UNA PROPUESTA DE CAMBIO. Por una nueva agenda de Gobierno

Compartí

Esto de estar sin conexión a la red hace que muchas cosas se atrasen. Como esta nota publicada en Artepolítica el pasado 8 de enero. Que me sigue pareciendo pertinente puesto que estimo que lamentablemente estamos perdiendo la batalla simbólica con nuestros enemigos, agrupados detrás de la nave insignia de Clarín. Hay que animarse a Cantar con Luca: “Yo estoy al derechos, al revés estás vos”.
 
¿Sueñan los kirchneristas con ovejas eléctricas?
Por Nicolás Tereschuk (Escriba)
Luego del único “gol neto” del kirchnerismo -de Cristina- en 2013, que fue obtener, de manera obstinada, un fallo favorable por la Ley de Medios en la Corte Suprema ¿cuál es su Norte?
Dicho de otra manera ¿para qué los próximos dos años? ¿Para que haya paz, pan y trabajo? ¿Para entregarle en 2015 el mando a otro argentino o argentina? ¿Para entregarle la banda y el bastón a un candidato propio? ¿Para que gane un candidato del Frente para la Victoria? ¿Para que no haya una crisis económica?
¿Sin definir esto con claridad para afuera y para adentro, qué pasa? ¿Camina la cosa o no?
¿Sin un para qué, nos comerán primero los de afuera o los de adentro?
¿Sin un para qué los “de afuera” nos van a seguir tocando el culo (como diría Lord Keynes) como lo han hecho con las rebeliones policiales, los aumentos de precios y la cotización del dólar? ¿Tratarán de pasar del acoso a la violación o así está bien, así les sirve igual? Y mientras tanto ¿los de adentro qué?
Estamos a cinco meses de la derrota bonaerense en las PASO y las tesis del “garrochismo generalizado” desde el Frente para la Victoria hacia fuerzas opositoras no se han comprobado por ahora. Dicho esto ¿es lo mismo decir “todos a las PASO” que “corran por sus vidas”? ¿Y los tiempos de eso?
El kirchnerismo se encuentra ante una próxima elección sin el apellido Kirchner en las boletas desde ciertas elecciones municipales de 1987 ¿”le sale” hacerlo? ¿”le sale” una dinámica nueva?
¿El que se enoja (con la realidad), pierde?
Si Cristina no mueve sus piezas, los kirchneristas (conozco algunos) ¿podrían hacerlo en lugar de ella? ¿Querrían hacerlo? ¿Cuán peronistas son los kirchneristas (en el buen sentido, como decía un amigo mío)?
Los kirchneristas ¿comparten, como creo, con varios que ya han dejado de serlo el creer en el espejismo de que estos años han sido “normales”? ¿Que lo normal es estar gobernando y sacar la ley que me gusta y además tener la guita para financiarla y no -como ocurre en la vida real la mayor parte del tiempo- estar militando, resistiendo, bajando la cabeza, sobreviviendo o refunfuñando en algún frío lugar alejado de los resortes del Poder?
¿Los no kirchneristas o los que han dejado de serlo, tienen algún proyecto más allá de “ahora, nosotros” o de cambiar todos los secretarios de Estado? ¿Y si les alcanza apenas con eso?
Y otra vez: la agenda que está, está. Y hay que encararla. Porque sí, porque de eso se trata. Pero ¿cuánto valdría la posibilidad de una agenda nueva a esta altura, de una agenda nueva que le diga algo a muchos? ¿Y cómo es esa agenda? ¿Debería ser menos progresista que ayer pero más que mañana? ¿O es justamente al revés?

Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *