ACERCA DE VICENTÍN. Columna de Artemio López e ilustraciones que se burlan de las lágrimas de cocodrilo del gorilaje.

Presentación: Presunto logo de la Vicentín estatizada. Podría ser apócrifo // No se ha hecho aquí ayer ningún comentario sobre la muy reclamada intervención del diversificado Grupo Vicentín (ver gráfico) con vistas a su estatización de la (entre otras cosas) gran cerealera. Mientras, asistimos a la hiperbólica, ridícula indignación de tantos supuestos colegas que han vendido no sólo su fuerza de trabajo sino también su alma a Clarín, La Nación y compañía, quejas tan exageradas que motivaron a que Aníbal Ibarra recordara que la posibilidad de expropiar empresas se encuentra en la Constitución de 1853 y no en el manifiesto comunista. Tanto rasgarse de vestiduras motivo a artistas populares a tomarles el pelo (ver ilustraciones más abajo). Artemio López (@Lupo55) ha tuiteado para recordar los sombríos antecedentes de la compañía que se trata de recuperar y poner al servicio del pueblo.
Antes, un video pone a autos quienes necesiten conocer qué es Vicentín y por qué será expropiada.

Vicentin, su pasado y la dictadura

Efren Venturini era un empleado de Vicentin que fue secuestrado en octubre de 1976 junto a todo el cuerpo de delegados de la empresa, los secuestraron de adentro de la cerealera y con milicos con ametralladoras acompañados por el jefe de personal. Efren estuvo más de un año secuestrado o blanqueado. Al día siguiente al secuestro en las casas de los secuestrados recibieron telegramas de la empresa donde les daban 24 hs. para presentarse sino los despedirían con causa.

Vincentín se diversificó mucho.

Años después, en el 82, fue una de las empresas favorecidas por la “licuación de los pasivos empresariales” junto a las empresas de Macri. El estado asumió como propias las deudas de las empresas.

Durante el gobierno de Macri y la Presidencia del Banco Nación de Gonzalez Fraga, se le prestaron 18.000 millones de pesos para solucionar sus problemas pero pusieron trece millones y medio para la campaña de Macri y fugaron el resto.

Hoy (por ayer) el Presidente Fernández la interviene y envía un proyecto de ley al Congreso para su expropiación. Esperemos que los legisladores estén a la altura de las circunstancias aprueben rápidamente el proyecto para que el estado nacional pueda recuperar algo de lo que Macri, Gonzalez Fraga y los Vicentin le robaron y así los empleados no pierdan sus fuentes de trabajo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: