EL “RUIDAZO” DE HOY ya tiene su himno (con video)

Vengo pagando los aumentos /

aumentos de agua, luz y gas /

te juro que aunque cobré aguinaldo /

las cuentas ya no puedo pagar /

porque Macri nos cagó /

la tarifa liberó /

Aranguren ¡la puta que te parió!

 

Aqui, en coro y con una estrofa kirchnerista añadida. Cliquear, ¡ar!

Comentarios (4)

  1. monafrem

    excelente

    Responder
  2. Carlos Diaz

    El verso es ingenioso, como todas las consignas de protesta populares. Pero creo que `apuntándole con toda la artillería a Aranguren estamos haciendo fuera del tarro.
    Voy a seguir con mi modesta opinión: Primero) Estos no son “errores”, como dicen muchos periodistas que aprecio y casi todos los dirigentes opositores al gobierno. El “tarifazo” es darle más ganancia a las grandes empresas energéticas, como antes se las dio al “campo” o las mineras o petroleras, quitándole retenciones. O permitiendo ganancias enormes de los bancos con libertad para la “bicicleta financiera” y la eliminación de controles para casi toda su operatoria; o con el “blanqueo”, para legalizar toda la plata sucia escondida en el exterior; o con la devaluación y fijación del precio del dólar por los mismos funcionarios que iban a ganar millonadas con la diferencia; o …. esto es una política, me parece, es lo de siempre: débiles contra poderosos y ricos contra pobres. Seguro que Aranguren (miembro de una petrolera gigante y extranjera) estaría a favor del aumento de las tarifas, pero no creo que semejante cosa la haya dispuesto si no estaba de acuerdo Balcarce. Y este seguro que también lo quería. Algunos periodistas, a mi juicio ignorantes o confundidos (o que vienen de la farandula) culpan de esto a un secretario de Aranguren de no se que oficina de tarifas, que se llama Chambulleyron (o algo así), como si ese tipo pudiera aumentar las tarifas sin la aprobación de Aranguren y de Balcarce. Si seguimos en esa línea, podemos llegar a culpar al chofer de Aranguren que ese día no esquivó los baches y puso al ministro de mal humor, con las terribles consecuencias conocidas. Si seguimos definiendo estas decisiones de gobierno como
    un “error”, entonces también estaremos admitiendo que tienen intención de hacer políticas de beneficio popular, que tienen buenas intenciones, “pero que les salió mal”…
    Segundo) Como pienso que Balcarce y su séquito están ahí para servir al poder económico local y de USA, posiblemente ni ellos son los responsables de esa decisión. Posiblemente es una orden que deben cumplir. Si parte de la población se rebeló y armó quilombo y esto (a diferencia del “blanqueo”, el pago a los buitres, el nuevo endeudamiento, etc) no lo pueden hacer impunemente o con la misma liviandad, es otra cuestión, pero forma parte de la misma ideología y de la misma política de gobierno.
    Tercero) Entre otras estupideces, Balcarce dijo que sus colaboradores forman un “dream team”, un “equipo de los sueños” , “el mejor equipo de los últimos cincuenta años”. Bien, este raro equipo de excelencia cuyos miembros se la pasan admitiendo que cometieron “errores”, que dicen que van avanzando en base al método -muy peligroso- de “prueba y error” y, el colmo, que “estamos aprendiendo”. Como según nuestras ideas y la supuesta ineptitud de esos tipos, la cosa es muy dañina, para la población, para el país y para la comunidad latinoamericana, deberíamos nosotros dejar de ser hipócritas y “políticamente correctos”, hacer las críticas con precisión y hacer todo lo posible para que se vayan cuanto antes. Para nuestras ideas políticas -contrarias a las de estos tipos- lo que hacen no solo es muy malo, es peligroso, muy peligroso. No comparto para nada esa boludez “políticamente correcta” de desear que al gobierno de Balcarce le vaya bien., “porque si le va bien al gobierno nos va a ir bien a nosotros”. Eso es absurdo. Pienso que si le va bien, a nosotros y al país los revienta. Así que yo NO deseo que le vaya bien, espero que la situación se le haga insostenible y tengan que rajar en helicóptero cuanto antes.
    Esa crisis será menos grave que el perjuicio que estos tipos le pueden provocar al país y a la mayoría de sus habitantes.

    Responder
    1. Juan José Salinas (Publicaciones Autor)

      Estuve sin internet hasta ahora, y ahora no tengo tiempo. Pero, Carlos, no quierto pasar sin decir que Bonelli, ¡Bonelli! le ha dado la razón en Clarín.

      Responder
  3. Carlos Diaz

    Amigo Salinas: no leo Clarín así que no se lo que dijo Bonelli, pero lo creo porque me lo dice usted. Ahora, me parece extrañísimo que diga estas cosas. Para nuestra ideología (la mía y la que creo que tiene el boletín de Pajaro Rojo) ¿los conceptos expuestos son ilógicos?. Sigo creyendo que son lógicos y que gran parte del 51% votó para la mierda, a sus propios verdugos. Y el desarrollo que hice es casi de teoría política. No me preocupa mucho lo que diga Bonelli -vaya a saber en que siniestros planes andan-, me preocupan los “errores” políticos de los de mi bando y que se ponen de manifiesto a menudo en distintos programas, cuando discuten con cualquier mequetrefe capitalista conservador liberal que defiende al gobierno actual tirando al aire afirmaciones terribles y locas -y falsas- sobre lo hecho en el anterior. Estos tipos, jóvenes en general y que me resultan desconocidos, actúan como talibanes y los nuestros, en general, parecen ineptos, desinformados, no atinan a hacer una réplica adecuada y terminan a la defensiva. Una cosa son las ideas políticas y otra las acciones políticas, que pueden concretarse bien, con aptitud o fallar y no lograr el objetivo buscado. Pero lo importante es la ideología, las ideas políticas. Entonces ¿Discutimos de ideas políticas o discutimos de otra cosa, de “errores” o de funcionarios corruptos? Y ya que está agrego otra apreciación: las cuestiones personales son importantes pero no son lo más importante. Un buen líder, honesto y capaz, es algo bueno. Uno malo produce perjuicios. Pero Menem podía usar tacos y ponerse botox, andar a fondo en la Ferrari y hacer un zoológico en Olivos u orgías o tirarse pedos en las reuniones de gabinete, que esas cosas no destruían al país . ¿Cuánto pudieron robarse Menem y su banda, mil millones de dólares, cinco mil (y estoy diciendo una barbaridad)? Eso no funde a la Argentina y a su sociedad. Que un presidente hiciera eso era muy malo, pero lo realmente grave fueron sus políticas de gobierno, lo que hizo con el país. Y para eso tuvo que tener determinadas ideas políticas y ponerlas en práctica. Me parece. No se lo que opinará Bonelli.
    Gracias por permitir que demos nuestras opiniones.

    Responder

Responder a Carlos Diaz Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: