Una escalada de violencia sin precedentes o como pudrirla ex profeso (con VIDEO)

Esta nota fue publicada el pasado 17 de agosto en el blog de Gabriela Cerruti, Nuestras voces, pero yo recién me enteré de su existencia ayer, y veo que no ha perdido actualidad. Escuchar al renegado Leuco (fue militante comunista, simpatizante emetepista y, aunque parezca increíble, fanático kirchnerista allá por el 2003) mentir desaforada y superlativamente (por dar solo un ejemplo, a la hora de inventarle declaraciones a Máximo Kirchner como “Nos fuimos del Gobierno pero no nos fuimos del poder”) da naúseas, pero certifica lo que veníamos diciendo aquí. El título de esta nota amerita un comentario* que haré al final. JS

La triple M

 

La triple M

 

POR GABRIELA CERRUTI

Después de la investigación de Nuestras Voces que relacionaba a su mujer con el dinero no declarado de Gabriela Michetti, Alfredo Leuco incitó a la violencia ayer en sus programas de radio y tv. Las amenazas y mensajes intimidantes llegaron y siguen llegando a nuestros correos. Tiros, escraches, amenazas, hasta una granada en la puerta de una jueza, son hechos provocados desde el gobierno y los medios de comunicación oficialistas mientras que no hay ningún hecho de violencia que se haya perpetrado contra dirigentes del macrismo pese a la campaña que se quiere instalar.

“Les vamos a meter bala a todos ustedes hijos de mil putas, van a empezar a caer de a uno. ¿Quieren desestabilizar? Inténtenlo y vayan preparando los panteones, sigan jugando con fuego, los vamos a buscar uno por uno, ya los tenemos a todos marcados, cagaron”.

Este es uno de los mensajes que llegaron por decenas a nuestros correos electrónicos desde ayer a la noche, cuando el periodista Alfredo Leuco incitó directamente desde su editorial en su programa de radio y televisión a la violencia.

Leuco no pudo explicar ayer por qué su pareja Cecilia Brook fue la organizadora de la fiesta a la que supuestamente estaban destinados los doscientos mil pesos no declarados de Gabriela Michetti, por los que hoy está imputada la vicepresidenta. Para tapar esa imposibilidad, inventó una supuesta denuncia de desestabilización del gobierno de Mauricio Macri y mandó a sus oyentes y televidentes a alzarse violentamente contra quienes lo denunciamos.

En sus editoriales, Leuco embistió ayer contra el informativo de Resistiendo con Aguante que había reproducido la nota de Nuestras Voces sobre la novia del periodista y dijo que:

“Resistiendo con Aguante, básicamente la bancan entre Cristina y Sabbatella. ¿Están recolectando información o están incitando a la violencia.. están incitando a repetir ese tipo de situaciones?”

Y aprovechó para exigirle a su audiencia que tomara cartas en el asunto:

“Por eso me pregunto que es lo que hace la sociedad frente a esto, que es lo que hacemos los argentinos: nos quedamos callados mirando por televisión? Digo, porque a la democracia no solamente se la vota, a la democracia se la defiende, se la defiende de los golpistas y de los corruptos.”

“Y mucho menos cuando algunos de estos personajes fueron protagonistas en los 70s de la utilización del asesinato como instrumento político para intentar llegar al poder en nombre del socialismo nacional”.

Unas horas después, comenzaron a llegar las amenazas que se sostuvieron toda la noche:

“El grupo isis tiene qdestruir a los K y CFK y los militantes ignorantes matarlos uno x uno no merecen vivir”.

“Dejá de joder, solo se vive una vez…acordate de los Cadillacs…”yo te aviseee…y vos no me escuchaste”….estamos ahí muy cerca de tu mundo…”.

Pese a los esfuerzos del gobierno de Mauricio Macri y sus voceros en los medios de comunicación por denunciar violencia desde el kirchnerismo, lo cierto es que los episodios que se suceden desde principios de año fueron todos contra referentes, periodistas o militantes de este espacio y fueron llevados adelante en muchos casos por personas directamente relacionadas con el partido de gobierno.

-Ataques a locales partidarios de La Cámpora y el Peronismo Militante.

-Ataques con balas de plomo contra las militantes que inauguraban un local de Nuevo Encuentro por el que se encuentra detenido el aportante del PRO Alejandro Sidero.

-Situaciones violentas en aeropuertos y aviones contra Carlos Zannini, Aníbal Fernández, Martín Sabbatella, entre otros.

– Asalto violento a la oficina de Guillermo Moreno.

-Asalto violento con mensaje mafioso a la casa de la periodista Cynthia García.

-Anoche, una granada en la puerta de la casa de la jueza que falló contra el tarifazo.

Estos son solo algunos; la lista es larga y se suceden cada día las amenazas y los hechos de violencia incitados desde el gobierno y los medios de comunicación estatales.

Pese a las denuncias manipuladas desde los medios de comunicación, que llegaron ayer al paroxismo con el insólito editorial de Alfredo Leuco titulado “Como los Nazis” hablando de una “intifada” y de los planes para asesinar al presidente de la Nación cuando hasta el mismo jefe de la policía bonaerense reconoció que ni siquiera se tiró una piedra en el acto en Mar del Plata, no hay ningún hecho de violencia que involucre a dirigentes del macrismo.

Un tweet con una amenaza contra el presidente o su familia es tomado como un hecho de Estado, llevado a la justicia y el autor permanece preso, mientras que  miles de tweets y mensajes con amenazas recibidos todos los días por los dirigentes kirchneristas son absoluatmente ignorados.

Alfredo Leuco, que fue un militante comunista en los años setenta, debería saber bien que la violencia se genera desde el Estado, y que una fuerza para estatal como fue la Triple A no surge en un momento por la decisión de una persona sino por la acumulación de mensajes e incentivos, la declaración de un enemigo y la convocatoria a un grupo violento a armarse en contra de una ideología. Todo lo que él hizo ayer desde su editorial.


Nota

  • No puede dejar de sonarme irónico que este título, La Triple M o Las Tres Emes, fuera una broma interna del grupo de jóvenes montoneros provenientes de la UES y sus afluentes (el MAS, ASEM, etc.) que acaudillaba Cristian Caretti y que tenía como base de operaciones la pizzería San Martín de Salguero y Santa Fe en 1975 y parte de 1976. Y es que decían ser “Los montoneros más malos”.

Caretti fue muerto en un enfrentamiento con la policía el 4 de septiembre de 1976, en Paraná y Avenida Maipú, Martínez, cuando a las 8 de la mañana esperaba con otros compañeros, también muertos, el paso de un ejecutivo norteamericano de la firma textil Sudamtex, supongo que con el ánimo de secuestrarlo. Según me han contado, Patricia Bullrich, apodada “Kali” y que se hacía llamar entonces “Carolina Serrano” llegó tarde a la cita y alcanzó a ver los cadáveres, tal como habría declarado en sede judicial al recuperarse la democracia, en los años ’80. Es  una paradoja que ahora, ministra de Seguridad y allegada a la CIA y el Mossad sea ella quien más fogoneé un clima de miedo. JS

Comentario (1)

  1. Ester Cardozo-Bellefleur

    Este mal nacido no solo me avergüenza como argentina sino como judía.. somos millores que lo repudiamos.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: