CRISTINA. Premiada por la FAO, la Presidenta apuntó a los silos-bolsa y a los fondos buitres, dos flagelos de los mercados productores de alimentos

Compartí

 

Cristina Kirchner recibió en Roma una distinción de la oficina de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) en reconocimiento a las políticas públicas de la Argentina que en los últimos 25 años redujeron en el país los niveles de desnutrición.

En su exposición en la 39° Conferencia de la FAO la Presidenta remarcó que en el país el índice de pobreza “está por debajo del 5% y la indigencia en 1,27%”.

“Así como los subsidios y las barreras para-arancelarias no permiten la libre competencia en materia alimentaria, los alimentos se convierten también en un tema de especulación. En mi país, de acuerdo a informes, hay reservas del 60 por ciento de soja a nivel global. El Estado no puede intervenir y obligar a vender, pero debería haber regulaciones globales para que ésto no ocurra. Pedimos que la especulación tenga regulación, como otras tantas cosas en el mundo”.

“Por eso, creo que deberíamos impulsar regulaciones, para terminar con el vendo o no vendo, que tiene que ver con que la gente pueda comer”, resumió Cristina, quien recordó cuando durante la crisis económica internacional de 2008, se especuló con el arroz, porque sus productores sabían que los organismos internacionales y los Estados iban a salir al rescate.“No sólo hay que cuidar de los países, para que no hagan políticas populistas, sino también para que no se endeuden exhorbitantemente y pongan en peligro la seguridad alimentaria e institucional”, manifestó.

 


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *