OBAMA – 24 DE MARZO. El presidente de los EE.UU. visitará la Argentina y la ESMA, lo que obligó a Macri a adaptar su discurso

d0c50_o-476306675-570

La movida de Obama obliga a Macri a replantear su desinterés por los temas vinculados a los Derechos Humanos

 

Anoche, en una cena de compañeros, cundió la perplejidad ante la noticia de que el presidente Barack Obama visitará la Argentina el 23 y 24 de marzo próximos, justo cuando se cumplirán cuarenta años de la “Operación Aries”, el inicio del golpe de estado cívico-militar-eclesiástico que de movida enfocó sus cañones sobre comisiones internas y delegados obreros, que fueron secuestrados, asesinados y sus cuerpos desaparecidos según las listas aportadas a la iinteligencia policial y militar por las patronales.

Y es que excepto de que caigan rayos y centellas, se espera que el 24 de marzo tenga lugar la manifestación de reafirmación de repudio al genocidio más masiva de todas, aún mayor todavía que la de 1996, al  cumplirse veinte años del golpe, que fue impresionante y a partir de la cual, por denuncia del fiscal español Carlos Castresana e intervención del juez Baltasar Garzón, se desató un proceso que, primero con los “juicios por la verdad” y más tarde, tras el advenimiento de Néstor Kirchner a la Presidencia de la Nación y la anulación de las inicuas leyes de de Punto Final y Obediencia Debida y el gracioso indulto de Menem, ha llegado ha tocar el hueso -hasta ahora irreductible- de aquella complicidad empresaria.

Se trata de una manifestación que fácilmente (algunos piensan que, indefectiblemente) puede convertirse en opositora y/o antiimperialista, y que por su masividad puede volver baldíos y estériles los intentos de manipulación por los medios, locales y estadounidenses, pues junto a Obama vendrán decenas de periodistas de infinidad de medios, incluyendo todas las cadenas de TV.

En la cena de ayer, decía, había sorpresa porque la decisión del Departamento de Estado de que Obama visite la Argentina justo esos días (e incluso que sea previsible que Obama manifieste su repulsa a los crímenes de lesa humanidad de la dictadura) beneficia a la hoy bastante desarticulada oposición.

Quienes nos manifestemos el 24 de marzo estaremos en el centro de la atención mundial. Es necesario hacer todos los esfuerzos para garantizar que ese día no haya provocaciones (remember Ezeiza) de modo que quede claro que la gran mayoría de los argentinos estamos decididos a no tolerar  retrocesos en materia de libertades públicas y derechos humanos.

Sería prudente que para entonces ya no estuviera al frente de la seguridad la baleadora de goma Patricia Bullrich y que el protocolo de actuación en caso de corte de calles y rutas sea revisado en sus aspectos más urticantes, peligrosos y de imposible cumplimiento (ver el post de ayer). Al lado de la conversa, el teniente coronel (R) Sergio Berni parece Gandhi.

PS: La razón de la intempestiva visita de Macri a la (ex) ESMA y al siniestro (ex) Casino de Oficiales del lunes pasado ha quedado develada. Todo indica que el Departamento  de Estado le adelantó a la cancillera Susana Malcorra el propósito de Obama de visitarla, y entonces Macri o sus asesores repararon que en sus ocho años como alcalde de Buenos Aires  jamás había pisado un centímetro de las 17 hectáreas del predio y se apuraron a remediarlo de manera que el próximo 24 de marzo pueda oficiar de cicerone de Obama, que visitando el que acaso haya sido el mayor centro clandestino de detención del país le recuerda al electorado de allá que quien auspició el genocidio fue el republicano Gerald Ford y que quien lo combatió fue el demócrata Carter, dándole una mano a los candidatos de su partido. Es de presumir que por este mismo motivo -y por la insistencia del secretario Avruj- Macri recibirá el martes a Estela Barnes de Carlotto y otraa Abuelas de Plaza de Mayo.

PS II: Aqui hay una reflexión interesante sobre el tema: http://anarquiacoronada.blogspot.com.ar/2016/02/obama-y-macri-un-24-de-marzo-lobo-suelto_19.html

 

 

Comentarios (6)

  1. silvia lucia o lucia de montecastro

    Don Juan Salinas, sería necesario recalcar hasta el hartazgo el anteúltimo párrafo del escrito. Ahí radica la posibilidad de tener una marcha unificada, organizada para que no se realice ese día “provocaciones de distintos lares” . Este 24/03 hay que hacer esfuerzo entre las distintas organizaciones de DDHH (todas, toditas) bajo un equipo organizativo y de seguridad.
    Me dolería más que nunca que este 24 hubiera dos plazas como antaño.

    Responder
    1. vidal gimenez

      EN EL CLAVO, LUCIA

      Responder
  2. Un Neófito

    Me parece un acto de hipocresía, teniendo en cuenta que se va …
    Por qué no vino a defender las políticas de DDHH del gobierno anterior ?
    Y el pato donald trump… qué va a hacer ?

    Responder
  3. Yo

    Les dejo el cantito para practicar, con la pronunciacion correcta: ” Niger, co-fader, de pussy of ior mader ” 😀

    Responder
  4. Quest

    No era Reagan presidente en el 76 si no Gerald Ford (74-77) y luego Jimmy Carter (77-81). Reagan subio en el 81-al 89.

    Responder
    1. Juan José Salinas (Publicaciones Autor)

      Gracias por la corrección. Ya la hice.

      Responder

Responder a vidal gimenez Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: