MARADONA: Su secuestro y el fantasma de Ezeiza

3 x 1.

Diego y los derechos inalienables de los adultos. Excepto que seamos declarados incapaces, los adultos tenemos derechos inalienables y no hay derecho que justifique conculcarlos. Maradona había hecho opciones, -acertadas o no, es otro cantar- respecto a quienes quería que lo acompañaran y, alejado de estas personas por quienes se arrogaron adueñarse de él, murió solo y sin la atención que requería. Un completo análisis del periodista Gabriel Fernández de las circunstancias que condujeron a esta situación y a un funeral que debía haber sido apoteósico y estuvo deslucido por la imprevisión de quienes tienen menos calle que Venecia y menos potrero que el Vaticano. Cliquear aquí.

Il Meridionale. La mejor nota que leí hasta ahora sobre el fenómeno Maradona. El tano Rocco Carbone la sabe lunga y lo narra de tal manera que hasta el mas distraído pueda acceder al entendimiento de por qué en Nápoles y en todo el sur de Italia “el Diego” es tan importante como San Genaro. Cita, entre otros, a un  film tan emblemático como “Rocco y sus hermanos” de Luchino Visconti, y a Pier Paolo Pasolini, Yo agregaría a El Gatopardo, del mismo cineasta, y por supuesto la maravillosa biografía publicada por Alicia Dujovne Ortiz en 1993, “Maradona soy yo”. Corresponsal de La Nación en Paris y antiperonista (me resulta difícil de tragar que haya etiquetado a su tío Raúl Scalabrini Ortiz como “fascista”) el personaje ha de haberla atravesado pues de inmediato se puso a escribir una también muy buena biografía de Eva Perón. Respecto a esta nota, me llamó la atención que Carbone, todo un experto, no haya siquiera mencionado a la Camorra. Ah, no tengo la menor idea de que es el “Musso” y me quedé con la intriga de si el retrato que abre la nota es del sardo Antonio Gramsci. Me parece que si.

Si se quedan con ganas de saber más acudan al libro de A.D.O. Para leer la nota de Carbone cliquéen aquí.

Funcionario macrista no oculta el odio que les despertaba el eximio futbolista e ídolo popular.

El fantasma de Ezeiza. Menos mal que a pesar de la saña criminal de la policía porteña no hubo muertos. De haberlos habido, el funeral de Diego Maradona se hubiera convertido en algo así como lo que fue Ezeiza para el gobierno de Cámpora. Horacio Verbitsky hace un ajustado, duro análisis de lo acontecido y nadie podrá decir que es opositor a un gobierno frentista que mostró todas sus debilidades al dejar un funeral de Estado que apuntaba a equipararse o aun a superar a los de Eva y Juan Perón en manos de la ex esposa (acusada por el occiso de haberle robado) y dos de sus hijas, siendo harto evidente y previsible que si el velorio no se extendía, cientos  de miles de personas que convergían sobre la Plaza de Mayo serían dispersadas a como diera lugar por la policía racista y clasista de la ciudad.

Para leer a Verbitsky, cliquear aquí.

 

 

 

Comentarios (3)

  1. José Mercado

    “Ah, no tengo la menor idea de que es el “Musso” y me quedé con la intriga de si el retrato que abre la nota es del sardo Antonio Gramsci.” -> MussoLINI, Benito. Y sí, es Gramsci, Antonio. Y antes de Delon, Alain yo me hubiera acordado de Salvatori, Renato. Ciao, caro.

    Responder
  2. Juan Carlos Jara

    Comentario tangencial: quiero suponer que leíste hace mucho la “novela” de Dujovne Ortiz sobre Evita, ya que a nadie puede escapar que esa “muy buena biografía” no es más que un pretexto para vilipendiar a Perón y tergiversar la figura de “la abanderada de los humildes”. Norberto Galasso la pone en su lugar en su libro “Verdades y mentiras acerca de Perón y Eva Perón”, p. 41 y ss., de muy recomendable lectura.

    Responder

Responder a Pablo Bernard Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: