradicación conllevó a la eliminación de más de medio millón de cerdos.

El 7 de enero de 1977 un cable de la agencia norteamericana UPI, fechado en Washington, informó que una fuente no identificada de la CIA reveló haber recibido a principios de 1971 un recipiente que contenía virus, en Fuerte Guglick, base del ejército estadounidense en la zona del Canal de Panamá. El mismo sería trasladado en un pesquero a agentes encargados de operar clandestinamente en Cuba.

A lo largo de las investigaciones hechas por un grupo de científicos del Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria (Censa), dirigidos por la doctora Rosa Elena Simeón Negrín, se llegó a la conclusión de que ese germen específico de los cerdos había sido adaptado artificialmente para vehiculizarlo por medio de aves. Los especialistas alertaron que eso solo podía lograrse de forma intencional y con técnicas depuradas de ingeniería genética y biotecnología.

Era la primera vez que la agresiva enfermedad se propagaba en el hemisferio occidental.

La fiebre porcina africana reapareció nuevamente en Cuba en el año 1979. En esa ocasión pudo conocerse que la reinfección tuvo su origen en los alrededores del poblado de Caimanera, muy cerca de la Base Naval estadounidense que ocupa ilegalmente territorio cubano en Guantánamo.

Otras acciones de guerra bacteriológica sufridas por el pueblo cubano entre la década de los 70 y los años 90 del pasado siglo fueron la introducción deliberada del Moho Azul del tabaco (1971), que afectó severamente la producción de tan importante renglón exportable, la Roya de la Caña (1978), cuyo devastador efecto obligó a desmantelar la casi totalidad de los campos sembrados con la variedad de caña Barbados 4326, de elevados rendimientos agrícolas e industriales; la dolorosa epidemia de dengue hemorrágico (1981), causante de 158 fallecidos, de ellos 101 niños, y la plaga de insectos Thrips palmer que asoló diversos cultivos.

Durante el juicio realizado en la ciudad de Nueva York en 1984 al  agente de la CIA de origen cubano Eduardo Arocena, este declaró sin tapujos que la misión del grupo bajo su mando tenía la encomienda de obtener ciertos gérmenes patógenos e introducirlos en Cuba.

La confesión consta en el acta asentada en la página 2189, expediente 2-FBI-NY 185-1009, pero el fiscal del proceso jamás ordenó investigarla.

No existen evidencias en este momento de que el coronavirus forme parte de una acción terrorista biológica de Estados Unidos, pero la práctica de ese país y las declaraciones de algunos de sus más altos funcionarios llevó al periodista Patricio Montesinos en su enjundioso artículo a preguntarse: «¿No es muy sospechoso que haya aparecido el coronavirus en China y que Washington lo haya introducido para debilitar a lo que muchos ya consideran la primera potencia económica mundial, por encima del hasta ahora imperio del mal liderado por Trump?».

 

En contexto

  • Más de 31 400 casos de infectados con el coronavirus existen en el mundo, de acuerdo con un reporte ayer de la Organización Mundial de la Salud (oms), y de ellos más de 31 200 en China.
  • El brote se encuentra ya en 25 países y han fallecido 638 personas, de las cuales solo una se registró fuera del gigante asiático.
  • Ningún país de América Latina figura aún en el mapa de distribución del coronavirus elaborado por la oms, aunque se comprobó el contagio de un ciudadano argentino que viajaba en un crucero retenido en Japón.
  • Hasta el momento los médicos chinos han salvado 1 540 personas, de acuerdo con un reporte del Diario del Pueblo.
  • El Diario del Pueblo divulgó que el presidente de China, Xi Jinping, dialogó telefónicamente este viernes con su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, pidiendo cordura en la atmósfera internacional mediática, donde deliberadamente se exponen cifras y datos sin contrastar, que transmiten una imagen de que la nación asiática no hace lo suficiente para contrarrestar la epidemia.
  • Durante la 146 sesión del Consejo Ejecutivo de la oms, celebrada el 4 de febrero, el director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, elogió a China por las fuertes medidas y la celeridad en el enfrentamiento.

2/2 CDC was caught on the spot. When did patient zero begin in US? How many people are infected? What are the names of the hospitals? It might be US army who brought the epidemic to Wuhan. Be transparent! Make public your data! US owe us an explanation!

Video insertado

Comentarios (4)

  1. EDUARDOLOVOTTI

    PIENSO QUE PUEDEN SER MAS DE UNA POTENCIA BATERIOLOGICA LAS QUE PUEDEN HABER ACTUADO EN TANDEM….ES INTUICION PERO EN BASE A INFORMACION DE OTROS PAISES ALIADOS QUE DESARROLLAN EBOLA , ANTRAX PESTE BUBONICA Y ARMAS BIOLOGICAS CON AGENTES PATOGENOS PARA USO MILITAR…… TDOUNA ILUSION DE MI PARTE PERO LAS TORRES GEMELAS PARECIAN UNA COSA Y PARECE QUE FUERON OTRA

    Responder
  2. Hoy quisiera ser china

    Russia Today, en su versión en castellano se ha vuelto un medio sensacionalista y poco serio, desde hace algún tiempo (ellos sabrán por qué). Mientras tanto los medios de la República Popular China, tienen un nivel periodístico impecable que ya quisieran tener los medios occidentales, tanto los hegemónicos como las publicaciones alternativas. Recomiendo China Daily; Global Times o el Diario del Pueblo (órgano oficial del PC). Los primeros están en inglés pero el Diario del Pueblo, tiene una versión en castellano llamada “Pueblo en línea” que recomiendo leer (aunque es más sencillito que las versiones en inglés).
    Y los recomiendo especialmente en este momento si quieren estar bien informados de la crisis del coronavirus. Las autoridades de China han desmentido en todo momento que el nuevo coronavirus sea un “arma biológica”. Este acusación, la hizo primero EEUU a China, de que el nuevo coronavirus “se les había escapado de un laboratorio de Wuhan” (Wuhan es una poderosa ciudad-provincia, es decir, con autoridades de rango provincial -con 50 empresas francesas, entre ellas de biotecnología, más de 1300 empresas emergentes de alta tecnología, etc). Toda la prensa corporativa occidental, en especial la de EEUU y anglosajona, se unió además a la campaña contra China, llamándole “el virus de Wuhan”, “el virus chino”, con toda la mala intención. Hubo notas infames en la prensa estadounidense, por las cuales China pidió explicaciones, no se las dieron, China expulsó periodistas de medios estadounidenses residentes en China, y EEUU respondió expulsando periodistas chinos. El punto más alto del enfrentamiento, llegó cuando el propio Donald Trump hace dos días cerró las fronteras de EEUU para los europeos (menos para el Reino Unidos, que justamente no van a tomar ningún control para contener la epidemia) acusando a Europa de haber permitido la difusión de ese “virus extranjero” porque Europa no cerró sus fronteras con China. Allí fue cuando el funcionario chino del ministerio de Exteriores, se hartó y dijo “con el mismo criterio que ustedes dicen que es ´un virus chino´podemos pensar que los soldados de EEUU lo llevaron a China”. Y de allí se agarraron como a un clavo ardiendo quienes están buscando una mano negra detrás de la epidemia.
    Si los científicos chinos, dicen que no es un virus de creación en un laboratorio, no hay por qué dudar de ellos. Han descifrado el genoma del nuevo coronavirus, su código genético, que es como el documento de identidad de toda entidad biológica. Si fuera un organismo biológico artificial, o creado por la combinación de varios organismos , los científicos chinos lo sabrían, por las cadenas de ADN, de la misma manera que se puede identificar a un organismo transgénico (la dichosa soja, el maíz, o cereales que llevan combinados en su ADN, genes de cucaracha, sí, aunque les de asco, es así). Si alguien no entiende esto, piense entonces que China es una potencia mundial en ciencia y tecnología. Hace años que anualmente produce 10 veces más científicos en sectores decisivos para el progreso científico. No estamos hablando de Cuba en 1960, estamos hablando de China, la primera potencia mundial en el siglo XXI. Y si alguien dudaba de que fuera la primera potencia mundial, con la gestión de la crisis del coronavirus, ha quedado ampliamente demostrado. Justamente, EEUU es de los más interesados en que todos crean que ellos siguen siendo una potencia temible capaz de meterle en las narices (y nunca mejor dicho) un virus de factura estadounidense al gigante asiático y hacerlo tambalear. No me extrañaría que esta versión (que compran tan inocentemente muchos) esté saliendo de los propios servicios de inteligencia estadounidense. ¿Quién puede creer que EEUU tenga capacidad de hacer eso hoy en día cuando no puede ni siquiera fabricar un test que funcione para detección del coronavius? Ni siquiera tienen mascarillas de protección respiratoria ni estetoscopios suficientes para atender a los enfermos, tanto es así que Trump tuvo que ir corriendo a bajar los aranceles que impuso a los productos chinos en su guerra comercial, porque tiene que comprar insumos médicos a China. (Me imagino cómo debe estar riendose Xi Jinping, eso sí en privado, porque los chinos son discretos).
    Todos los que difunden noticias se han que digan que EEUU creó el nuevo coronavirus y lo dispersaron en China, están trabajando para EEUU, para que el mundo crea que son unos feroces tigres, pero ya lo dijo Mao, SON UN TIGRE DE PAPEL.

    Responder
  3. EDUARDOLOVOTTI

    otro que la ligo un poco es iran que lio no esa zona esta maldita hay que hacer un nuevo analisis de los actores,por ahi anda a saudi, el petroleo el golfo de oman que lio y que suerte para los analistas, lio por que es dificil predecir….. hay que conocermucho…..y suerte por que por lomenos tienen en que entretenerse…. no hay laburo … ni losceos tienen changas ja ja

    Responder
  4. Mercedes M.

    El principal experto de China y mundial en coronavirus (ya descubrió el del SARS en 2003) dice que el brote pudo ocurrir en cualquier lugar, que “es posible que algunas personas ya hayan sufrido el COVID-19 antes de que se confirmaran los casos en Wuhan, y que personas de fuera de China ya estuvieran portando el virus, tal vez sin saberlo”. Que “el virus original existía en los murciélagos y de alguna manera pasó de los murciélagos a los humanos, pero sugiere que no está claro cómo o dónde ocurrió este salto…probablemente infectó a las mascotas domésticas”..
    https://revueltaglobal.home.blog/2020/03/13/coronavirus-no-hay-ninguna-certeza-sobre-su-origen-dice-el-principal-experto-chino/

    Personalmente, creo que debió estar en EEUU también (y quien sabe en cuantos países más que cada invierno, tienen muertos por “neumonía desconocida” y se quedan tan tranquilos sin investigar) y si no se dijjo que la causa era un nuevo coronavirus no es por mala fe ni para ocultar nada sino SIMPLEMENTE PORQUE OCCIDENTE SE HA CONVERTIDO EN UN PARAÍSO DE INÚTILES, INCOMPETENTES Y DESMOTIVADOS, incapaces de descubrir nada… que no les digan los laboratorios que les va a dar pingües benefcios. Cosas del capitalismo.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: