COVID-19: La pandemia es la socialización de los daños producidos por el modelo de agronegocio

El COVID-19 y el circuito del capital

 

La OMS declara que el coronavirus se ha convertido en una pandemia ...

El brote de  COVID-19 no es un incidente aislado. El aumento de la aparición de virus está estrechamente relacionado con el modo de  producción de alimentos y la rentabilidad de las multinacionales. Para comprender por qué los virus se están volviendo más peligrosos hay que  investigar el modelo industrial de agricultura y la producción ganadera. Las causas estructurales de la pandemia son parte de la emergencia, y ponerlas al descubierto debería servir para no reinciar la misma economía que produjo el daño. Los errores comenzaron en realidad hace décadas. Sólo con un cambio en el entorno ambiental, los viejos patógenos como el ébola, el zika, la malaria y la fiebre amarilla, que evolucionan relativamente poco, se convirtieron en amenazas regionales, y pasaron de infectar aldeanos remotos de vez en cuando a infectar a miles de personas en las capitales. El modelo de agronegocio es un un paraíso evolutivo para los patógenos. La totalidad de la línea de producción está organizada en torno a prácticas que aceleran la evolución de la virulencia de los patógenos y la transmisión posterior. Cuanto más largas son las cadenas de suministro asociadas y mayor es el grado de deforestación adjunta, más diversos y exóticos son los patógenos zoonóticos que ingresan a las poblaciones humanas.  Los agronegocios están en guerra con la salud pública, y la salud pública está perdiendo. No podemos aspirar simplemente a sobrevivir al brote de COVID-19 en curso, porque con la amplia colección de patógenos en circulación, que aumenta anualmente, es probable que enfrentemos otra pandemia mortal en cualquier momento. NOTA COMPLETA EN REVUELTA GLOBAL

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: