AMIA-NISMAN-CIA. Joven periodista pone luz sobre las relaciones íntimas del fiscal muerto con la Central de Inteligencia (Norte) Americana y los encubridores locales

¡Por fin aparece un Sanz bueno! No conozco a Juan Cruz ni sé dónde trabaja pero su trabajo parece inapelable: demuestra cuan profundas eran las relaciones carnales de Nisman con la CIA y la SIDE encubridora. Cito de memoria: A Frank Holder (foto) se lo acusó de haber intentado organizar un golpe de estado blando contra Lula en Brasil y de estar involucrado en la muerte de Mariano Perel y su esposa ¿recuerdan? en Cariló. Lo cierto es que fue de la CIA, revistaba en la Embajada de EE.UU, en Buenos Aires y fue el represetante entre nosotros de la agencia Kroll, en la que fue sucedido por Rodolfo Galimberti, quien decía haber sido reclutado por la CIA en 1983 (su cuñada, Patricia Bullrich, recibe dinero a través de su esposo de lo que parece ser una colateral de “la agencia”). En cuanto a su secuaz Pipo Ecke,  tuvo a mi juicio un protagonismo crucial en el modo en que fue asesinado José Luis Cabezas, modo que consiguió que Alfredo Yabrán no tuviera escapatoria. Cuando secuestraron a Cabezas, Yabrán estaba volando en una avioneta privada con Carlos Menem desde una estancia de Entre Ríos a Mar del Plata, donde Yabrán se hospedó en un hotel con nombre falso. En otro hotel de las cercanías estaba Ecke, jefe de seguridad del uruguayo Navarro, CEO del Grupo Exxel y testaferro de la CIA. La madrugada de día infausto que Cabezas fue secuestrado, un custodio de Yabrán, de apellido creo que Archuvi, llamó a las 5 de la madrugada sucesivamente a los policías asesinos (no recuerdo si a Prellezo o a Camaratta) y luego a Ecke. Y cuando le tocó declarar dijo que había llamado a Ecke ¡a las 5 de la mañana! para pedirle plata prestada ¿Se entiende? La CIA venía monitoreando las operaciones y cerciorándose de que Yabrán (que por haber contratado a Kissinger, se sentía a salvo) no tuviera escapatoria. Aquella cava y Cabezas ardiendo dentro de su auto resultaron irreversibles.

Nisman comenzó su carrera como pinche en el juzgado federal de Morón, a cargo del doctor Ramos Padilla, un juez de la democracia que fue pionero en impulsar los juicios por delitos de lesa humanidad, que fueron truncados por las hoy anuladas leyes de Punto Final y Obediencia Debida y participó de la conspiración para reemplazarlo por Gerardo Larrambebere, un claro partidario de los militares.

Los periodistas Felipe Celesia y Pablo Waisberg, autores del libro “La Tablada. A vencer o morir” (sí, el mismo en el que hicieron como si el grueso “Gorriarán, La Tablada y las ‘guerras de inteligencia’ en América Latina” que escribí con Julio Villalonga nunca hubiera existido) reflotaron una perla: que Larrambebere le asignó a Nisman, su secretario, la investigación de los casos de Iván Ruiz y José Díaz, los miembros del MTP cuya captura por efectivos del Ejército en el cuartel de La Tablada (hoy se cumplen 26 años de eso) fue filmada y fotografiada… a pesar de lo cual desaparecieron y nunca más se supo de ellos (Waisberg y Celesia afirman que hay testigos que los vieron cuando, muy torturados, se los llevaron en un Falcon unos tipos de civil).

Lo cierto es que Nisman no investigó nada, y que tanto el juez como él apoyaron la versión oficial del Ejército de que Díaz y Ruiz habían muerto en combate.

Por cierto, el responsable de los secuestradores fue el mayor Jorge Varando… el mismo que ya como teniente coronel retirado y jefe de la custodia del banco HSBC de Avenida de Mayo y Chacabuco fue el responsable del asesinato del joven Gustavo Benedetto. Pronto Varando será juzgado por las desapariciones de Ruiz y Díaz.

Tampoco recordaba que Nisman hubiera investigado -es un decir- las pinchaduras telefónicas hechas que parece haber ordenado Macri.
Como puede apreciarse, Nisman siempre fue un incompetente… bon vivant. Y desde hace muchos años era el chirolita de “Jaime” Stiusso y el mascarón de proa de la conjura encubridora de los asesinos que demolieron la AMIA (y antes la Embajada de Israel) y mataron a casi cien personas por lo que su muerte no puede volverlo un prócer de ninguna causa.

Me causo gracia escuchar a Antonio Laje mostrarse sorprendido por la inaudita flojedad (ni siquiera hay algún delito consumado) de su acusación contra la Presidenta y el Canciller, cuando, dijo, su acusación contra Irán fue tan “brillante”. Se ve que nadie la leyó: se trata de una serie de “papers” de servicios de inteligencia extranjeros, un pastiche traducido de apuro a un mal castellano donde tampoco hay una sola prueba de la culpabilidad de ningún iraní.

Los dejo con Sanz, El Bueno:

LA MUERTE DEL FISCAL

El yerno de Hugo Anzorreguy, ex jefe de la SIDE acusado de encubrir a los asesinos de la AMIA, dueño del auto en el que se movía Nisman

 

TÉLAM

El fallecido fiscal de la causa AMIA Alberto Nisman utilizaba un auto de marca AUDI perteneciente a la empresa Palermopack SA, cuyo dueño es Fabián Aníbal Picon, pareja de la hija de Hugo Anzorreguy -el ex jefe de la SIDE en el gobierno menemista, acusado de desviar pruebas de la investigación del atentado a la AMIA-, según publicó el periodista Juan Cruz Sanz en su cuenta de Twitter, que ahora está cerrada.

Como aún se puede observar en la versión en caché de su cuenta de Twitter (@juancruzsanz), el periodista vinculó también a Nisman con Eugenio ‘Pipo’ Ecke, “operador del ex CIA Frank Holder”, quien fuera “investigado en la causa de las escuchas ilegales de Mauricio Macri”, y también “Jefe de Seguridad del grupo Exxel, el grupo que se quedó con las empresas de Alfredo Yabrán”.

Sanz afirmó que el automóvil AUDI que utilizaba Nisman es “100% de la empresa Palermopack S.A.”, cuyo dueño “es Fabián Aníbal Picon”, a su vez “socio” de Ecke y con quien “comparten domicilio fiscal”.

“¿Quién es Ecke? Jefe de seguridad del grupo EXXEL, el grupo que se quedó con las empresas de Alfredo Yabrán” sostuvo, y completó: “Ecke está vinculado con el oscuro mundo de las empresas de seguridad privada y servicios de inteligencia”.

Además, “Ecke y Navarro, grupo Exxel, fueron investigados en la causa de las escuchas ilegales de Mauricio Macri. ¿Quién los investigó? Nisman”, afirmó el periodista, al tiempo que destacó que el primero “fue señalado como el hombre que manejaba la empresa que contrató Franco Macri para intervenir los teléfonos de su yerno”.

Y se preguntó: “¿Por qué Nisman, titular de la Unidad AMIA, utilizaba un auto de una empresa vinculada a alguien que investigó? Extraño”.

Mencionó también a Ecke como “la cara visible en Argentina de Frank Holder, consultor en Latinoamérica de ‘seguridad'”, quien es “dueño de un imperio de seguridad privada en toda Latinoamérica”, y conjeturó: “Nisman utilizaba un auto de un operador de un ex CIA. Raro”.

Además, afirmó que “lo más extraño” es que “Picon, el dueño de la empresa del auto de Nisman”, es “pareja de la hija de Anzorreguy, jefe de la SIDE acusado de DESVIAR LA CAUSA AMIA”.

El último twitt de Sanz afirma: “Uf. La de menciones nefastas que estoy recibiendo ni se las explico”.
http://www.telam.com.ar/notas/201501/92868-aseguran-que-el-yerno-de-anzorreguy-es-el-dueno-del-auto-en-el-que-se-movia-el-fiscal-nisman.html

Comentarios (12)

  1. Dante Leguizamón

    Cómo te mando un correo?

    Responder
  2. Flavio

    ” perteneciente a la empresa Palermopack SA, cuyo dueño es Fabián Aníbal Picon, pareja de la hija de Hugo Anzorreguy ”
    ABSOLUTAMENTE FALSO.
    ¿Es creíble lo demás?

    Responder
  3. GrouchoMarx

    Este Juan Cruz Sanz fue el que originó la famosa “amenaza” a Leuco del ahora arrepentido Lucas Carrasco por razones sentimentales. Trabajaba con Leuco en canal 26. Lo ubico por ese episodio.
    Mirá las vueltas de la vida. El tipo parecía un salame y resultó al revés.
    Muy buenos tus aportes.
    Saludos

    Responder
  4. Gustuka

    Labura en Infobae y en América 24

    Responder
  5. Juam Salinas
  6. elemental

    Gran de pájaro, grande juan cruz.

    Responder
  7. mario

    me alegra haberlos encontrado

    Responder
  8. julio

    muy buen laburo, te escuche con Victor Hugo

    Responder
  9. Edu

    Bien Salinas,un fenómeno…!! Abrazo…

    Responder
  10. Pingback: La urdimbre | Revista El Emilio

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: