IRLANDA DEL NORTE: El Brexit reabrió la herida más peligrosa de la política británica

El asalto protestante al barrio católico de Belfast tiene un potencial letal: recuerda al ataque de 1969

Bombas de gasolina y pedradas en las puertas del “muro de la paz” de Belfast que separa a las comunidades protestante y católica

El Protocolo sobre Irlanda e Irlanda del Norte, acordado entre la Comisión Europea y el Reino Unido en su salida de la UE, evita una frontera física entre Irlanda e Irlanda del Norte, para proteger el Acuerdo de Viernes Santo de 1998 que puso fin al conflicto. La hostilidad entre católicos y protestantes en Irlanda del Norte nunca se extinguió, pero durante 23 años dicho Acuerdo ha mantenido un equilibrio entre las dos comunidades. Ahora está a punto de romperse gracias al Brexit. La nueva frontera reguladora entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido ha creado una frontera en el Mar de Irlanda y los unionistas dicen que eso perjudica a la comunidad protestante.  Con estas quejas como telón de fondo, el pasado 30 de marzo empezaron una serie de disturbios en áreas lealistas de Irlanda del Norte.  La noche del miércoles 7 de abril de 2021, una turba protestante usó automóviles para abrirse paso a través de las enormes puertas de acero en el llamado muro de la paz que divide a los protestantes de los católicos en el oeste de Belfast.  Ese ataque lanzado hace una semana desde la protestante Shankill Road hacia la católica Springfield Road en el oeste de Belfast tiene un potencial letal porque inevitablemente trae los ecos del ataque de 1969. La noche del 15 de agosto de aquel año, una turba protestante irrumpió en la parte católica del oeste de Belfast e incendió casas en Bombay Street y sus alrededores, lo que obligó a la población católica a huir. Los hechos fueron claves para la creación del IRA Provisional. Los analistas señalan que “ni una Irlanda unida ni una guerra civil entre ambas comunidades están a la vuelta de la esquina, pero Irlanda del Norte ha vuelto como la herida abierta más peligrosa en la política británica”. MM

NOTA EN REVUELTA GLOBAL

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: