Jorge Asís: “El gran derrotado es Clarín”

                                             Escritor Asís, versión posmenemista con bigote.

AGENCIA PACO URONDO

APU: La primera pregunta tiene que ver con las elecciones. Una análisis post electoral y a partir de algunos análisis que vos habías hecho en tu portal de opinión, a partir de vislumbrar un actor –vos lo señalás como uno de los grandes derrotados- que no aparece porque es un actor que nunca hace autocrítica sobre su desempeño, y me refiero a Clarín.
Jorge Asís: Escribí un artículo que se llamó “Derrotados, anotados y favorecidos”. Entre los derrotados puse cuatro, aunque en realidad son cinco. Entre los derrotados por supuesto que lo puse a Duhalde, Alfonsín-Narváez, Carrió, obviamente. No puse, porque se me pasó me parece, porque no lo consideré, al Pino Solanas en ese momento. Porque en realidad esa caída de esta socióloga tan inteligente, Alcira Argumedo, producto de un error, ¿no?, y de una política en la Argentina que es como una suerte de casino. Vos podés acertar dos fichas y te parece que estás en un altísimo nivel y pasa una elección más, dos malas jugadas y te fuiste fundido. Hay muchos casos de políticos que se desperdician muy pronto en Argentina. Por eso decía que Pino Solanas parecía una especie de López Murphy de centroizquierda, ¿no?, porque le va a ser muy difícil reponerse. Estos que te hablé, a Duhalde le va a ser difícil reponerse hasta por una cuestión biológica. A Alfonsín, porque los radicales son absolutamente crueles con los derrotados. Te va a costar encontrar a alguien que acepte que lo valoró en su momento a De la Rúa. Eduardo Angeloz, por supuesto. Massaccesi después. Es como que la derrota en la Argentina es un error, ¿no?, y en los radicales se ve mucho eso. Carrió, que yo no tengo una valoración especial, pero me da  lástima porque en su discurso y en su arquitectura mental le ponía un nivel distinto, por lo menos al discurso político, ¿no? Pero bueno, quedó en el medio sin credibilidad. Y el gran derrotado fue Clarín. Cuando te digo que fue derrotado Clarín también hay que hablar del acierto político del gobierno al polarizar con Clarín. Esto lo veo después y yo suelo hablarlo en algunas de mis charlas, que es como que cuesta entenderlo, pero fue muy lúcido porque al polarizar con Clarín subalternizaron prácticamente a toda la dirigencia política. Todos hubieran querido polarizar con el gobierno. Esta es una jugada de Kirchner después de haber tenido un idilio de estación bastante importante y conveniente con Clarín. Porque en realidad si Kirchner consigue esa hegemonía que consigue es en gran parte por la complacencia informativa de Clarín. Clarín no informó en su momento lo que ahora informa con generosidad. Kirchner llevó a Clarín en una relación prácticamente cuerpo a cuerpo muy amable hasta finales del 2007 con el tema de la unificación Cablevisión-Multicanal. Digamos, es como que percibió verdaderamente cuál es el juego de Clarín, que Clarín siempre avanzó a partir de las concesiones de los distintos gobiernos. Y Kirchner fue cómplice de ese estilo. Esto ya es información. Kirchner de entrada se da cuenta de que los tres hombres más poderosos de la Argentina eran él, el poder del Estado, Magnetto, el poder de la comunicación, y Moyano, el poder del trabajo, de la parálisis del trabajo.
Al comenzar el gobierno, Kirchner verdaderamente manda a hacer una gran tomografía informativa general. Informativa y evaluativa para ver por dónde entrarle. Porque ante todo tenés que entender que Kirchner tenía una concepción casi voraz del poder, muy hegemónica. No era un hombre para compartir, digamos. Él llega con el atributo de ser un desconocido. Nadie lo conocía, pero muchos tenían la obligación de conocerlo, de cómo venía, ¿no es cierto? No era un hombre para ser Chirolita. Yo te puedo decir  que sí lo conocía porque fui a inaugurar Ferias del Libro en Santa Cruz, fui a dar charlas en Santa Cruz. Más o menos sabía de qué personaje se trataba, ¿no? Pero bueno, al margen de esta concepción personal. Él manda a hacer relevamientos muy importantes hacia Moyano- intervino algún Ministro, han contratado abogados para ver cómo le entraban- y decide que lo mejor era pactar con Moyano y tenerlo adentro a Moyano. Y el otro era Magnetto. E incluso entre las consultas hubo una con el señor Moneta, hoy director, dueño de varios medios y de El Guardián y hasta ese momento había sido prácticamente el único que soportó una diabolización permanente de Clarín durante no sé cuántas tapas que le hicieron, que hay un memo de Moneta del 2003 donde prácticamente le dice a Kirchner –yo lo tengo en mi poder en algún lado-, le dice a Kirchner, Moneta, que lo que hay que hacer es aguantar 14, 15 tapas si se avanza contra el medio. Más de eso no tienen. Está escrito eso por Moneta. Kirchner por supuesto que pacta en aquel momento de construcción de poder, que él llega débil. Y bueno, prácticamente en la etapa de Alberto Fernández, que tenía una excelente relación con -y era su obligación hasta como Jefe de Gabinete tenerlo, esto no es para tirarle a Alberto Fernández-, han tenido una relación casi como Hansel y Gretel durante los primeros cuatro años de gobierno. Esto se cae no como dice Kirchner después, que Magnetto fue a pedirle que no sea Cristina la candidata. En realidad se cae cuando percibe que todavía no le había entregado ni cerrado el arreglo de Cablevisión y Multicanal, cuando ya Clarín iba por más. Iba por las acciones de Telecom. ¿Entendés?
APU: Pero en una entrevista en 6 7 8 también lo insinúa eso Kirchner, que dice…
JA: Ah bueno, no lo vi.

APU: …que “me pidieron ingresar en Telecom”.
JA: En Telecom.
APU: Dice lo de Cristina, pero dice también lo…

JA: Pero también Kirchner se la quería meter en el Clarín, en el medio. En su concepción no era tan fácil hasta que decide, sobre todo cuando él ya no está en el poder… Porque esto me parece que es lo que hay que remarcar en Kirchner. En tanto Kirchner fue Presidente de la República, la relación con Clarín casi parecía una novela pastoril romántica. Se radicaliza la relación cuando la Presidenta es Cristina. Cuando la Presidenta es Cristina se generan estas dos enormes confrontaciones que con Kirchner Presidente no se hubieran generado.
APU: Decías que dos conflictos detonaron la relación.

JA: El tema del campo con Kirchner Presidente duraba dos semanas. Porque Kirchner –y esto es información- viendo por televisión al Ministro Lousteau hablando de las retenciones que iba a plantear, lo que dice es: “”¡Uy, en qué lío nos va a meter este muchacho! Este muchacho nos mete…” Lo que pasa es que había un Kirchner fuera del poder, sin todos los atributos del poder. Porque también es mentira, como todos creían, que el poder verdaderamente lo tenía él. Cristina no es fácil en esto. Así como Néstor no era un Chirolita de Duhalde, como se decía en un primer momento, Cristina no era una Chirolita de Néstor. Ella verdaderamente trataba de manejar lo más posible, lo cual me parece lícito. En ese periodo la acción de Néstor marca la diferencia de Néstor Kirchner con Cristina Kirchner. Néstor cuando ataca, te ataca con una gran ferocidad, pero por lo general era para negociar desde una situación de poder más conveniente, ¿entendés? Cristina no tiene esta marcha atrás. Cristina cuando te ataca, Cristina va hasta el final. Yo no sé si esto es lo conveniente. Lo cierto es que en el tema Clarín ella hereda esta problemática. Ella no pudo disfrutar de la novela pastoril que fue la relación de Néstor con Clarín. Para ella arrancó con quilombo. Arranca con quilombo primero porque ella arranca mal. ¿Por qué arranca mal? Exactamente lo opuesto para lo que se había preparado. Ella tuvo toda una etapa previa junto con su Embajador en Estados Unidos, posteriormente el Canciller Timerman, donde se le abrían puertas, donde quería tener una relación madura con los Estados Unidos, una superior calidad institucional y todas las cosas que hacía en combinación con el Alberto Fernández. ¿Por qué te vuelvo a Alberto Fernández? Porque la caída de Alberto Fernández verdaderamente marca una ruptura. Pero una ruptura de una relación armónica que se buscaba con aquellos Estados Unidos, que se quiebra, pobrecita, cuando a la semana tiene las esquirlas del tema Antonini Wilson y sale histéricamente a hablar del operativo basura y toda la cosa que ya viene con un mal arranque, ¿no es cierto?
APU: Perdoname. En el caso de la 125, ¿no?, vos planteás esta idea del idilio Clarín-Kirchner o del kirchnerismo. Porque digo, está bien, Magnetto o Clarín quería ir supuestamente por Telecom. En su momento también le había planteado a Kirchner que no fuera Cristina la candidata. Pero en la 125 parece que Clarín da como una ofensiva -que uno no estaba acostumbrado en aquellos tiempos- contra el gobierno nacional. ¿Qué análisis hacés del famoso videograph de paro histórico?
JA: De paro histórico. En realidad ahí Kirchner se compra también la interna de Moyano, ¿no es cierto? El que arranca con el cartelito de Clarín miente es Moyano y después es Kirchner el que adapta esa modalidad, digamos. Pero era un momento donde se había terminado todo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: